Bogotá

En Puente Aranda, la galería de grafitis más grande de Latinoamérica

Un total de 24 murales se podrán apreciar en las paredes de varias fábricas de la zona industrial.

Grafitis en Puente Aranda

Así se ve una de las paredes que fue intervenida el año pasado.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

Por: Natalia Silva
30 de octubre 2018 , 11:38 a.m.

Sin importar las lluvias de Bogotá, 25 artistas –8 extranjeros, 2 nacionales y 15 locales– están interviniendo 1.500 metros cuadrados de 24 muros, en medio del festival Distrito Grafiti, que irá hasta el próximo 31 de octubre.

El objetivo de la tercera edición, que tiene como lema ‘Bogotá: entre lo humano y lo artificial’, es convertir a Puente Aranda en la galería de arte urbano a cielo abierto más grande del país y de Suramérica. Con estos 24 nuevos serán 74 en total.

En la avenida de las Américas, entre carreras 53 F y 54, se observan andamios, aerosoles y se escuchan parlantes con música a todo volumen, que acompañan a los artistas que están ‘grafiteando’. Hay olor a pintura por la cuadra, en donde se alzan figuras y diseños que le están cambiando la cara a la zona industrial de la ciudad.

La inversión para esta edición de Distrito Grafiti fue de $ 200 millones, por parte de la Alcaldía Mayor. En estos tres años, artistas de todo el mundo han llegado a Bogotá, ciudad latinoamericana destacada por la cantidad de obras de grafitis y arte urbano que tiene. Hoy ya se cuenta con 4.400 metros cuadrados intervenidos durante estos festivales.

El curador de este año fue Pez, reconocido artista español y quien ha participado en ediciones pasadas como grafitero. Según él, los participantes les brindarán una visión novedosa a los bogotanos de arte que no están acostumbrados a ver.

Es una iniciativa que ayuda a recuperar zonas de la ciudad que están olvidadas y a las que la gente no le gusta ir. Le da vida a un sector en el que lo normal no es ir a ver obras

“Es una iniciativa que ayuda a recuperar zonas de la ciudad que están olvidadas y a las que la gente no le gusta ir. Le da vida a un sector en el que lo normal no es ir a ver obras”, señala.

Camilo López, director artístico del proyecto, comenta que la iniciativa nació porque Bogotá necesitaba un espacio donde se pudiera facilitar la práctica de este tipo de arte y también de un lugar dónde mostrarlo.

Añadió que Puente Aranda es el lugar idóneo para convertirse en un Distrito grafiti, porque a este lugar se llega de forma rápida en transporte público y es esta una de las características de la iniciativa: que los ciudadanos accedan con facilidad y de forma gratuita al arte.

Quienes pintan estos muros son elegidos a través de convocatorias públicas. Uno de los colectivos locales ganadores es ‘Bosa Boy’, conformado por tres artistas. Para los grafiteros, que llevan diez años en la escena urbana, la ciudad se ve beneficiada porque “cambia el entorno y la percepción que tienen las personas de la calle luego de que está pintada”.

Con Distrito Grafiti los bogotanos han sido testigos de cómo muros de ladrillos pasaron a ser obras de arte de referencia mundial. La intervención, que empezó en unas pocas paredes, y ahora se extiende a lo largo de dos cuadras, es la muestra de que el arte es una herramienta para transformar los espacios de la ciudad y que hace crecer entre los ciudadanos su sentido de pertenencia.

NATALIA SILVA
Especial para EL TIEMPO
silgis@eltiempo.com
@NataliaSilvaCab

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA