Barranquilla

Colegio Altamira de Barranquilla innova método educativo

A través del nido altamira se empieza a formar, de manera integral, al ciudadano del futuro.

Colegio Altamira

El Nido Altamira trata de romper esquemas educativos para lograr seres más integrales.

Foto:

Archivo particular

04 de agosto 2018 , 02:07 p.m.

El Colegio Altamira International School tiene en marcha una escuela para el desarrollo integral de la primera infancia. Se trata del Nido Altamira que “reconoce la importancia de innovar continuamente su práctica pedagógica, con el fin de responder de manera efectiva a las demandas del mundo actual, una realidad de escenarios cambiantes, un entorno con diversidad de estímulos, que incrementa cada vez más sus posibilidades, abriendo nuevas oportunidades, lo cual exige de esta generación unos seres integrales”.

Paola Eljadue, coordinadora del Nido Altamira, explicó que se orienta hacia una educación en la que el estudiante mantenga viva su capacidad de asombro, que desarrolle un pensamiento crítico y que incentive la creatividad.

Así se convierten en “individuos capaces de observar los diferentes escenarios y situaciones desde nuevas perspectivas, logrando proponer y liderar en las diferentes esferas de sus vidas; cargados de seguridad, proactividad, compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia en todos los proyectos que emprendan en su andar, para su beneficio propio y el de su comunidad”.

De la mano con la tecnología se diseñan ambientes pedagógicos que responden a los intereses de los alumnos

También tiene como propósito romper con el esquema de educación tradicional en el que se limita a los niños a repetir, memorizar, destinando largos periodos a unir puntos y rellenar contornos, para crear dinámicas conectadas con la vida real, en el que a través de su propia experiencia y en una relación directa - activa con el ambiente se construye nuevo aprendizaje, el cual es transferible a nuevos contextos.

La funcionaria destacó que de la mano con la tecnología se diseñan ambientes pedagógicos que responden a los intereses de los alumnos, “ofreciendo nuevos estímulos sensoriales, potencializando sus relaciones sociales, incrementando su motivación”.

“De esta manera nos preguntamos ¿Cuál es la imagen de infancia y de educación que hemos construido y sobre la cual hemos trazado nuestros objetivos? Hoy reconocemos la apertura global como nuestra realidad. Realidad que implica trascender muros para percibirnos seres en conexión, que construyen a partir de la participación activa en su entorno y del impacto que generamos desde nuestra experiencia local a una realidad global”, anotó.

En resumen, el Nido Altamira trata de romper esquemas educativos para lograr seres más integrales.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA