Bogotá

En Bogotá, la hora valle para mejorar la movilidad no existe

En promedio, la ciudad se mueve a 24 km / h entre las 7 a. m. y las 7 p. m., de lunes a viernes.

Movilidad en Bogotá

Las tradicionales horas valle (entre 9 a. m. y 4 p. m.) tienen velocidades similares a las de horas pico de la mañana.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

05 de febrero 2018 , 12:46 a.m.

La hora valle, que va de 9 de la mañana a 4 de la tarde y en la que se espera que el tráfico vehicular sea más fluido, hoy no existe en Bogotá. Por el contrario, el promedio de la velocidad constante en toda la ciudad es de 24,2 kilómetros por hora, de 7 de la mañana a 7 de la noche, lo que denota la ausencia de una diferencia entre las horas con alto flujo y las que se supone que el tráfico se retira.

Estas son las cifras que arroja un análisis realizado por la Secretaría Distrital de Movilidad en el 2017, sin tener en cuenta los corredores de TransMilenio.

Hoy, en la ciudad rige el pico y placa de lunes a viernes para carros particulares entre las 6 y las 8:30 a. m. y de 3 a 7.30 p. m., el cual parece no diferenciarse con el de horas sin restricción, teniendo en cuenta tanto la velocidad como la congestión durante el día, consideran los conocedores del tema.

EL TIEMPO habló con expertos y con la Administración Distrital sobre las cifras, tomando como base el mes de noviembre. “La percepción que manejamos los bogotanos es que independiente de la hora, el trafico permanece constante. El promedio de velocidad en la ciudad pareciera confirmarlo”, asegura Plinio Alejandro Bernal, experto en movilidad.

La percepción que manejamos los bogotanos es que independiente de la hora, el trafico permanece constante. El promedio de velocidad en la ciudad pareciera confirmarlo

Hoy en Bogotá, según el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), hay cerca de 2 millones de carros, de los que alrededor de un millón no salen a circular a la calle durante la medida del pico y placa, considerando además que algunos bogotanos optaron por comprar otro carro o moto para movilizarse. Las motocicletas han aumentado en la última década de 45.000 a 472.226, es decir, un 1.000 por ciento.

Según Germán Prieto, docente de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, el pico y placa se creó como una medida pasajera cuyo principal objetivo era distribuir mejor el tráfico y flujo vehicular con un alcance de corto plazo.

“La medida no se hizo temporal sino permanente, además de no haberse hecho las transformaciones de transporte público y transporte motorizado que nos permitieran desacelerar el crecimiento del parque automotor, tanto de vehículos como de motos, lo que se ve reflejado hoy en el aumento en la compra de estos vehículos”, agrega Prieto.

Para la Secretaría de Movilidad, modificar el pico y placa por ahora no es una de las soluciones, por lo menos en el corto plazo.

Juan Pablo Bocarejo, jefe de esa cartera, considera que con los datos de velocidad en la ciudad obtenidos hasta hoy se concluye que ya no hay horas entre semana en que se perciban mejores desplazamientos, lo que obliga a revisar estrategias por implementar.

“Hay que esperar otras soluciones antes de pensar en cambiar el pico y placa o implantar más restricciones. Una de las esperanzas que tenemos es mejorar los flujos vehiculares con el nuevo sistema de semáforos inteligentes, cuya licitación ya fue adjudicada”, plantea Bocarejo.

Una de las esperanzas que tenemos es mejorar los flujos vehiculares con el nuevo sistema de semáforos inteligentes, cuya licitación ya fue adjudicada

Otra de las estrategias tiene que ver con mejorar el comportamiento de los actores viales, como evitar el mal parqueo en la vía, no obstaculizar las intersecciones, incentivar el uso de la bicicleta. El Distrito es claro al decir que muchas de las reducciones en los índices de velocidad se deben a pequeños detalles de conducción adoptados por algunos bogotanos, un punto que es susceptible de ampliar.

“La solución es que nos movamos menos en vehículos privados y más en vehículos sostenibles, y para eso debemos tener una oferta que sea buena. Hoy, la Administración Distrital está haciendo un esfuerzo grande para mejorar el sistema de transporte público”, señala Bocarejo. Poner en funcionamiento el TransMiCable de Ciudad Bolívar, empezar la construcción de la troncal de la carrera 7.ª en el segundo semestre del 2018, abrir la licitación para el metro elevado de la ciudad y ampliar la troncal de la Caracas entre Molinos y Usme son algunos de los proyectos que están dentro de la agenda para este año, según las proyecciones de la Alcaldía.

Aunque para algunos ciudadanos de a pie la solución al problema del trancón es la construcción de más vías, para el experto Darío Hidalgo esto no ha funcionado en ninguna parte del mundo, porque más vías traen más tráfico. “La solución es enfocarse en el movimiento de personas, no de vehículos. Esto significa dar prioridad al transporte público y hacer infraestructura segura para peatones y ciclistas. Las bicicletas pueden alcanzar velocidades iguales o mayores a las de los carros actualmente en Bogotá”.

El sábado

Pero la baja movilidad no solo es notoria entre semana; las cifras dejan claro que el día con el tráfico más lento es el sábado, mostrando su pico más bajo a la una de la tarde, con una velocidad promedio de 21 kilómetros por hora, mientras que a las 7 de la mañana es de 27,9 kilómetros por hora.

Para Bernal, ante la inexistencia del pico y placa los sábados, el flujo de vehículos aumenta. “Los bogotanos realizamos buena parte de nuestras vueltas personales (familia, amigos, mercado, salud, paseo, etc.) utilizando nuestro vehículo, y, ante la no necesidad de madrugar, el domingo prolongamos nuestra estadía en la calle, extendiendo un poco más el trancón que entre semana”.

Esta afirmación la comparte la Secretaría de Movilidad: “La gente sale a almorzar el sábado y saca el carro. Ellos sienten la congestión o la baja de velocidad y creen que solo es en el pedazo en el que van, y no es así, es en toda la ciudad”.

Según la Encuesta de Movilidad 2015, de los 12’755.826 viajes iguales o mayores a 15 minutos que se hacen en Bogotá, el 13,2 % se realizan en carro particular (1’686.924) y el 5,5 %, en moto (669.227).

Así se aliviaría el tráfico

Con sencillos pasos que pueden dar los conductores se podría bajar la congestión en las vías de la ciudad. Una de las apuestas de la Secretaría Distrital de Movilidad es la estrategia #bajemoslealtrancón, que consiste en no invadir las intersecciones, seguir por el mismo carril y no cambiar seguidamente; utilizar las aplicaciones móviles para conocer el estado de las vías y tomar rutas alternas; no parquear en las vías principales y tratar de conciliar en los choques simples, que son cerca de 500 diarios.

Los expertos también recomiendan evitar el cargue y descargue en vías arterias; por ejemplo, de vehículos de valores. Además, compartir los vehículos para aumentar la ocupación, reduciendo el volumen de tráfico. También, avanzar en algunas intersecciones a desnivel en vías principales como la avenida de Las Américas, La NQS y la avenida 68, y resolver los cuellos de botella. Así mismo, reforzar las revisiones técnico-mecánicas para evitar varados.

El tránsito en las principales capitales

Medellín

En la capital antioqueña, el pico y placa va de lunes a viernes de 7 a. m. a 8:30 a. m. y desde las 5:30 p. m. hasta las 7 p. m. Con ello dejan de circulan 550.000 carros particulares y 750.000 motos.

“En estos momento tenemos muchas obras de infraestructura y es normal que se presenten congestiones. Todavía hay horas valle y la movilidad mejora notablemente; en horas pico, se complica”, explicó el secretario de Movilidad de Medellín, Humberto Iglesias.

Cali

Los mayores trancones en la Sultana se registran en el sur debido a que la zona concentra el área educativa, colegios y universidades, más un área residencial. El pico y placa para particulares rige de lunes a viernes de 6 a. m. a 10 a. m. y de 4 p. m. a 8 p. m. De 350.000 vehículos particulares que hay en la capital del Valle del Cauca dejan de circular por la medida 76.170. Existe la posibilidad de pagar para circular en pico y placa, cancelando la tasa del cobro por congestión, que es de $ 2’578.680 anuales.

Barranquilla

Los carros particulares en la capital del Atlántico no tienen pico y placa. En total hay 140.000 vehículos, que se desplazan a una velocidad promedio de entre 40 y 50 kilómetros por hora. Los que sí tienen pico y placa son los taxis. Esta flota es cercana a los 13.000 amarillos. En Barranquilla, la congestión vehicular se da en horas pico y en sectores donde existen colegios y universidades; a esto se suman las obras que se están realizando, como la canalización de arroyos y la ampliación de vías.

Pereira

El parque automotor en la capital risaraldense es de 169.200 vehículos, de los cuales 77.119 son motocicletas (62,6 por ciento). La restricción de pico y placa va de 7 a. m. a 7 p. m. para particulares y motos. Para los 2.700 taxis, esa restricción es de 7 a. m. a 3 a. m. del día siguiente. En algunos sectores, la velocidad promedio en hora pico es 40 kilómetros por hora. La movilidad en la zona centro es la más complicada porque se están reparando algunas calles y hay flujo de personas.

JOHN CERÓN
EL TIEMPO
johcer@eltiempo.com
En Twitter: @CeronBastidas

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA