Bogotá

El clan familiar que sembraba el miedo en Rafael Uribe Uribe

La Policía capturó a 'La banda de Stiven', dedicada al microtráfico y a la ejecución de asesinatos. 

Los de Stiven

Nueve personas, seis de una misma familia, fueron capturadas por la Policía en la localidad de Rafael Uribe Uribe.

Foto:

Policía de Bogotá

Por: REDACCIÓN BOGOTÁ
11 de septiembre 2018 , 12:06 p.m.

En medio de las acciones del plan de choque 100 días, 'El que la hace la
paga, seguridad con legalidad’, la Sijín de la Policía de Bogotá capturó a nueve personas, seis de ellos miembros de una misma familia, que tenían atemorizada a la comunidad de la localidad de Rafael Uribe Uribe.

"La estructura criminal conocida como ‘Los del Cerro’ o ‘La Banda de Stiven’,
se dedicaba a la venta de estupefacientes y a la comisión de muertes
violentas, por el control de territorios y ajuste de cuentas", explicaron en la Policía de Bogotá. La historia criminal de este clan inició hace dos años cuando alias 'Rasguño', líder de la banda, tomó el control de la venta de drogas en el sector del Tango, en el barrio La Colina de la localidad de Rafael Uribe Uribe.

Sin embargo, ‘Rasguño’ fue asesinado en marzo de este año y a partir de ese momento su hijo ‘Stiven’, de 22 años de edad, tomó el timón del “negocio familiar”, en el que también delinquía su madre, su hermana, una de sus tías, su compañera
sentimental y uno de sus cuñados.

"Con más fuerza y más violencia, ‘Stiven’ se desplazó con la banda al sector de
Molinos, en esta misma localidad, buscando tener un mayor alcance en la venta
de estupefacientes. Allí empezó a instrumentalizar menores de edad, como
‘campaneros’, es decir, quienes les avisaban cuando había controles de la
Policía y también para que fueran ellos los que transportaran los alucinógenos

de un sector a otro, evitando levantar sospechas", señalaron las autoridades.

En la investigación adelantada por la Sijín, se estableció la
responsabilidad de esta estructura criminal en tres homicidios, sin embargo,
continúan las indagaciones, teniendo en cuenta que se les sindica de al
menos 10 muertes violentas.

En cuanto a la venta de estupefacientes, los videos de seguimiento fueron
claves para evidenciar la manera como vendían las sustancias, a plena luz del
día, en parques y hasta en los alrededores de colegios, obteniendo ganancias
que alcanzaban los 3 millones de pesos diarios.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA