Bogotá

La Sabana: mejor en educación, pero se raja en cultura vial

El observatorio Sabana Centro Cómo Vamos reveló su más reciente ‘Informe de calidad de vida’.

Sabana de Bogotá

La mayor inversión pública que se realizó en el último año en Sabana Centro fue en educación.

Foto:

César Melgarejo / ELTIEMPO

23 de noviembre 2017 , 08:28 p.m.

Los once municipios que conforman la provincia de Sabana Centro, en Cundinamarca, y colindan con el norte de Bogotá siguen teniendo un panorama positivo en crecimiento económico y niveles educativos, superando en pruebas nacionales el promedio del departamento y del país. Sin embargo, la seguridad vial es uno de los lunares que se mantienen hoy.

Eso fue lo que reveló el reciente ‘Informe de calidad de vida’ del programa Sabana Centro Cómo Vamos, que monitorea los municipios de Chía, Cota, Tabio, Cajicá, Tenjo, Zipaquirá, Sopó, Cogua, Gachancipá, Tocancipá y Nemoncón.

La población actual de estos territorios se estima en un poco más de 496.645 habitantes, y para el 2050 se proyecta que albergarán a cerca de 2 millones de personas. Este crecimiento ha sido explicado, en parte, por la migración de bogotanos que llegaron a los municipios en busca de mejores condiciones de vida.

Hoy, Sabana Centro es una de las más prósperas de Cundinamarca, y para el 2015 se calculó que aportó el 30 por ciento del producto interno bruto (PIB) del departamento, pese a solo representar el 4 por ciento del territorio del departamento.

Una de las aristas positivas de los municipios en los últimos años es el crecimiento del sector empresarial, pues para el 2015 había 19.331 compañías registradas en esta provincia, y en el 2016 el número llegó a 21.568.

Sin embargo, el auge económico, sumado a la construcción de viviendas y el crecimiento poblacional, ha modificado la dinámica, que antes tenía vocación agrícola y en algunos casos minera.

Esto se ve reflejado en la seguridad vial. “Las personas que estaban acostumbradas a movilizarse en su bicicleta ahora tienen que convivir en grandes vías con vehículos de carga, particulares, entre otros, y no se ha hecho una conciliación, por lo menos en adecuación de infraestructura, para que la gente use de manera segura las ciclorrutas, andenes, entre otros”, analizó Juan Carlos Camelo, director de Sabana Centro Cómo Vamos.

Otro de los aspectos que destacó es que el sector educativo fue al que más le destinaron recursos las administraciones municipales durante el 2016. De los gastos de inversión, recibieron el 26 por ciento, seguidos por la salud, que se llevó el 13,2 del presupuesto.

Esto coincidió con los buenos resultados que tuvo el sector educativo en materia de pruebas Saber, realizadas por el Ministerio de Educación, aunque, como señaló Camelo, aún se debe trabajar para reducir la tasa de deserción escolar de algunos municipios, así como en la de cobertura.

Por su parte, Obdulio Velásquez, rector de la Universidad de La Sabana, institución que forma parte de la red, destacó la labor del programa al señalar que con este monitoreo se le apuesta a un desarrollo responsable y articulado de la provincia.

Otro de los aspectos que llamaron la atención en la presentación de los resultados fue la invitación que hizo el alcalde de Zipaquirá, Alfonso Obando, para que los once municipios de Sabana Centro puedan articular su desarrollo.

Aunque hay buenas intenciones, no podemos seguir funcionando como islas, cada una intentando hacer lo mejor que puede con lo que tiene”, recalcó. El mandatario agregó que el ‘Informe de calidad de vida’ permite pensar “no solo cómo vamos, sino para dónde vamos”.

Lo que se destaca

Son varios los puntos positivos que revela el informe. A saber: los buenos resultados en materia de calidad educativa y consolidación de la oferta de educación superior, que permitirán, en los próximos años, mejorar la mano de obra calificada requerida en la provincia. Este es un punto que va directamente ligado a la buena dinámica empresarial registrada en la región.

Además, en el 2015 los once municipios de Sabana Centro lograron aprovechar más de 106.014 toneladas de residuos sólidos, en comparación con las 103.415 toneladas del 2014, lo cual demuestra que las buenas prácticas medioambientales son prioridad en la provincia.

Otro indicador que también resultó favorable es que 8 de los 11 municipios se encuentran fuera de riesgo en lo referente a la calidad del agua que ofrecen a sus habitantes.

Se apuntó, eso sí, que en dos de los once municipios incluidos en el informe, si bien tienen algún riesgo en el suministro del líquido vital, la alerta es de bajo impacto. A su vez, uno solo de estos tiene advertencia por riesgo superior o bajo.

BOGOTÁ

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA