Bogotá

Endurecerán medidas en albergue para venezolanos debido a los desmanes

El director de Migración Colombia dijo que implicados serán expulsados del territorio nacional.

Disturbios en campamento de venezolanosDisturbios en campamento de venezolanos en Bogotá.
Venzolanos

cortesía: Integración Social.

Por: Bogotá 
19 de noviembre 2018 , 10:37 p.m.

A pesar de los reiterados llamados a la tolerancia con los ciudadanos venezolanos y dar todo el respaldo institucional para atenderlos de la mejor manera, la Alcaldía de Bogotá está enfrentando un complicado escenario debido al mal comportamiento de algunos de ellos, principalmente en el albergue temporal que fue instalado en la localidad de Engativá.

La decisión de trasladar desde el martes pasado a las personas que permanecían en precarias condiciones en inmediaciones de la terminal del Salitre hasta un predio en el barrio Luis María Fernández vivió su momento de mayor tensión este lunes, cuando un grupo de ellos protagonizó una trifulca que tuvo como balance cuatro baños, 10 cámaras de seguridad y dos carpas destruidos. También resultó lesionado un funcionario del Distrito.

Adicionalmente, durante los disturbios, cuatro personas fueron conducidas por la Policía y, posteriormente, judicializadas por daño en bien público y ataque a servidor público.

Por esta grave situación, Migración Colombia dijo que serán 15 los ciudadanos de Venezuela que serán devueltos a su país de origen después de los hechos, decisión que respaldó el gobierno local. “Lo primero que hay que reiterar es que el campamento debe generar unas condiciones de convivencia a partir del comportamiento de las personas que están allí. Cuando hicimos la verificación esta mañana (lunes), hemos encontrado algunas armas blancas que de manera voluntaria fueron entregadas”, dijo el secretario de Seguridad, Jairo García.

Después de que retornó la calma, hombres de la Policía de Bogotá ingresaron al campamento para inspeccionar las carpas. Allí encontraron más de 20 armas blancas y al menos 15 dosis de bazuco y 30 gramos de marihuana. Por esto, 15 personas más, 13 hombres y dos mujeres, fueron sacados del sitio y judicializados.

Venezolanos

Después de los disturbios, la Policía inspeccionó las carpas y encontró más de 20 armas blancas

Foto:

Victor Gordillo. SDIS.

Jairo García señaló que en la zona exterior del refugio humanitario está operando un dispositivo de seguridad conformado por unidades de la Policía y apoyado por un CAI móvil. Después de los desmanes, indicó que se doblará la vigilancia en la zona.
García también recordó que quienes están en el interior del campamento lo hicieron después de firmar un compromiso de convivencia y que violarlo significará en adelante la expulsión inmediata del refugio,
el cual estará allí, según la Secretaría Social, hasta el próximo 15 de enero.

Para Mario Silva, un hombre que lleva 10 años viviendo en el barrio donde está instalado el campamento, lo que está pasando hoy fue advertido por la comunidad antes de su instalación.

“Le pedimos a la alcaldía que revaluara la situación, que no era el sitio para traer a esas personas. ¿Por qué exportar un problema de un lugar que se había armado en el Salitre en la zona del Terminal y ahora traerlo en medio de una comunidad?, los vecinos estamos muy afectados acá”, explicó Silva.

¿Qué genera los conflictos?

Rencillas entre ellos, escasez de alimentos, disputas por las donaciones, mal estado de los baños y hasta chismes, según los ciudadanos venezolanos que permanecen en el refugio de Engativá, fueron los motivos que desencadenaron los disturbios de este lunes y que pusieron en aprietos a las autoridades distritales, que tienen a su cargo la administración de este lugar.

“Aquí nos quieren tener con pan, una manzana y un jugo tres veces al día, pero quién almuerza con eso, hay niños deshidratados allá adentro. Entonces, esta mañana (ayer) nos llegaron también con que nos querían dar una cajita con pan”, denunció una mujer que permanece en el refugio, pero quien prefirió no revelar su identidad.
Otra mujer dijo que otra de las razones que calentaron los ánimos es que los administradores del resguardo no permiten ingresar donaciones ni comida.

“Yo salgo a trabajar y rebusco lo que pueda y traigo una comidita ya hecha y no me la dejan ingresar, y cómo crees que uno va a sobrevivir con un pan y un jugo. No nos dejan ingresar nada. Hay gente que nos quiere colaborar afuera y nos trae donaciones y esas cosas, y no dejan ingresar nada, nos tienen ahí prácticamente presos”, advirtió.

Aquí nos quieren tener con pan, una manzana y un jugo tres veces al día, pero quién almuerza con eso, hay niños deshidratados allá adentro

A estas razones es necesario agregarles la posibilidad de pleitos por la venta de alucinógenos, dados los hallazgos de las autoridades. Por todo esto, la alcaldía manifestó que seguirá siendo de manos abiertas para los migrantes, pero que desde ahora serán más estrictos.

Implementarán acceso biométrico, instalarán de nuevo las cámaras de seguridad y doblarán el número de hombres de vigilancia privada. Asimismo, solicitaron que quienes quieran hacer sus donaciones a esta comunidad se dirijan a la Casa de la Juventud de Mártires, en la calle 24 n.° 27A-31.

Desorden en donaciones, el detonante de las riñas
Secretaria Social

Cristina Vélez, secretaria social del distrito

Foto:

Hector Fabio Zamora

Los ciudadanos siguen entregando ayudas a migrantes en el campamento de forma desordenada. La secretaria Social, Cristina Vélez Valencia, pide que las entreguen a la Cruz Roja.

¿Cuál fue el detonante de las peleas?

La entrega de los alimentos y las donaciones. Unos muchachos que, en la calentura del momento, se colaron en la fila, agredieron a los gestores y a quienes estaban entregando los alimentos, y eso desencadenó el problema.

¿Qué pasó con los que rompieron las normas de convivencia?

Al menos 15 personas que incumplieron las normas de convivencia fueron expulsadas y se pusieron a disposición de las autoridades migratorias.

¿Cuántos heridos hubo en la refriega?

No hubo heridos. Hubo enfrentamientos, confrontaciones y rifirrafes. Por fortuna, nada grave.

¿Qué alimentos se les están entregando?

Estamos dando refrigeros con carbohidratos con una proteína, una fruta y un jugo. No es comida caliente. A los niños les estamos garantizando la comida caliente en los jardines infantiles, pero las mamás no están muy dispuestas a llevarlos. Y esa es la única alternativa.

REDACCIÓN BOGOTÁ
Síganos en Twitter: @BogotaET y en Facebook: @BogotaET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA