Medellín

Medellín lucha contra el estigma de Pablo Escobar

Desde el relato de las víctimas se muestra la fatal influencia que tuvo el narco sobre la ciudad.

Medellín pelea contra el estigma de Pablo Escobar

Foto del barrio Pablo Escobar en Medellín.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Por: Carolina Ruiz
02 de diciembre 2018 , 07:01 a.m.

A pesar de la fría mañana y de la bruma que envuelve la ciudad, los cuatro extranjeros, con sus atuendos veraniegos, esperan en el punto acordado la llegada del vehículo que los llevará a recorrer los lugares más representativos que dejó la vida de Pablo Escobar. Dos irlandeses y dos estadounidenses miran con atención por la ventana del vehículo los puntos que les señala el guía, mientras les cuenta con un inglés básico un poco de historia de la ciudad.

Manuel Garcés, director de Epic Tours, cuenta que el objetivo del recorrido que lleva el nombre de quien fue el narcotraficante más buscado del mundo es el de contar la historia desde el lado que los extranjeros no conocen, desde el lado de las víctimas y del dolor que vivió el país en las décadas en las que el narcotráfico estuvo en su punto más álgido.

Él, como orientador turístico, cree que los recorridos conocidos como narcotours pueden cambiar la imagen heroica de Escobar si estos son contados no solo a partir de la crudeza y el dolor que vivió la sociedad en las décadas de violencia, sino también desde la transformación que ha vivido la ciudad en los últimos 30 años.

Desde esta empresa hacemos el tour de Pablo Escobar, pero no desde esa parte fantasiosa y morbosa, sino desde la pasión de una persona a la que le tocó vivir esa época llena de incertidumbre por el miedo de dejar de ver a los nuestros”, explica Garcés.

Primera estación: Mónaco

Y es que Garcés también fue víctima directa de la herencia violenta de Escobar. Frente al que alguna vez fue el hogar de Escobar y su familia, les describe a sus clientes cómo fueron los años en los que el capo, por demostrar a las altas clases que él también podía tener un espacio en la mejor zona de la ciudad, compró un lote frente al club más reconocido de la época, mientras cuenta que en su juventud perdió a más de 20 amigos a causa de la guerra entre carteles.

Mauricio Builes, investigador y docente de la Universidad Eafit, coincide con Garcés en que una de las estrategias para terminar con la imagen positiva del narcotraficante en el exterior es que desde la administración municipal se construyan proyectos para trabajar en conjunto con los encargados de guiar a los visitantes de la ciudad.

“Una tarea que a mí me parece muy fácil y barata es, por ejemplo, saber quién está haciendo esos recorridos y ofrecer una serie de talleres sobre la historia de esos años. Que sigan haciendo sus narcorrecorridos, pero que les den esa información adicional a los turistas y a los locales”, indica el docente.

La figura de Pablo Escobar es llamativa desde el punto de vista narrativo porque es el típico ‘héroe’ que lucha solo contra el Estado, lo pone tras las cuerdas y les ayuda a los pobres.

Además de su proceso investigativo sobre el narcotráfico, Builes también lidera un proyecto de narcotours digitales en compañía de un grupo de estudiantes universitarios. Los escenarios son los mismos de los recorridos tradicionales, pero relatados desde la visión de los afectados.

El investigador explica que el proceso surge a partir de su experiencia en la producción de un documental para la televisión rusa sobre ‘Popeye’.
“Eso me dejó muy afectado, entonces les propuse a los estudiantes hacer el mismo recorrido, pero con un relato distinto”, dice.

Como académico, el docente manifiesta que la figura de Pablo Escobar es llamativa desde el punto de vista narrativo porque es el típico ‘héroe’ que lucha solo contra el Estado, lo pone tras las cuerdas y les ayuda a los pobres. Al menos, esa es la versión que se ha vendido desde la ficción y que los espectadores consumen como algo veraz.

Segunda estación: La Catedral, la prisión escondida

Entre las montañas se asoman las ruinas de La Catedral, lugar donde estuvo Escobar y que actualmente alberga a más de 50 adultos mayores en un ancianato a cargo de un sacerdote que tiene como advertencia que ‘quien no conoce la historia está condenado a repetirla’ en los carteles colgados en la entrada, refiriéndose a los discursos que ofrecen algunas jornadas turísticas.

Garcés y sus acompañantes se meten por los estrechos caminos de la antigua prisión mientras se empinan para divisar, al menos un poco, sobre los muros que todavía quedan en pie a pesar de los años y la ausencia de prisioneros.

I think that Pablo Escobar was a bad guy”, dice Agust, el ciudadano irlandés que forma parte del grupo que sigue los pasos de Garcés y se refiere a Escobar como uno de los hombres que más han hecho daño en el mundo. Al fondo, las nubes comienzan a esconder la parte que del sur de la ciudad se alcanza a divisar desde lo alto.

Tercera estación: casa donde murió, el último suspiro del mal

Luego de más de 20 minutos de recorrido por La Catedral, el grupo de turistas regresan a la ciudad para recrear, a partir del relato de Garcés, cómo fue el último día de Escobar. El tejado donde fue ultimado continúa casi intacto luego de 25 años, mientras la casa que fue el refugio de sus últimos días ha logrado transformarse con el tiempo con una escuela de español para extranjeros.

Como la edificación, Garcés también ha sobrevivido a las consecuencias del tiempo. Poco menciona su experiencia para centrarse en los muertos que quedaban tendidos en las calles de la capital antioqueña. Sin embargo, lejos de los visitantes, explica que dos de sus tíos resultaron heridos luego de la bomba que explotó en la que fue la plaza de toros La Macarena en 1991.

“Los hijos de nuestros hijos hacemos este tour en memoria de las personas que perdieron la vida y de aquellas que quedaron con secuelas luego de esa cultura mafiosa. Este no es un narcotour porque en ningún momento vendemos droga ni llevamos a los clientes a los lugares donde la venden. Aquí mostramos lo que dejó todo ese mal, pero también la forma como hemos salido adelante”, menciona el guía.

A diferencia de esta empresa, el proyecto de Mauricio Builes llega a los lugares que no están en los recorridos típicos de Pablo Escobar. Es así como Bogotá, una de las ciudades más afectadas en ese entonces, es incluida y narrada por aquellos que continúan cargando el peso de la violencia.

Hay una translocación de principios, y ese es el gran problema. Lo que vivimos en los 70, 80 y 90 se convirtió en una revolución anticultural, una revolución mafiosa.

Cuarta estación: la tumba del capo

El académico explica que su iniciativa le ha permitido tener dos importantes revelaciones frente al tema. La primera es que la gente poco habla al respecto y que las víctimas han permanecido en silencio a pesar de las décadas.

La segunda revelación, pero no menos importante, es que Medellín “está encartada con la memoria de Pablo” y que la ciudadanía apenas se está dando cuenta de que es un asunto que debe ser abordado con urgencia para que sus secuelas no sobrepasen el desarrollo de la sociedad.

Frente a la tumba vacía, los visitantes, conscientes de que este es solo un final momentáneo en el camino, aseguran que llevan una imagen totalmente distinta a la que están acostumbrados a ver desde sus países de origen. Las cifras de los muertos tal vez sean olvidadas por ellos, pero las huellas del recorrido los acompañarán los suficiente para tener otro punto de vista de la historia.

Quinta estación: la lucha contra la mafia, como final del recorrido

Medellín sigue siendo una ciudad mafiosa. Así lo cuenta Manuel Villa, secretario privado de la ciudad, al contar que la herencia del narcotráfico sigue latente. El secretario enfatiza en que no es Pablo Escobar el problema de los vestigios, que no es la mafia la que permite que todavía se imagine a la urbe como un lugar violento, que es el sistema de ilegalidad arraigado como cultura.

Los valores tradicionales, explica Villa, se desdibujaron debido a la creencia de que se puede conseguir dinero fácil por encima de las normas. “Hay una translocación de principios, y ese es el gran problema. Lo que vivimos en los 70, 80 y 90 se convirtió en una revolución anticultural, una revolución mafiosa, y lo que hizo fue tergiversar los valores y los referentes de legalidad para cambiarlos”.

Aunque las distintas administraciones han emprendido iniciativas para luchar contra la problemática, según el funcionario, existe un enorme vacío en la historia. Vacío que, como cuenta él mismo, se ha encargado de llenar la ficción a través de las producciones audiovisuales que nuevamente posicionan el tema.

“Fueron 30 años donde sí se publicaron noticias, libros, algunos documentales, pero no se hizo de manera sistemática, reflexiva y consciente. Es decir, no se hizo memoria. Por el contrario, la ficción nos lo ha venido repitiendo desde la narrativa que a ellos les gustó”.

Por eso, una de las estrategias de la actual alcaldía es volver a la historia a partir de una serie de acciones en el marco de la lucha contra la ilegalidad.

La propuesta de una producción audiovisual de la talla de las producidas por Netflix, la construcción de una ruta de víctimas y la demolición del edificio Mónaco, para construir en su lugar un parque en memoria de las víctimas, son parte de las gestiones que adelanta la alcaldía.

“Sabemos que nos queda un año antes del comienzo de un nuevo gobierno y que es probable que no nos alcance el tiempo, pero el objetivo es dejar un precedente para que las futuras alcaldías continúen con este legado. Nos preocupamos por la transformación de la ciudad, pero nos queda faltando mucho en la transformación de la sociedad”, dice el funcionario.

CAROLINA RUIZ
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA