Medellín

Paseo de olla sigue siendo tradición en puente de Reyes, en Antioquia

En varios municipios del valle de Aburrá, familias y amigos disfrutaron el festivo en charcos y ríos

Paseos de olla en Antioquia

Aunque en el sitio se veían por todas partes fogones improvisados, muchas familias decidieron comer en restaurantes.

Foto:

Jaiver Nieto/ETCE

Por: Medellín
07 de enero 2019 , 07:09 p.m.

Muchos paisajes naturales del valle de Aburrá estuvieron repletos de personas este fin de semana, para disfrutar el Puente de Reyes con el tradicional paseo de olla a charcos y ríos. Los charcos de Barbosa, al norte, fueron uno de los escenarios en los que familias y amigos se reunieron para tomar el sol, nadar, acampar y cocinar en leña.

Desde el inicio de la mañana de ayer, a pie y en vehículos particulares y de servicio público, empezaron a llegar las personas, cargadas de ollas, carpas, salvavidas inflables e insumos para cocinar el mejor sancocho. Reunidos en grupos, escucharon música, nadaron y se divirtieron.

Idalia Acevedo llegó desde Manrique con su primo, su hijo, su sobrina y su hermana para acampar durante el día, bañarse en el charco y almorzar en uno de los locales del lugar.

“Siempre hemos venido con toda la familia en el puente de Reyes, nos gusta mucho porque nos distraemos, salimos de las ciudad, nos integramos como familia y cambiamos de ambiente”, expresó la mujer.

Paseos de olla en Antioquia

En varios municipios del valle de Aburrá, familias y amigos disfrutaron el festivo en charcos y ríos.

Foto:

Jaiver Nieto/ETCE

Adriana Ospina, quien llegó desde Campo Valdés con su esposo, sus tres hijos, su cuñada y su suegra, contó que esta es una tradición familiar ir a los charcos en puente de Reyes.

“Nos gusta mucho porque se reúnen las familias. Este año no vamos a hacer sancocho como los años pasados, pero vamos a comer por acá y alquilamos inflables para que los niños puedan nadar más seguros”, dijo.

Aunque en el sitio se veían por todas partes fogones improvisados, muchas familias decidieron comer en restaurantes. Para Rubén Darío Carmona, propietario de uno de ellos, este puente festivo es el desquite de los comerciantes de la zona, pues ningún fin de semana del año reúne tantas personas.

Siempre hemos venido con toda la familia en el puente de Reyes, nos gusta mucho porque nos distraemos, salimos de las ciudad, nos integramos como familia y cambiamos de ambiente

Sancocho de gallina, de bagre, de pollo, bandeja paisa, tilapia, cerveza y otras bebidas forman parte de la oferta de Carmona, quien dice que el único problema que encuentran son las basuras que quedan tras la salida de los visitantes.

Campañas y controles

Justamente, para evitar estas situaciones dañinas para el medioambiente, durante el puente de Reyes, una comisión de Corantioquia se desplazó a los sitios de mayor afluencia de personas para hacer campañas de sensibilización. La labor la comenzaron el 3 de enero y buscaba que los ciudadanos entiendan la importancia de disfrutar los espacios naturales, al tiempo que cuidan de ellos.

Carlos Andrés Naranjo, subdirector de Regionalización de Corantioquia, explicó que estas fechas implican reforzar las tareas de sensibilización y de control, pues hay riesgos como incendios y tráfico de fauna y flora.

Paseos de olla en Antioquia

Los funcionarios de Corantioquia estuvieron en las distintas zonas este fin de semana para hacer campañas y controles.

Foto:

Jaiver Nieto/ETCE

Entre las recomendaciones que los funcionarios de la autoridad ambiental les dieron a los visitantes estaban no talar árboles para hacer las fogatas, asegurarse de que quedaran bien apagadas, no dejar residuos sólidos en el lugar y no llevarse plantas o animales que encontraran en la zona.

En total, Corantioquia hizo 27 operativos de control y jornadas pedagógicas, de las cuales 9 fueron ayer. Balnearios, terminales de transporte, vías y otros sitios turísticos fueron los focos en los que se concentraron las acciones.

Para el caso del valle de Aburrá, los sitios con mayor afluencia de personas en el puente de Reyes son: los charcos de Barbosa; el corregimiento San Félix, en Bello; la reserva La Romera, en Sabaneta; El Salado, en Envigado, y La Clara, en Caldas.
En total, la autoridad ambiental sensibilizó a más de 5.000 personas en los sitios de su jurisdicción e hizo operativos de control, con apoyo de la Policía, en vehículos particulares y de servicio público.

Paseos de olla en Antioquia

En el lugar, las personas aprovecharon para nadar y tomar el sol.

Foto:

Jaiver Nieto/ETCE

Al cierre de esta edición, había sido decomisado un perico en Caucasia (el domingo) y fueron entregados de forma voluntaria una lora y una tortuga morrocoy. Este fin de semana, agregó Naranjo, no hubo decomiso de madera.

El funcionario recordó que el tráfico de fauna silvestre es muy común en estas fechas y que las personas que incurran en él podrían acarrear multas de hasta 5.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes, así como penas en prisión entre 48 y 108 meses. Todo depende del grado de peligro en el que esté la especie retirada de su hábitat.

Las acciones de control de Corantioquia no se limitaron a las zonas rurales del valle de Aburrá. También hubo acompañamiento a los bañistas que asistieron a paseos en los balnearios más visitados de municipios como Santa Fe de Antioquia, Betania, Jardín, Andes, Támesis, Jericó, Guadalupe y Cisneros.

Solo en diciembre se decomisaron 98 metros cúbicos de madera, cifra muy superior al mismo periodo de 2017, cuando se retuvieron 34 metros cúbicos

Asimismo, las acciones de este inicio de año se suman a las realizadas en las temporadas de descanso en 2018, cuando se hicieron 359 operativos, en los que fueron sensibilizadas directamente 70.720 personas, fueron recuperados 278 metros cúbicos de madera y 51 animales silvestres.

“Solo en diciembre se decomisaron 98 metros cúbicos de madera, cifra muy superior al mismo periodo de 2017, cuando se retuvieron 34 metros cúbicos”, indicó la autoridad ambiental en un informe.

Para Ruth Ortiz, quien estuvo en Barbosa ayer con 29 amigos, estas acciones son muy importantes porque crean conciencia en las personas que van a disfrutar el puente festivo. Ella y sus acompañantes, que llegaron desde Moravia, prepararon sancocho en el sitio y disfrutaron del agua.

“Venir acá cada puente de Reyes es muy tradicional porque es como un trance a empezar un nuevo año. Tenemos especial cuidado con los niños porque no se sabe en cuál parte está más hondo el río”, puntualizó Ortiz.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA