Medellín

Animales de la Minorista siguen a la espera de un mejor espacio

Aunque la obra está planeada desde el 2015, se espera que la obra comiencea mediados de septiembre.

Módulo de fauna

Animales de distintas especies se comercializan en el sector de la plaza Minorista de Medellín.

Foto:

Guillermo Ossa. EL TIEMPO

21 de julio 2018 , 04:30 p.m.

En la plaza Minorista José María Villa de Medellín hay una zona exclusiva para la comercialización de fauna doméstica y exótica. Sin embargo, el lugar no cuenta con los escenarios adecuados para la tenencia y el bienestar de los animales debido a las condiciones de hacinamiento y carencia sanitaria

Para mejorar la situación, la secretaría de Medio Ambiente estableció un convenio interadministrativo con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá para construir un módulo exclusivo para la compra y venta de animales, con las características espaciales adecuadas para su tenencia.

El presupuesto destinado para ejecutar el proyecto es de 1.700 millones de pesos y el objetivo es el mejoramiento del espacio a partir de la construcción del módulo de fauna de la Minorista.

La Empresa de Desarrollo Urbano (EDU) también está involucrada en el desarrollo del proyecto. La entidad se encargará de estudios técnicos, gerencia, construcción e interventoría del mismo por 1.700 millones de pesos más.

Módulo de fauna

Los animales del módulo no cuentan con el espacio adecuado para su permanencia

Foto:

Guillermo Ossa. EL TIEMPO


Pero, en la plenaria del pasado 21 de julio del concejo de Medellín, Verónica Cotes, subsecretaria de gestión ambiental de la secretaría de Medio Ambiente, explicó que existen una serie de condicionantes que no permiten el avance de la obra planeada desde julio de 2015.

La subsecretaria explicó que el sector se encuentra dentro del Área para la Preservación de Infraestructuras (API), que dicta que el lugar es un espacio público sin equipamientos. Esta condición, según Cotes, obliga a planear un proyecto de carácter temporal que se deba adaptar a dichas condiciones.

“Durante este primer semestre estuvimos haciendo la evaluación técnica de los diseños, con su condición de temporalidad, para evitar un posible detrimento patrimonial”, expresó la funcionaria ante los miembros del concejo.

La comercialización de animales en la ciudad de Medellín es un tema que se presenta desde hace décadas. En un principio, el lugar de comercialización estaba ubicado en el sector conocido como La Pedrera, en la antigua plaza de Cisneros.

Pero en el año 1968 hubo un incendio que obligó a la administración de turno a construir diversas plazas satélite, una de las cuales fue la plaza Minorista, cuya construcción terminó en 1984.

El concejal Álvaro Múnera, quien ha estado a cargo de verificar los avances de la obra, explicó que aunque una de las políticas del municipio es la no comercialización de animales, la Corte Constitucional, en distintos artículos del código civil, protege su compra y venta. Por eso considera necesaria la ejecución del proyecto.

Aunque no podamos cerrar el lugar, que ese es mi sueño, va a tener acompañamiento permanente de la Policía Ambiental. Con eso se reduce mucho el maltrato


Aunque el concejal no está de acuerdo con el proyecto, por estar en contra de la compra y venta de fauna, contó que las herramientas disponibles para intervenir en la situación son dejar todo en las mismas condiciones, o hacer una intervención arquitectónica para que, mientras se comercializan, los animales cuenten con un espacio adecuado.

El mejoramiento consiste en la construcción de módulos temporales entre 12 y 36 metros cuadrados dotados con jaulas de distintos tamaños, para que se cumpla el acuerdo 04 del 2015 por el cual “se reglamentan los criaderos y la comercialización de animales domésticos y exóticos de la ciudad de Medellín”.

Además, contará con un equipo permanente de policía ambiental. “Sin estar de acuerdo con la venta de animales, por lo menos, con unos locales dignos y con una supervisión por parte de la policía, se reduce el maltrato y se termina el hacinamiento”, expresó el concejal.


Aves de distintas especies, conejos y hámsteres son algunos de los animales que Jaime Gómez, comerciante del sector, tiene para la venta. Él contó que no están informados sobre las etapas del proyecto y que existen rumores sobre su cancelación, debido a que la zona fue declarada como patrimonio.

Gómez insistió en la necesidad de una urgente intervención, ya que las condiciones con las que fue planeado el sector no son las apropiadas para la actividad y que han sido ellos mismos quienes han adecuado la zona.

El comerciante también hizo un llamado para que las entidades encargadas del proyecto piensen en ellos. “Si quieren cambiar esta situación, deben hacerlo con tacto, no tratándonos como delincuentes, sino como los trabajadores que somos”.

Según la secretaría de Medio Ambiente, el convenio, que estaba suspendido en espera de la aprobación de la licencia de construcción, se reanudará a mediados de septiembre próximo ya que para el traslado de los comerciantes al espacio temporal son necesarios una serie de permisos de redes emitidos por EPM.

Carolina Ruiz
Para EL TIEMPO Medellín
ruicar@eltiempo.com @carorure

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA