Carrusel

Directo a tus venas

Fortalece el sistema inmunitario, aumenta la energía y combate el envejecimiento. 

sueroterapia

La sueroterapia consiste en aplicar al torrente sanguíneo sustancias como medicamentos, vitaminas, minerales u oligoelementos que mejoran las funciones de las células.

Foto:

123RF

Por: Laura Jimena Patiño
23 de julio 2018 , 12:19 p.m.

Probablemente escuchar la palabra ‘suero’ te traiga malos recuerdos, como una estancia en el hospital o un problema de salud del pasado. Sin embargo, con la llegada de la sueroterapia al país hace un par de años, esa palabra ha comenzado a asociarse con una experiencia relajante que produce bienestar y energía.

Celebridades como Alejandra Azcárate, Franklin Ramos, Carolina Cruz, Flavia Dos Santos y Martina La Peligrosa han compartido en redes sociales su experiencia con este tratamiento, que promete desintoxicar el cuerpo y fortalecer el sistema inmunitario, entre otros beneficios. Aquí te contamos en qué consiste esta tendencia terapéutica y qué debes tener en cuenta antes de probarla.

¿Qué  es?

Sandra Arias, médica especialista en regeneración celular, explica que la sueroterapia consiste en “aplicar directamente al torrente sanguíneo sustancias como medicamentos, vitaminas, minerales u oligoelementos que mejoran las funciones de las células dentro del organismo y que también ayudan al cuerpo a responder ante cualquier enfermedad".

Lejos de la tensión que puede causar un cuarto de hospital, este tratamiento se realiza en salas con un ambiente tranquilo, en donde las personas pueden leer un libro o escuchar música mientras reciben el suero vía endovenosa. Ahora, el tipo de suero que recibe cada paciente se elige de acuerdo con sus necesidades y su estado de salud, aclara Marisol Duque, médica especialista en naturopatía, medicina biológica y estética.

Entre 150.000 y 300.000 pesos oscila el costo de una sesión de sueroterapia.

¿Para qué sirve?

Entre los principales usos de la sueroterapia están detoxificar el organismo, fortalecer el sistema inmunitario, aumentar la energía, combatir el envejecimiento y mejorar el desempeño deportivo. Los sueros ‘detox’, por ejemplo, se utilizan para apoyar a las células y el hígado en el proceso de neutralizar las toxinas y expulsarlas del cuerpo.

Por otro lado, cuando se busca aumentar las defensas se recurre a sueros con vitamina C, que modulan el sistema inmunitario para combatir adecuadamente los virus y las bacterias.

De acuerdo con Sandra Arias, esta vitamina y otras sustancias como el ácido alfa lipoico también se aplican para aumentar la vitalidad, restaurando el balance hormonal y celular que se pierde con el estrés y los malos hábitos.

En ese orden de ideas, los sueros son una herramienta para adultos sanos que quieren aumentar su calidad de vida. Sin embargo, también se aplican a personas con enfermedades inmunológicas, cardiovasculares, digestivas, e incluso con cáncer, para potenciar su tratamiento y favorecer su recuperación.

Por ejemplo, Leonardo Pinzón, médico cirujano con especialidad en medicina integrativa, aplica sustancias ‘barredoras’ de radicales libres a pacientes con cáncer, “para ayudar a desinflamar el cuerpo y contrarrestar el efecto nocivo de las quimioterapias y las radioterapias”, explica. Esto, debido a que los tratamientos oncológicos no solo atacan las células cancerosas, sino que causan daños colaterales en otras células, asegura Pinzón.

Algunas sueroterapias (como las de hidratación) son aptas para cualquier persona sana, (...) pero quien tiene una enfermedad o patología debe tener una valoración médica previa.

Ten en cuenta
  • De acuerdo con el médico Leonardo Pinzón, debes asegurarte de que el lugar donde vas a recibir este tratamiento esté avalado por el Ministerio de Salud, que el médico tratante esté capacitado para diseñar y aplicar la terapia, y que emplee sustancias con registro sanitario avalado por el Invima. No deberías recibir este tratamiento en salones de belleza o centros de estética que no estén certificados.
  • Debes tener claro qué quieres lograr, ya sea desempeñarte mejor durante la actividad física; rejuvenecer tus uñas, tu piel y tu cabello, o tratar una patología. De acuerdo con tus necesidades se escogerán las sustancias, la concentración y la frecuencia más adecuadas de los sueros para ti.
  • Es necesario que el médico conozca tu historia clínica y valore tu estado de salud antes de comenzar el tratamiento, especialmente si padeces alguna enfermedad.
  • Las sesiones pueden durar de 20 minutos a 3 horas, y se programan en ciclos de acuerdo con el objetivo del tratamiento. "Si un paciente se va de viaje y quiere evitar la gripa (...), y que su sistema inmunitario mejore, puede ser solo una sesión. Si se trata de pacientes con hipertensión arterial, generalmente el programa es de varias sesiones. Hay desde una sesión hasta 15 o 16", aclara Marisol Duque.
  • Según Sandra Arias, este tratamiento no es apto para niños, ya que puede ser una experiencia traumática por el uso de agujas. La especialista tampoco recomienda la terapia de sueros para mujeres embarazadas, porque no es conveniente movilizar toxinas en el cuerpo durante la gestación. Leonardo Pinzón, en cambio, argumenta que pueden aplicarse sustancias homeopáticas en el suero de estas pacientes para que las vitaminas y minerales lleguen al feto.

JIMENA PATIÑO BONZA
@jimenapb
REDACCIÓN CARRUSEL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA