infografías

¿Qué tan contaminado está el aire de su ciudad?

Artículos y contenidos relacionados para el especial multimedia.

Desde hace años,  Antioquia, Cundinamarca y La Guajira, reportan mediciones mayores a lo permitido. 

Las autoridades de Bogotá declararon este jueves la alerta amarilla ambiental en toda la ciudad por los altos niveles de contaminación ambiental, esto debido a que la Red de monitoreo de la calidad del aire en la capital indica que en las estaciones de Tunal, Usaquén, Kennedy y Suba el índice de material particulado PM2.5 está por encima del permitido y esto puede ocasionar problemas de salud.

Las precauciones también se viven en otras regiones del país. Este miércoles el aire de Medellín y otros municipios del Valle de Aburrá amaneció deteriorado debido a que 15 estaciones de monitoreo de la calidad del aire estaban en color naranja en el inicio de la mañana. Afortunadamente, la situación mejoró con el paso de las horas y este 15 de febrero se reportó que la mayoría de las estaciones se encuentran en amarillo.

Este próximo 18 de febrero comenzará a regir en la capital antioqueña el estado de prevención declarado por los 10 municipios del Valle de Aburrá y la autoridad ambiental Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva), con el fin de evitar una contingencia en la calidad del aire que llegue a niveles críticos y cuya ocurrencia es muy posible entre febrero y marzo. Las medidas incluyen pico y placa ambiental, de lunes a sábado con dos dígitos de más, así como un mayor control a las fuentes fijas (industrias) y móviles (vehículos).

Cabe recordar que en últimos años la contaminación del aire se ha convertido en una problemática de vital atención para las autoridades ambientales de algunas regiones del país.En Antioquia, Cundinamarca, Norte de Santander y La Guajira, las mediciones de las diferentes estaciones encargadas de monitorear la calidad aire han reportado, según el último informe del IDEAM publicado en noviembre del 2017, niveles indicativos de micro partículas contaminantes (PM10 y PM2.5) por encima de la norma permitida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Y es que por su tamaño y facilidad para penetrar en las vías respiratorias, las partículas PM10 y PM2.5 fueron sido establecidas por la OMS como los agentes contaminantes más peligrosos para las personas.

(Revise cómo se encuentra el estado de la calidad del aire de su región de acuerdo con los reportes indicativos de las estaciones que monitorean las partículas contaminantes PM10)

En La Guajira, la estación de monitoreo de Las Casitas, según el informe publicado por el Ministerio de Medio Ambiente y el Ideam hace dos años, registró una de las mayores concentraciones de partículas contaminantes PM10 del país, durante el 2016 (91). Ante la emergencia, las autoridades departamentales reubicaron a la población que habitaba en la zona damnificada.

“Para afrontar lo que está sucediendo con el aire hemos reforzado nuestro personal técnico y cada vez se realizan más estudios al respecto. Esta situación nos obliga a ser precavidos y a fomentar las medidas de prevención necesarias para que los efectos en la salud de las poblaciones afectadas no sean mayores”, afirma Oscar Julián Guerrero, experto en Calidad del Aire del Ideam.

Por otro lado, los municipios de Mosquera, Madrid, Tocancipá, Sopó, Tenjo y Ubaté, en Cundinamarca, aceptaron participar de un plan piloto de la Corporación Autónoma Regional (CAR) y la Corporación Ambiental Empresarial (Caem) de la Cámara de Comercio de Bogotá, para medir cuántas toneladas de gases de efecto invernadero (GEI) emite el departamento y así tener un mayor entendimiento de la problemática en la región.

"Ese es el primer paso: conocer cuánto se emite y en qué sectores. Así se podrán formular proyectos”, señaló William Rodríguez, miembro de la Caem.

Cabe recordar que en el 2017 el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible presentó la nueva norma de Calidad del Aire (Resolución 2254 de 2017), que plantea las acciones que se deben tomar desde el Gobierno Nacional para alcanzar niveles adecuados que permitan proteger la salud de los colombianos, entre ellas están la gestión preventiva y avanzar hacia la medición de la calidad del aire en tiempo real.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que un 72 por ciento de las defunciones prematuras relacionadas con la contaminación del aire exterior en los últimos cinco años se debieron a cardiopatías isquémicas y accidentes cerebrovasculares, mientras que un 14 por ciento fueron por neumopatía obstructiva crónica o infección aguda de las vías respiratorias inferiores, y el 14 por ciento restante, por cáncer de pulmón.

NACIÓN

En Twitter: @ColombiaET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.