Cali

'Las Farc no se han desmovilizado, se reorganizan'

La ex corresponsal de guerra estuvo de visita en la capital del Valle del Cauca promoviendo su obra.

Olga Cecilia Vega

Durante la promoción de su libro Pluma Bajo Fuego, la corresponsal de guerra menciona la relevancia del proceso de paz del expresidente Juan Manuel Santos

Foto:

Hugo Celzo Meza

14 de septiembre 2018 , 02:25 p.m.

Las Farc nunca se desmovilizaron. Son las palabras de Olga Cecilia Vega, quien publicó el libro Pluma bajo fuego, en el que relata sus experiencias como corresponsal en medio del conflicto armado.

La obra narra que tuvo un hijo con un guerrillero en una relación fugaz, llegó a los campos de concentración de la antigua Farc e hizo contacto con ‘Tirofijo’, ‘Alfonso Cano’ y ‘Raúl Reyes’. Pasó sustos y estuvo bajo una orden de fusilamiento cuando se descubrió que su hermano era agente de la DEA.

Para Vega, el ex presidente de Juan Manuel Santos obró bien y no se le puede culpar frente al Proceso de Paz, como un paso. Cree que hay una guerrilla que no ha cumplido con lo pactado. Tiene optimismo en el nuevo Gobierno.

Al visitar Cali, la autora dijo que las Farc nunca se desmovilizaron, salía una parte y otros quedaron adentro.

Así conformarían 11 Grupos Armados Organizados Residuales (Gaor), que están, en forma independiente, al mando de ‘Iván Mordisco’ y de ‘Gentil Duarte’; Gaor 40 con ‘Calarcá’; Gaor Aracausio Medina encabezada por alias ‘Jhon 40’; Gaor 62 de ‘Rodrigo Cadete’; Gaor 29 con ‘Zabala’; Gaor 30 con alias ‘Javier Martínez’; y Gaor Gaucho al mando de alias ‘Gaucho’, asegura Vega. Anota que están en las áreas nororiental, noroccidental, occidental, Oriental y sur del país en Casanare, Putumayo, Arauca, Caquetá (52), Cauca (3), Antioquia, en Córdoba, Norte de Santander, Huila, Meta, Tolima y Valle del Cauca.

En opinión de Vega, el panorama con el presidente Iván Duque es complejo porque requerirá de reorganizar y fortalecer las Fuerzas Militares ante grupos criminales y disidencias.

Después de 32 años, en el libro ‘Pluma bajo el fuego’, la periodista narra secretos desde cuándo, sin saberlo, tuvo un romance con el guerrillero que era, entonces, estudiante universitario de estilo alternativo.

Ella, adolescente, quedó embarazada. Tuvo su hijo y siguió su camino en su formación como periodista.

En el proceso de paz que fracasó en 2002, como reportera de chaleco, jeans y botines, Vega se encontró con Iván Ríos, cuyo nombre real era Manuel Jesús Muñoz Ortiz, y quien se perfilaba como integrante del Secretariado de las Farc. Era él con quien había tenido su hijo.

Las Farc nunca se desmovilizó en au totalidad

El Ejército calificaba a Ríos como sanguinario, pero fue asesinado en 2008 por su jefe de seguridad, Pedro Pablo Montoya, quien le cortó una mano para cobrar la recompensa en dólares que ofrecían los gobiernos de Colombia y de Estados Unidos.

En las instalaciones del Comité Internacional de la Cruz Roja en Buenos Aires, Vega le contó a su hijo que su papá era el guerrillero asesinado. Su hijo lloró por ese padre del que lo único que le heredó fue su cobija y una nota de su puño y letra.

Antes del proceso de diálogos de paz del ex presidente Andrés Pastrana, Vega conoció a Raúl Reyes, jefe de las Farc, quien depositó su confianza en la reportera hasta el día de su muerte.

Vega, como periodista, recibía exclusivas y era quien llevaba cartas de los familiares a los secuestrados a través de Reyes. Esta tarea la hizo objeto de interrogantes y persecuciones.

Ella cuenta que fue mediadora en nombre del Gobierno Norteamericano, labor que realizó con agentes del FBI y la CIA quienes buscaban a los contratistas estadounidenses Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves, secuestrados por las Farc en febrero de 2003. Su participación se produjo en el 2005 luego de publicar en el Diario Nuevo Heral de Miami, una entrevista a ‘Raúl Reyes’.

Vega resulta señalada como supuesta amante del líder guerrillero y trasciende que su hermano Baruch Vega era agente de la DEA, lo que originó para su vida un grave peligro.

Baruch, fotógrafo de modelos, ideó un sistema de entrega voluntaria de narcotraficantes a cambio de dinero. El FBI lo arrestó en 2000 por obstrucción a la justicia y lavado de dinero. Vega dice que al parecer, ante el enredo que incluía a funcionarios en los acuerdos, la Fiscalía de Miami desistió de los cargos. Baruch Vega fue condenado por evasión de impuestos y a los dos meses de su detención quedó libre bajo fianza.


CALI

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA