Barranquilla

Crisis de Uniautónoma obligó a suspender labores en sede de Miami

Los estudiantes serán reubicados en otras instituciones educativas.

UAC Miami

En la sede de la Uniautónoma en Miami fueron suspendidas las clases desde la semana pasada.

Foto:

Uniautónoma

19 de febrero 2018 , 10:29 a.m.

La crisis financiera y administrativa que sacude a la Universidad Autónoma del Caribe en Barranquilla, que está bajo vigilancia e investigación de los ministerios de Trabajo y Educación, parece no tener fondo.

El fin de semana, la Universidad confirmó que en la sede ubicada en Doral, Florida (EE.UU.) fueron suspendidas las actividades. Esta sede fue inaugurada en el 2012 por la exrectora Silvia Guette Ponce, dentro de sus proyectos de expansión e internacionalización.

En un comunicado de prensa se explica que la medida se tomó "como consecuencia del pánico que las falsas noticias, las desinformaciones y manipulaciones mediáticas han causado en el sector financiero colombiano”.

En esa sede internacional, en estos momentos, se estaban ofreciendo programas de idiomas y de maestría en administración.

“Esta decisión, que es dolorosa, no afecta en absoluto el programa de internacionalización académica de nuestra universidad”, agrega el comunicado, en el que se asegura que los estudiantes matriculados en la sede de Miami serán reubicados en otras universidades con el fin de que no vean afectada su preparación.

“Una vez se normalice la situación financiera y se estabilice el flujo de caja de la universidad, se valorará la posibilidad de reabrir los programas que hasta la fecha se han venido ofreciendo en nuestra sede de Miami”, dice el comunicado.

Tabla de salvación

De otro lado, el rector Ramsés Vargas envió a la ministra de Educación, Yaneth Giha, una carta en la que le solicita, “la implementación de los institutos de salvamento que permitiría la liberación de los recursos necesarios para que la institución se ponga al día con los salarios y las prestaciones legales de los trabajadores”.

La crisis que arrastra la Universidad estalló a finales del segundo semestre del 2017 cuando cerró el año sin pagarles los salarios y prestaciones sociale a docentes, personal administrativo y empleados.

Como consecuencia de esta situación comenzaron las renuncias masivas de profesores y trabajadores, además de las protestas y denuncias contra el rector Vargas, a quien responsabilizan del momento difícil que atraviesa la institución.
El rector insiste en que todo obedece a una campaña de ‘matoneo mediático’, que afecta la imagen de la Universidad.

BARRANQUILLA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA