Según la Alcaldía, operativos se han hecho, luego de agotar socialización para retiros voluntarios.

Esta es una de las zonas despejadas en el jarillón, en el oriente de Cali.

Esta es una de las zonas despejadas en el jarillón, en el oriente de Cali.

Foto:

Juan Pablo Rueda. Archivo EL TIEMPO

23 de julio 2018 , 08:37 a.m.

Dentro de los operativos para despejar el jarillón del río Cauca y así cumplir con la meta fijada ante el presidente Juan Manuel Santos para robustecer esta barrera de tierra construida hace más de medio siglo contra las inundaciones en el oriente de Cali, van 2.211 cambuches que han sido retirados, con apoyo de la Fuerza Pública y cuando, según la Alcaldía, se han agotado las instancias de diálogo y las socializaciones del proyecto de fortalecerlo y así buscar hacer los traslados de familias, esperando su retiro voluntario. 

La Administración añadió que las familias han tenido posibilidad de acogerse a los traslados a planes de vivienda o a proyectos productivos. De acuerdo con el Plan Jarillón, las familias que han aceptando marcharse lo ha hecho para ocupar unidades habitacionales en Potrero Grande, Llano Verde, Ramalí, Altos de Santa Elena y Río Cauca. Otras familias han aceptado subsidios de arrendamiento.

En el jarillón se censaron 8.777 familias en 26,1 kilómetros, cuando fueron damnificadas por inundaciones en 2010 y 2011.

En el jarillón se censaron 8.777 familias en 26,1 kilómetros, cuando fueron damnificadas por inundaciones en 2010 y 2011.

En enero pasado, el Plan Jarillón reportó la permanencia de  5.537 familias de esas 8.777 y que se espera se trasladen unas 3.100 en este año.

En cuanto a los operativos de retiros de los cambuches, cuando hay una orden de las autoridades, desde agosto de 2017 hasta el momento se han levantado ranchos con materiales como bahareque y cartones, en los sectores de Vegas Venecia, Canal Interceptor Sur, Brisas del Cauca, y las lagunas Charco Azul y El Pondaje, que han sido liberadas. Solo en lo corrido de 2018, un total de 1.285 cambuches se ha desmontado.

Sin embargo, hay algunos moradores del jarillón que no se han ido y señalaron que la Alcladía no les ha ofrecido lo que sus viviendas valen, aquellas que no son cambuches, sino construidas en ladrillo en sectores que cuentan servicios. En cuanto a quienes han levantado cambuches indicaron que no tienen un lugar a dónde ir. 

Desde que empezó el proyecto de fortalecimiento del jarillón contra inundaciones, se planteó trabajar en 26,1 kilómetros del dique.

Desde que empezó el proyecto de fortalecimiento del jarillón contra inundaciones, se planteó trabajar en 26,1 kilómetros del dique.

Foto:

EL TIEMPO

Al respecto Juan Diego Saa Tafurt, gerente del Plan Jarillón, explicó: “Desde agosto del año 2017, el equipo del Plan Jarillón de Cali está haciendo un recorrido permanente, de domingo a domingo, garantizando el control y la vigilancia de las zonas liberadas a lo largo del dique”.

Solo en lo corrido de 2018, un total de 1.285 cambuches se han desmontado

El funcionario agregó: “Con esto, demostramos el compromiso que tiene la Administración Municipal de avanzar no solamente en la recuperación del jarillón sino en mantener este espacio liberado para que posteriormente, la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) y el Fondo Adaptación (estamento del Gobierno Nacional) puedan avanzar en el reforzamiento del dique”.

Según el Código de Policía,  se tienen 48 horas para desmantelar los cambuches. Por esta razón, anotó Saa, los operativos se hacen junto a la Policía Nacional. E equipo de la Alcaldía, el Plan Jarillón de Cali y de la Secretaría de Infraestructura hacen el trabajo operativo.

Así mismo, este año se implementó el Sistema de Alertas Tempranas (SAT), junto a líderes del sector y la comunidad en general, personas que fueron reasentadas del dique y que hoy han entendido el papel que juega el jarillón y por esa razón, ayudan a protegerlo de nuevas invasiones.

Con la llegada del 2018, el reloj entró en cuenta regresiva para que los 26,1 kilómetros del jarillón del río Cauca queden despejados de los asentamientos que le pesan a este dique en tierra y que se volvió una encrucijada de viviendas.

Aunque el Fondo Adaptación del Gobierno, que aporta la mayoría de recursos en este proceso, había señalado en el 2017 que no debía quedar ninguna familia en todos los 26,1 kilómetros de la franja de tierra, el proceso de reasentamientos se extendería hasta el 2019.

CALI

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA