Medellín

El perro rescatado de las calles que ahora es modelo

A Patacón lo adoptaron un veterinario y su novia. Ya ha participado en varias campañas publicitarias

Perro Patacón

El color café claro del perro resultó alegórico al nombre que siempre soñó la joven que lo adoptó para la mascota que quería tener.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Por: Néstor Alonso López López
06 de febrero 2019 , 12:12 p.m.

Patacón se porta como todo un modelo profesional en pasarela. Camina recto hacia la cámara y dirige la vista directo al lente. Cada vez que su ama le ordena con movimientos sutiles de la mano (en la que porta la galleta que luego será su premio) que emprenda una acción, está atento a obedecer al instante.

Así es como se para en las dos patas traseras y hace giros completos con su cuerpo, choca la pata delantera con la mano de quien está en frente suyo –como se hace entre humanos cuando dos buenos amigos se encuentran– o se posa apacible. Siempre mira altivo, como si fuera de la mejor de las familias perrunas, aunque el escaso pedigrí no le da para reclamar pergaminos nobiliarios.

Patacón es un ‘puro criollo’ e incluso, en sus primeros meses de vida, no pasó de ser un callejero simpático pero para nada agraciado debido al abandono.

El día en que una veterinaria se lo topó en una tienda en Zapatoca (pueblo turístico de Santander) llevaba el pelo tan sucio que no se sabía de qué color era, y greñudo como estropajo. En cambio, traslucía una inteligencia sin igual.

Perro Patacón

A la izquierda aparece el can recién recogido, y a la derecha, posando como todo un profesional del modelaje en plena pasarela.

Foto:

Cortesía

Luego de que su benefactora le gastó mil pesos de salchichón, el can no le quitó la mirada de encima y tan pronto como ella salió y se montó con su acompañante en una moto, los siguió a toda velocidad por cuatro a cinco cuadras, hasta que se conmovieron y les hicieron un lugar en el vehículo a él y sus pulgas para llevarlos consigo hasta Bucaramanga.

En esa ciudad, a los pocos días fue el encuentro con Marcel Ernesto Quintero, su actual cuidador, también veterinario y especializado en cardiología animal. Aunque el profesional vive en Medellín, había ido a Bucaramanga a atender a varios pacientes en el consultorio de la colega que había rescatado al perro.

Perro Patacón
Perro Patacón

A la izquierda aparece el can recién recogido, y a la derecha, posando como todo un profesional del modelaje en plena pasarela.

Marcel asegura que ahí conoció el amor a primera vista. Cuenta que desde hacía tiempos él y su novia, María Cecilia Bayona, habían hablado de adoptar una mascota. De hecho, sabían que se llamaría Patacón. Y este se ajustaba a lo que habían soñado: tenía los bigotes, la cresta, el tamaño perfecto y hasta el color café amarilloso que caracteriza a este alimento tropical.

“Patacón es un perro mestizo, pero las razas que más se le aproximan pueden ser los Fox Terrier y los Schnauzer pelo de alambre”, dice Marcel.

Le mandó una foto de él, pues ella estaba en Medellín, donde residen –ya desparasitado y esterilizado– y la decisión de tomarlo fue inmediata.

Artista natural

La vocación de modelo se la descubrieron por azar. Todo comenzó el 19 de enero del 2018, cuando María Cecilia le abrió una cuenta en Instagram para promocionar con su imagen –bien bañado, motilado y acicalado– los servicios de Marcel.

Después, hacia marzo, se catapultó aún más cuando publicaron la foto que le hicieron en una feria de mascotas del centro comercial Santafé, de Medellín: le habían comprado una pañoleta verde, de suerte que a los cibernautas les causó gracia su similitud con un patacón con guacamole y la repostearon sin cesar.

Perro Patacón

Patacón fue adoptado en octubre del 2017, con unos siete meses. La primera publicación de él en Instagram fue el 19 de enero del 2018 y de ahí en adelante no ha parado.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Su primer trabajo en pasarela fue para una campaña de ropa canina, luego de que la marca lo seleccionara en un concurso para lucir sus pañoletas. En la foto de esa experiencia, Patacón aparece con una pañoleta estampada de insectos con rostro de extraterrestres y el pago fue con los mismos productos.

Posteriormente, Bancolombia lo contrató como embajador de su seguro para animales domésticos y le pagó con una póliza por un año. De ahí han venido otros tratos con productores y comercializadores de accesorios, correas y alimento para perros.

También, con una empresa de productos individualizados para personas. Lo más reciente ha sido un calendario en el cual su rostro ilustra el mes de enero y una campaña para un centro comercial, que todavía no ha salido.

Perro abandonado

Cuando Marcel viaja lleva a Patacón, o si no lo deja al cuidado de María Cecilia, quien trabaja en casa.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Aparte y dada la presencia tan intensa en redes sociales, se ha ganado varios concursos, como uno que el año pasado, por la temporada del Mundial de Fútbol, libró a sus amos de comprarle la alimentación para seis meses, cuando representaba a Suecia.

A la final llegó con Nina, una Yorkie de un café más oscuro que el suyo y moño rojo en el cuello; la superó con 1.700 votos contra 1.600 de los fans, y todo gracias a su carisma y a la intensa labor de María Cecilia por promoverlo en las redes sociales. Lo que hace diferente a Patacón, según ella, es ser un criollo encantador, a lo cual le ayuda el nombre llamativo, la cresta que juega con el nombre y la postura de perro juicioso.

Él consume dos kilos de concentrado al mes, duerme 10 horas al día y siempre espera ansioso que lo saquen a pasear, tres veces al día, para, de paso, depositar sus ‘gracias’. También, una vez al mes lo llevan al spa a que lo peluqueen, bañen, le limpien los dientes y oídos, y lo acicalen.

“Todo mundo nos pregunta cómo le enseñamos a posar, pero eso es totalmente natural –cuenta María Cecilia–. Es como si supiera que le están tomando fotos”.

Los buenos modales que ha aprendido en este nuevo rol que le ha asegurado un buen vivir durante casi año y medio (dos terceras partes de su vida) incluyen el ladrar poco. De hecho, cuando más lo hace es de alegría, cada miércoles en la mañana, que resulta su momento preferido porque pasa el camión de transporte de la guardería a la que lo llevan una vez a la semana a compartir con sus congéneres peludos.

También gracias a ese comportamiento equilibrado, Marcel lo emplea en sus consultas como auxiliar. “El tipo les transmite bastante seguridad a los pacientes que voy a ver, porque estos son desconfiados y generalmente recelosos de que los vas a pinchar o a hacer algún examen doloroso, aunque estos procedimientos no son invasivos ni duelen. Al verlo relajado, ellos también bajan un poco la guardia, entonces me ayuda mucho como auxiliar de cardiología”, relata el especialista.

Patacón se lleva a las mil maravillas con los otros perros y con niños, pero en cambio, desobedeciendo la ley natural de su especie, paga escondite cuando ve un gato.

NÉSTOR ALONSO LÓPEZ LÓPEZ
Editor de ADN
Medellín

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA