Medellín

Llevar ‘coca’ al trabajo, una opción para comer mejor

La alcaldía de Medellín lanzó un recetario con 20 preparaciones saludables para llevar al trabajo.

Coca al trabajo

El programa hace parte del Equipo de Seguridad Alimentaria de la Alcaldía de Medellín, que hace parte de la secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos. Se imprimieron 5.000 ejemplares

Foto:

Guillermo Ossa. EL TIEMPO

Por: Miguel Osorio Montoya
28 de octubre 2018 , 08:30 a.m.

Es posible llevar platos gourmet, saludables, balanceados y baratos en la coca para el trabajo. Ese es el mensaje que envía la alcaldía de Medellín para que las personas de todos los estratos sociales entiendan que la comida saludable no está solo en los más fastuosos o exclusivos restaurantes.

Con ese fin lanzaron un pequeño recetario parecido a un calendario. La publicación, que parece más un fanzine que un libro de recetas, trae 20 preparaciones sencillas para que las personas puedan, desde su casa y sin ingredientes demasiado complicados de conseguir, armar un plato que cualquier restaurante de Medellín tendría en su carta.

Esteban Gallego, director del Equipo de Seguridad Alimentaria de la Alcaldía de Medellín, explica que el proyecto del recetario comenzó luego de realizar un concurso con los ciudadanos. En este, las personas sacaron sus mejores recetas y pusieron en acción todos sus conocimientos culinarios. Esas recetas, de alguna manera, fueron la materia prima de la publicación. Luego, estas fueron diseñadas por cuatro gastrónomos.

Nos dimos cuenta de que Medellín es una ciudad multicultural en el tema de la comida. Por eso incluimos platos muy variados al recetario: van desde hamburguesas hasta cremas de tomate o crepes

Estos expertos fueron quienes idearon los platos de la mejor manera posible. Es decir, que las preparaciones fueran completamente balanceadas desde el punto de vista nutricional. Pero Gallego resalta otra etapa importante en la construcción del proyecto.

En una fase previa se investigó el paladar de los medellinenses. Así, el equipo hizo casi un trabajo etnográfico para saber qué se come en los barrios de la ciudad. Lo que encontraron fue llamativo.

En algunos sectores se han asentado familias provenientes de otras regiones del país. De esta manera se explica que en un sector del Popular 1 se consuma plátano en demasía y no arepa, una de los alimentos típicos de la ciudad. Lo que sucedió allí, expone Gallego, es que durante varias décadas se han asentado familias provenientes del Urabá antioqueño.

Si a un niño le das pollo y ensalada es muy probable que deje lo segundo. Se podrá comer el pollo, pero deja el tomate, la lechuga. En cambio, si le das un crepe, se come las verduras

“Nos dimos cuenta de que Medellín es una ciudad multicultural en el tema de la comida. Por eso incluimos platos muy variados al recetario: van desde hamburguesas hasta cremas de tomate o crepes”, comenta el funcionario.

Dentro del librito, como lo explica Gallego, hay muy variadas recetas que buscan que las personas coman de manera balanceada. “Si a un niño le das pollo y ensalada es muy probable que deje lo segundo. Se podrá comer el pollo, pero deja el tomate, la lechuga. En cambio, si le das un crepe como el que aparece en el recetario, se lo va a comer todo junto en un plato muy balanceado”, argumenta Gallego.

Hay otro elemento importante: los platos son económicos
. Mientras en un restaurante una sola preparación puede costar entre 25.000 y 35.000 pesos, el director del proyecto asegura que al hacerlos en casa ninguno de ellos sube de 6.000 pesos.

Incluso, en los recorridos que desde su despacho hacen por los barrios de Medellín para enseñar a la gente a comer de manera saludable, se les ha enseñado a cultivar sus propias verduras. Esta idea parte de la premisa de que es posible cultivar en terrazas y en medio de la ciudad. Algunas familias, por ejemplo, siembran su propio zucchini (calabacín), que en restaurantes tiene un precio elevado.

Hice la berenjena rellena y la sopa de tomate con pollo. Es muy valioso que den opciones de cocina diferentes con los mismos ingredientes que uno tiene

Milena Henao, una ciudadana que recibió el recetario durante la Semana de la Alimentación, que se celebró en la ciudad entre el 16 y 19 de octubre, cuenta que ya comenzó a hacer los platos que en este aparecen: “Hice el lomo de cerdo en cama de verduras. De verdad, es muy sencillo de hacer; además, los ingredientes son económicos. Me quedó deliciosa y ahorré tiempo a la hora de preparar la ‘coca’”.

Tatiana Suárez, por su parte, relata que tiene dos hijos y les ha preparado las recetas incluidas en la publicación. “Hice la berenjena rellena y la sopa de tomate con pollo. Es muy valioso que den opciones de cocina diferentes con los mismos ingredientes que uno tiene. Es gratificante saber que les estamos dando comida saludable a nuestro hijos”, cuenta Suárez.

Y este es uno de los puntos esenciales de la publicación. Según explica Gallego, los ingredientes que se requieren para las preparaciones están en la nevera, al alcance de la mano: tomate, carne de res, pollo, maíz tierno, cebolla, papa capira. “De eso se trataba, de que fueran recetas fáciles y prácticas”, puntualiza el funcionario.

Los creadores esperan que el recetario permita que los medellinenses lleven mejores almuerzos al trabajo y se alimenten de manera balanceada y económica.

Miguel Osorio Montoya
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN
@MigoroMontoya

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA