Medellín

Guerra responde a las denuncias por supuesto tráfico de influencias

Telemedellín y el concejal son señalados de violar ley que inhabilita a parientes en contratos.

Concejal Guerra

El concejal Guerra respondió asegurando no intervenir en ningún contrato

Foto:

Johan López. Archivo EL TIEMPO

Por: Carolina Ruiz
09 de noviembre 2018 , 06:30 a.m.

El concejal de Medellín, Bernardo Alejandro Guerra, calificó como una retaliación las denuncias hechas en su contra por el abogado y aspirante a la alcaldía de Frontino, Jorge Hugo Elejalde.

Elejalde radicó una denuncia penal ante la Fiscalía General de la Nación y una queja disciplinaria a la Procuraduría General de la Nación por los delitos de prevaricato por acción y tráfico de influencias, presuntamente cometidos por el concejal Guerra a través de la celebración de contratos entre Telemedellín y sus hermanos.

Contratos que son por prestación de servicios para la emisión de pauta publicitaria en el programa Sembremos país, que se emite por Ondas de la Montaña.
Según Elejalde, Guerra incumplió la Ley 617 que determina que los parientes de concejales no pueden ser contratistas del respectivo municipio ni de sus entidades descentralizadas, ni directa ni indirectamente.

Elejalde aseguró que en los últimos tres años el canal Telemedellín ha celebrado contratos de pauta publicitaria que han beneficiado económicamente a los hermanos.

El gerente de Telemedellín no puede decir que no sabía que ellos eran hermanos del concejal. Bernardo Guerra está incurriendo en el tráfico de influencias

Agregó que la candidatura de Andrés Guerra a la Gobernación de Antioquia, por ejemplo, se ha visto favorecida por medio de la fundación Sembremos País, dedicada a la actividad política a cargo del mismo aspirante.

La Fundación emite un programa en el que difunde pauta publicitaria en la emisora Ondas de la Montaña. Emisora a cargo de Federico Guerra, hermano del concejal quien también ha celebrado contratos con el canal público.

“Telemedellín es un canal del municipio que es financiado con recursos públicos, ahí están los aportes de la ciudadanía y como canal público no puede hacer política. Sin embargo, celebró contratos para emitir pauta en Sembremos País, programa dirigido por Andrés Guerra”, insistió el abogado.

Mis hermanos ejercen sus profesiones desde hace muchos años y han celebrado contratos con entidades públicas y privadas dentro del legítimo ejercicio de sus profesiones

Elejalde también denunció contratos entre Fanny Guerra, hermana media del concejal, quien es comunicadora social y tiene contratos de pauta publicitaria para el programa Vive la vida trasmitido en la misma emisora.

Las denuncias adelantadas por el abogado no solo son dirigidas a los hermanos Guerra, sino también en contra de Cristian Cartagena, gerente de Telemedellín, y Patricia Bonilla, Contralora de Medellín.

A la Contralora del municipio le hizo señalamientos por hacer contratos con el programa dirigido por el aspirante, para la difusión de pauta pedagógica institucional. Elejalde explicó que Bonilla, además, recibió el voto del concejal Guerra en su aspiración al cargo.

Guerra explicó que la denuncia penal y la queja disciplinaria son consecuencia de las acusaciones hechas por él frente al caso del ‘Barril de los Puercos, en el que reveló irregularidades en la contratación de técnicos y entrenadores de distintas ligas deportivas con Indeportes y Fedelian. El hermano del denunciante, Hernán Elejalde, fue gerente de la primera entidad.

“Yo nunca me he referido a ellos directamente ni los he mencionado, solo demostré unos hechos a través de mis denuncias. Evidentemente esto es consecuencia de lo que he venido demostrando”, manifestó Guerra.

A su vez, emitió un comunicado a través del cual respondió a los señalamientos y explicó que en su condición de concejal no ha tratado de conseguir ningún beneficio personal o económico para sus allegados.

Además, aseguró que no ha incurrido en ningún acto de violación al régimen de inhabilidades ya que no ha intervenido en la celebración de ningún contrato para ninguno de los miembros de su familia.

“Mi hermano Federico es publicista y mi hermana Fanny es comunicadora social. Ambos ejercen sus profesiones desde hace muchos años y han celebrado contratos con entidades públicas y privadas dentro del legítimo ejercicio de sus profesiones. En ningún momento he intervenido en sus quehaceres independientes”, concluyó.

Carolina Ruiz 
Para EL TIEMPO 
ruicar@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA