Colombia

El Plan 5 Caribe ya está dando resultados

Han funcionado 4 del Sistema de Transmisión Nacional y 5 del Sistema de Transmisión Regional.

Grupo de energía

.

Foto:

Guillermo González - Archivo / EL TIEMPO

Por: REDACCIÓN + CONTENT EL TIEMPO
26 de octubre 2018 , 04:53 p.m.

La apuesta del Gobierno Nacional para solucionar el problema del servicio de energía que sufre la costa Atlántica ha venido dando sus frutos, gracias a los avances que registra el Plan 5 Caribe (P5C).

El balance que hace el Ministerio de Minas y Energía es satisfactorio: se adjudicaron 13 proyectos del Sistema de Transmisión Nacional (STN) por 2,6 billones de pesos y 14 del Sistema de Transmisión Regional (STR) por 1,13 billones de pesos.

De estos han entrado en operación 4 del STN y 5 del STR. Además, hay 9 del STN en ejecución, algunos de los cuales deberán estar en servicio en 2018, otros en 2019, uno en 2021 y otro en 2022, que permitirán la conexión de centrales renovables no convencionales.

Los nueve proyectos del STR en ejecución deberán estar en servicio entre 2018 y 2019.
Adicionalmente, en la actualidad hay una convocatoria abierta oficialmente de la Marina, para Bolívar, en especial para la ciudad de Cartagena. También se tienen otras cuatro en versión borrador para comentarios, las cuales se abrirán oficialmente
en las próximas semanas. Además, hay proyectos en proceso de definición que aportarán en las soluciones que la región requiere.

Alonso Cardona, viceministro de Energía, al referirse sobre los planes que están en ejecución, señala: “Se espera que entren en servicio este año Bolívar-Termocartagena,
Chinú-Montería-Urabá y Nueva Montería, subestación Manzanillo y redes asociadas
al norte de Cartagena; subestación Norte en Puerto Colombia y subestación Cereté”.

En términos generales, los proyectos del STR se han podido desarrollar con cierta normalidad, solo algunos de ellos han sufrido atrasos de unos meses. Aunque se ha avanzado considerablemente, la crisis vivida en esta región del país por la deficitaria
infraestructura eléctrica aún no ha pasado.

Cardona así lo reconoce: “Para superar completamente la situación, se requiere que todos los proyectos adjudicados entren en servicio; los prioritarios estarán en funcionamiento a lo largo de este año y del próximo. Igualmente se necesita que Electricaribe instale las obras complementarias del Sistema de Distribución
Local (SDL) asociadas a los proyectos regionales en ejecución. De otra parte, la Unidad de Planificación Minero Energética (Upme) sigue trabajando en definir nuevas obras y surtir los procesos de convocatorias de otras en el STN y STR; en este último caso, cuando el operador de red decida no ejecutarlas”.

El servicio

Los beneficios con las infraestructuras que han entrado en operación no se han hecho esperar, como lo reconoce Ricardo Plata Cepeda, presidente ejecutivo del Comité Intergremial del Atlántico y gerente del P5C, quien asegura: “En los primeros
meses de 2018 ha habido una ligera mejoría, en comparación con el año anterior tanto en la frecuencia como en la duración de las interrupciones. Pero con la desidia en inversiones en las redes de distribución local durante la última década, cuando Gas Natural fue el accionista principal, no es realista esperar mejoras significativas hasta tanto no haya un nuevo operador ejecutando cuantiosas inversiones sin
pausa durante varios años”.

Eso sí, admite, que en donde sí se están acometiendo grandes inversiones es en la infraestructura de los STN y STR incluidos en el P5C, así como en los componentes
para conectar esos proyectos a las redes locales.
En los STN y STR se han adjudicado 41 proyectos a través de las 27 convocatorias hechas por la Upme en el marco del P5C, por valor de 4,4 billones de pesos.

“Estos proyectos permiten nuevas conexiones para aumentar la capacidad de abastecimiento de energía desde las centrales térmicas de la región, conectar con los proyectos de generación eólica en La Guajira y los fotovoltaicos que desarrollan en Cesar y Bolívar, y ampliar la interconexión con la generación hidráulica del interior del país. Todo lo cual apunta a mitigar el riesgo de apagones masivos en la región”,
observa Plata.

En el SDL que lleva la energía a los usuarios residenciales, comerciales o industriales, Plata sostiene que es donde la Financiera de Desarrollo Nacional, entidad encargada de estructurar el proceso de venta de Electricaribe, debe estimar las inversiones
que necesariamente hay que hacer en los próximos 10 años para superar la inestabilidad que hoy sufre el servicio.

De todas maneras, acepta que Electricaribe, desde 2015 hasta abril de 2018, ha invertido 440 mil millones de pesos en las redes locales. Suma correspondiente
al 40 por ciento de lo previsto, en el marco del P5C en el periodo 2015-2019.
Califica como acertada la intervención que hizo la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios (SSPD), en noviembre de 2016, porque se acabaron las permanentes amenazas de limitación de suministro que hubo durante el segundo semestre de ese año, 65 en total.

La Superintendencia, a través del Fondo Empresarial, ha obtenido el respaldo para la compra de energía, emitiendo garantías por 272.000 millones de pesos, y ha otorgado recursos para inversión por 124.000 millones de pesos. Además, se ha logrado un aumento en el nivel de recaudo consolidado de 2,5 por ciento entre finales de 2016 (81,5 por ciento) y principios de 2018 (84,02 por ciento). De hecho, en un mes se logró
un nivel de 92 por ciento, semejante al que se había llegado antes de la absorción de Unión Fenosa por Gas Natural, pero desde entonces ha disminuido 10 puntos.

Desarrollo

Celsia, una de las compañías que adelanta la construcción de las iniciativas del P5C, reporta haber iniciado las obras del séptimo y último proyecto que le fue adjudicado, por el Gobierno Nacional, para mejorar el servicio de energía en la región Caribe.

Julián Cadavid, líder de Transmisión y Distribución de Celsia, señala: “Esta organización se encuentra satisfecha de estar culminando este ciclo de proyectos
del P5C, de los cuales tres están en operación desde el 2017 y otros tres, en construcción, serán entregados este año”. Sobre el séptimo proyecto que desarrolla Celsia, Cadavid destaca: “Es relevante para la organización porque, además de que
nos permite cerrar la fase constructiva de este paquete de licitaciones que nos ganamos, es el primero que estamos ejecutando de los que nos habían adjudicado
en el STN. Y le va a permitir la disponibilidad de más energía a la región y, por, ende mayor confiabilidad al STR”.
Así mismo, acerca de este último proyecto en el Cesar explicó que se trata de un paquete de refuerzos eléctricos que van a ser realizados en la subestación Valledupar,
de 220 kV, que mejorarán la calidad del servicio y la conexión de esta subestación al
STN. El proyecto, que contará con una inversión cercana a los 6.000 millones de pesos, será entregado en el primer trimestre del 2019.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA