Bogotá

La población de Radburn en EE. UU., una ciudad jardín por excelencia

Ubicada en Nueva York, es reconocida como patrimonio de la arquitectura. Prioriza a los peatones.

Central Park

La ciudad jardín distancia los espacios peatonales de las vías vehiculares, procurando que se crucen lo menos posible.

Foto:

Juan Manuel Vargas / Archivo EL TIEMPO

01 de febrero 2018 , 10:25 p.m.

En la actualidad, uno de los principales conceptos de la Nueva Agenda Urbana aprobada durante Hábitat III (Quito, 2016) plantea que el espacio urbano debe ser para el peatón antes que para el carro particular. De hecho, sugiere limitar el uso del vehículo privado en beneficio del transporte público, las ciclorrutas y los andenes para caminar. Pero hace casi 100 años, en la década de 1920, la población de Radburn (Nueva York, EE. UU.) fue pionera en conceptos cercanos.

Los urbanistas Clarence Stein y Henry Wright, quienes advertían que la creciente producción masiva de vehículos desde inicios del siglo XX empezaba a poner en riesgo a los peatones, convencieron al constructor Alexander Being para promover el proyecto Sunnyside Gardens. Serían 22 hectáreas iniciales que la autoridad urbana les aprobó para llevarlo a cabo. La ciudad jardín dio sus primeros pasos en América.

Eficiencia, dotación de servicios y seguridad vial fueron conceptos esenciales de este urbanismo. Se quiso eliminar las calles de paso, de tal forma que cada cuadra se trazó con hasta un kilómetro de extensión, dando lugar a supermanzanas residenciales, conectadas interiormente por andenes y senderos, gracias a las cuales los vehículos solo circulaban por la periferia. La gente no se tuvo que preocupar por los cruces vehiculares, porque carros y personas estaban separados desde el diseño.

“Las unidades residenciales se disponen aisladas o agrupadas por parejas, rodeadas de amplias superficies ajardinadas privadas tanto hacia el acceso rodado como en las partes interiores de estancia más familiares. La escuela y el pequeño centro comercial se instituyen como piezas dotacionales referentes, siempre a una distancia de acceso razonable a pie, en torno a 800 o 1.000 metros”, describe el analista Federico García.

Para el acceso de los carros a las viviendas se dispusieron vías llamadas ‘fondos de costal’, o sea, solo había un punto de acceso y no conducía más que a las casas y al final se cortaba (como el fondo de un costal) sin conducir a ningún otro punto. Por la vía solo precisaban circular los carros que iban a cada domicilio.

Una de las claves para conseguir que este tipo de urbanización funcionara fue que cada supermanzana contaba con dotaciones de mercado, servicios públicos e incluso servicios administrativos, logrando generar un hábitat concentrado. El impacto e influencia de esta ciudad jardín alcanzó diversos puntos de la unión norteamericana, como Baldwin Hills Village (Los Ángeles), comunidad que en el 2001 fue designada como patrimonio referente de la arquitectura.

De hecho, Radburn es reconocida como Distrito Histórico por el National Historic Landmark Program. “La agrupación que compone la gran manzana de Radburn es la traducción americana de los conceptos de urbanización ligados a las garden cities desarrolladas en Gran Bretaña a comienzos del siglo XX. Es evidente la influencia de suburbios como Hampstead Gardens, y new towns como Letchworth, en la periferia de Londres”, explica la teórica Victoria Lucena.

En la actualidad, elementos de ese urbanismo deberían tenerse muy cuenta en la planificación de las ciudades. Eso sí, aplicando esos conceptos en urbes densificadas y en altura.

Para este artículo se uso información de arquiscopio.com

BOGOTÁ
En Twitter: 

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA