Cali

El duro relato de otra mujer atacada por su expareja en Cali

Según Medicina Legal, entre enero y noviembre de 2018, 136 mujeres fueron asesinadas en el Valle.

AUTOPLAY
Ataque contra una mujer en CaliAtaque contra una mujer en Cali
Violencia contra las mujeres

Juan Pablo Rueda. EL TIEMPO

Por: Cali
10 de enero 2019 , 03:54 p.m.

Después que Karen Grajales Betancourt sintió un golpe en su hombro, miró hacia atrás y vio el mango de un cuchillo enterrado. A pocos metros suyos estaba el hombre con quien tuvo una relación sentimental por ocho meses y que siguió causándole más heridas, una en el seno izquierdo, otra en la mano, pero la más grave fue en el abdomen. En total, fueron siete puñaladas aquella tarde del pasado primero de enero.

"¡No me deje morir, no me deje morir! , eran las súplicas de Karen al agresor que seguía apuñalándola en la casa de ella, en el barrio Floralia, nororiente de Cali. 
"¡No me mate, no me mate, sáqueme el cuchillo! Él se desespera. Le digo que me lleve a un hospital y me dijo que no". 

Karen dice que está viva de milagro, pues casi no podía moverse y se resbalaba en su propia sangre, tratando de salir de la casa y pedir ayuda. 

"Uno puede estar muriéndose y la gente pasa y no ayuda", sigue contando esta ama de casa, de 26 años y madre de dos hijos, una niña de 10 años y el menor, de 8. 

De hecho, reiteró que las personas de los alrededores de su vivienda, "pasaban, miraban y no decían y lo peor, no hacían nada". 

De acuerdo con su relato,  el hombre, que vive en el mismo barrio Floralia, no ha sido detenido por la Policía. Amigos de esta joven, que busca sostener a sus hijos con venta de comida y fritanga, la auxiliaron y la llevaron a un hospital en el nororiente de Cali.

Miembros de la Sijín de la Fuerza Pública están en la búsqueda del agresor. Sin embargo, para Karen y su familia, no ha habido justicia y teme por su vida, porque su atacante la ha estado llamando para amenazarla. "Dice que no diga nada a la Policía, que no meta a la familia, que esto es un problema de pareja", dice la asustada mujer e insiste en que pese a que denunció a  su expareja ante la Fiscalía no ha sentido ninguna protección.

Es así que casi ni duerme, por miedo a que este hombre pueda atacarla o hasta asesinarla. 

Ese primero de enero de 2019, cuando eran las 5 de la tarde, Karen recibió a su exnovio en su casa de Floralia. Ella le sirvió un plato de sopa y también se sirvió otro para ella. Se pusieron a comer y cuando ella se levantó y le dio la espalda, el hombre la atacó enterrándole el cuchillo en el hombro. 

"Me afectó hasta los intestinos. Estoy viva por Dios", dice Karen, mientras la madre de ella, Eucaris Betancourt, repite que esto fue un milagro. Su hija, la menor de siete que la señora tuvo, ha sido sometida a varias cirugías y esta semana tenía pendiente la de la mano izquierda. El arma cortopunzante le afectó los tendones. 

Me afectó hasta los intestinos. Estoy viva por Dios

"Ninguna mujer merece que la maltraten, que le peguen o que la maten", dice doña Eucaris. "Si un hombre ama a una mujer tiene que tenerle respeto". 

'Él tiene que pagar por lo que me hizo. Casi me muero", dijo Karen, que de nuevo suplica por su vida porque teme que su expareja insista en su intento de asesinarla.  En el día de hoy se anunció un pronunciamiento por este caso y por otros de mujeres atacadas, pues cerca de Karen, en el mismo pasillo del centro asistencial hay otra paciente que por poco se muere, luego de ser degollada. 

En el hospital donde está Karen hay otra paciente que por poco se muere, luego de ser degollada

Karen contó su historia a EL TIEMPO, en esta semana, cuando la comunidad está conmocionada por  la desaparición y el asesinato de Lady Johana Morales, la mujer de 25 años hallada muerta el pasado 2 de enero en un caño de aguas residuales en el corregimiento de Navarro, en Cali.

La joven, quien cumpliría 26 años a mediados de enero, desapareció a la medianoche del 28 de diciembre cuando un hombre le salió al paso en la entrada de su casa del barrio Desepaz, al que ella regresaba después de trabajar con su padre en una venta ambulante del centro de Cali.

Con la frase 'La vida nos une: unidos por la vida', el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, calificó el crimen de Lady como "un hecho espeluznante que demanda nuestra voz, presencia y movilización solidaria, junto a la horrenda cadena de asesinatos, sobre todo de mujeres y niñas, como, tristemente, se ha dado en estos albores del 2019, en Cali y el país". Por este hecho, la gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, ofreció una recompensa de hasta 15 millones de pesos a quien dé informes para hallar al responsable o a los responsables de este homicidio.

El Arzobispo dijo que "no podemos equivocarnos ni aflojar en la lucha, de una sociedad como la nuestra, por suscitar el compromiso de cada ser humano y de la colectividad social y política con la vida de todo ser humano, incluida la del más débil y la de quienes han abusado contra este, que es el bien más sagrado del mundo".

En ese sentido, monseñor Monsalve sostiene que "a la muerte se le responde con vida y con firmeza moral, legal y penal, en la custodia de este bien, porque 'La Vida Nos Une' y tenemos que ser coherentes, para actuar Unidos por la vida'. A la familia de Leidy Johana, a su comunidad barrial de Desepaz, a sus compañeros (as) de estudio y labor, y a una ciudadanía perpleja e impotente ante la abismal crueldad, les damos nuestro abrazo de dolor compartido, y nuestra voz de aliento en Cristo Jesús, de cuya fuerza en la tortura infinita de la cruz necesitamos todos. Él, resucitado de entre los crucificados y sepultados, llene de valor cristiano a todos, recoja las lágrimas de sus seres queridos, y fortalezca a Colombia en ésta irrenunciable lucha por desarraigar del alma humana el espíritu perverso del homicidio y de las pasiones asesinas".

Hasta mediados de septiembre del 2018, la Gobernación indicó que los feminicidios, es decir, aquellos homicidios de mujer por su condición de género, aumentaron hasta en un 130 por ciento. 

La Secretaría de la Mujer. Equidad de Género y Diversidad Sexual del departamento señaló ese incremento entre enero y el 15 de septiembre de este año en comparación con el mismo período del año pasado.

Hasta esa fecha iban 23 feminicidios en la región frente a 11 casos reportados hasta el 15 de septiembre de 2017.

El Instituto Nacional de Medicina Legal señaló que entre enero y noviembre de 2018, 136 mujeres fueron asesinadas en el Valle del Cauca, de las cuales, 64 estaban en Cali. En todo el 2017, de 2.379 homicidios, 185 de las víctimas fueron mujeres y 2.193, hombres. De los 1.247 crímenes en toda Cali, 99 mujeres fueron asesinadas frente a 1.148 hombres, según Medicina Legal.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA