Cali
No es hora de callar
No es hora de callar

En Cali se firmó el pacto contra la explotación sexual infantil

En audiencia pública de la Procuraduría se lanzó la campaña Mi Voz Cuenta, de No Es Hora de Callar.

Explotación sexual

Con una instalación en Cali, organizaciones alzaron su voz de protesta contra el delito.

Foto:

Juan B. Díaz / EL TIEMPO y EFE

11 de septiembre 2018 , 10:36 p.m.

En los últimos cinco años solo van 33 condenas por explotación sexual infantil en el país. La cifra la arroja la Fiscalía en un panorama en el que las imputaciones ascienden a 205.

Es un monto que plantea un debate ante las acciones de la justicia frente a las 7.534 víctimas de este flagelo en ese mismo lustro.

“Muchas de las redes de explotación sexual del país son manejadas por el ‘clan del Golfo’. Ahí estamos empezando a ver, infortunadamente, a muchas niñas venezolanas”, así lo señaló Jineth Bedoya, directora de No Es Hora De Callar y subeditora de EL TIEMPO, quien anunció al procurador general, Fernando Carrillo, la campaña ‘Mi Voz Cuenta’, y que se llevará a cabo durante un año, en un acto en el que se celebraba la tercera audiencia pública convocada por ese organismo y que terminó con la firma del Gran pacto para la lucha contra la trata de personas y la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes.

La periodista hizo un llamado a funcionarios del Estado y a la ciudadanía sobre la explotación sexual comercial de menores, tema que reunió el martes a delegados del Gobierno Nacional, delegados de la Fiscalía, de la Defensoría del Pueblo y a la Unicef.
La firma del pacto se llevó a cabo en el auditorio Alfonso Borrero Cabal, de la Universidad Javeriana, en Cali.

El silencio es el peor cómplice para que se siga consumando la explotación sexual. Es hora de denunciar y tomar acciones ante la magnitud del delito

En el evento promovido por EL TIEMPO y la Universidad Javeriana, Bedoya explicó que la explotación sexual se presenta en ciudades como Cartagena, fenómeno que tiene relación con el turismo, mientras que en la zona del Pacífico, como el litoral nariñense, así como en Cali, el narcotráfico es uno de los principales detonantes de esta situación.

“¿A qué niña de 11 años le gusta tener sexo con seis hombres diferentes, borrachos y abusivos?”,
preguntó Bedoya al dirigirse al auditorio en momentos de su intervención. La periodista recalcó que Antioquia, Risaralda y el Valle son tres de las regiones con más casos reportados, pese a la baja denuncia y al subregistro.

Por su parte, el procurador Carrillo expresó que “el silencio es el peor cómplice para que se siga consumando la explotación sexual. Es hora de denunciar y tomar acciones ante la magnitud del delito. Lo peor que le puede pasar a un país es llevarse de frente la dignidad de los niños”.

El procurador Carrillo anotó: “Estamos en frente de un gran atraso institucional y está demostrado que la explotación sexual y la trata no han disminuido”.

El fiscal delegado para Delitos contra la Infancia y la Adolescencia, Mario Gómez, agregó que en la medida de los derechos de los niños tienen que ser absolutamente priorizadas las acciones judiciales con el mejor talento en la justicia y la Fuerza Pública, actuando con toda la tecnología de punta, más allá de una visión de la Policía de Infancia en bicicleta y bolillo.

“Hay que hacerlo cuando esas mismas redes criminales están actuando en la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes”, dijo Gómez.

CAROLINA BOHÓRQUEZ 
Corresponsal de EL TIEMPO
CALI

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA