Cali

Efraín y María son sometidos a ‘cirugía’

Siete restauradores trabajan en la recuperación de este monumento

Monumento

Los restauradores no identificaron problemas críticos de tipo estructural.

Foto:

Cortesía alcaldía de Cali

Por: CALI
13 de octubre 2018 , 09:30 a.m.

En manos de la restauradora bogotana Andrea Carolina Gutiérrez y seis ayudantes está la recuperación del monumento de Efraín y María ubicado en la plazoleta del CAM, junto al recinto del Concejo.

En este trabajo, que se tomará cerca de 45 días, la secretaría de Cultura de Cali invierte 370 millones de pesos.

La suciedad acumulada ha generado costras negras y manchas amarillas de difícil remoción en el mármol, las cuales se profundizaron en el rostro de Efraín

“Las juntas de dilatación han deteriorado y quebrado el mortero, por lo que deben reemplazarse y aplicar capas de cal que impidan la humedad por entrada de agua a la estructura. Aparte de los faltantes visibles, están en mal estado las flores en el vestido de María, las letras del pedestal y de la columna que sostiene el busto, por lo que se requiere hacer el molde de la zona, recurrir a fuentes históricas y fotos antiguas para saber en qué posición tenía la mano Efraín y otros detalles del estudio anatómico de la escultura”, señaló la restauradora.

La nariz de María, al igual que cuatro dedos de Efraín, hay que reconstruirlos. También está muy deteriorado el hocico del perro Mayo. Todos protagonistas de ‘María’, la obra cumbre de Jorge Isaacs.

Este monumento es obra del escultor catalán Luis Antonio Parrera. En 1920 fue contactado por un grupo de damas de la sociedad y los poetas Ricardo Nieto, Carlos Villafañe, Blas Scarpetta, Alberto y María Carvajal.

Ellos tuvieron la idea de recrear la obra literaria en un conjunto escultórico en el que aparecieran Efraín y María cuando leían el libro de poesías de Atala, junto a su perro Mayo, la fatídica ave negra y el busto del escritor Isaacs en la parte superior.

El monumento original tenía escalinatas, ornamentos para su iluminación y verjas a su alrededor que se perdieron o retiraron con los traslados y las modificaciones. La escultura fue ubicada en la casa en la que vivió el autor en Cali, en la carrera 4ª oeste 3 No. 1-33, en El Peñón; luego, en 1926, fue trasladado a orillas del río Cali en un parque bautizado Efraín y María.

Fue en este parque donde al monumento le retiró el pedestal y lo dejaron a nivel de suelo, rodeado de un jardín. En 1971, con ocasión de los Sextos Juegos Panamericanos, lo pasaron al Puente Ortiz, hasta que llegó a la Plazoleta del CAM.

Hoy se adelantan excavaciones en la zona donde está el monumento para poder reforzar la base de la estructura y el enchape con mármol de carrara.

“Yo no soy lambón, y mucho menos con el Gobierno. Pero déjeme felicitar al señor Armitage por haber sido el único alcalde de Cali, en casi 100 años de historia de la ciudad, que le metió plata a los monumentos de Cali”, dijo Carlos Alonso Perea, egresado de Historia de la Universidad Nacional de Colombia, cuando pasaba por la plazoleta del CAM y vio a los siete restauradores en acción.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA