Cali

En el 2019, primer filtro para sacar agua potable del río Cauca

Desde el 2009 Cinara insiste en este método que Emcali decidió acoger para garantizar abastecimiento

Emcali

El río Cauca a su paso por el oriente de Cali, al fondo los reservorios de Emcali.

Foto:

Cortesía Emcali

14 de marzo 2018 , 06:00 a.m.

Para mejorar el abastecimiento de agua en la ciudad, Emcali proyecta este año una inversión de 35.363 millones de pesos en reposición de redes secundarias; 6.253 millones en optimización de redes de acueducto y alcantarillado y 4.697 millones en la expansión de sistemas de acueducto.

Así mismo, planea invertir 17.380 millones de pesos en la construcción de la línea de aducción San Antonio, cuyo costo total será de 35.000 millones, lo que le permitirá aumentar la capacidad de conducción de 1,8 metros cúbicos por segundo a 3,6 metros cúbicos. Pero el proyecto más ambicioso en que se embarcará será el de la filtración en lecho del río Cauca.

En la actualidad, en Puerto Mallarino, la planta de potabilización que abastece al 60 por ciento de los caleños, la captación de agua se cierra una o dos veces por semana durante tres o cuatro horas por múltiples factores y en la ciudad no se dan cuenta porque ese cierre no se percibe.

“Pero tenemos un riesgo latente que lo resolvemos con los reservorios y, si no nos ponemos las pilas y no arrancamos con estos proyectos, en cuestión de cinco o 10 años estos episodios ya nos van a durar 10, 12 o 15 horas y vamos a tener problemas serios de producción de agua”, les dijo el gerente de Emcali, Gustavo Jaramillo, a los ingenieros de la CCI.

Traer agua de la Salvajina, La Balsa y La Bolsa, son algunas de las propuestas que se han planteado para abastecer de agua potable a Cali y desde el 2009 el Instituto de Investigación y Desarrollo de Abastecimiento de Agua, Saneamiento Ambiental y Conservación del Recurso Hídrico (Cinara) de la Universidad del Valle ha insistido en el método de la filtración en lecho del río que Emcali terminó por aceptar.

Primero hay que hacer una prueba de calidad que determine si, en efecto, el agua que se toma es o no potabilizable; hay que hacer una prueba de conductividad hidráulica y de cantidad de agua para definir si el filtro que se va a construir puede dar el caudal requerido.

“Con un costo aproximado de cinco millones de dólares por un filtro de estos, son proyectos económicos, asequibles y rápidos de ejecutar”, señaló Jaramillo.

“El año pasado ya adelantamos la parte de calidad del agua, parte de la cantidad de agua; seguimos con las pruebas de cantidad, creería yo que, a mediados de este año, ya tenemos las pruebas finales e ingeniería al detalle para iniciar en el segundo semestre los productos contractuales con el fin de estar construyendo el primer filtro en el lecho del río en el 2019”, agregó el funcionario.

Debido a la gran contaminación de las aguas superficiales, esta técnica aprovecha la infiltración en los lechos laterales y centrales de un cauce y toma el agua profunda.

Ocho ciudades de Estados Unidos, desde hace 30 años, captan agua de esta forma y en Europa llevan alrededor de 100 años con esta técnica.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA