Bogotá

Inversión extranjera le dejó 1.400 millones de dólares a la capital

En el 2017 llegaron 160 proyectos. En la última década se han generado 115.000 empleos calificados.

Sector de tecnologías de la información

El sector de 'software' y tecnologías de la información es parte de una de las cinco áreas de especialización inteligente a la que le apuesta la capital.

Foto:

Carlos Capella / Archivo EL TIEMPO

04 de febrero 2018 , 11:50 a.m.

En el 2017, 24 países ficharon a la capital del país como destino de inversión extranjera directa, y con ello se gestaron 160 proyectos en diferentes sectores, entre los que se destacan el de servicios empresariales, financieros, cosméticos, alimentación, entre otros.

Esto le dejó a Bogotá cerca de 1.400 millones de dólares, y, según calcula la agencia de promoción de la inversión en la ciudad, Invest In Bogotá, en los últimos 11 años se han generado 115.000 empleos en áreas específicas como la farmacia o las tecnologías, gracias al capital de empresas estadounidenses, españolas o francesas.

Juan Gabriel Pérez, director ejecutivo de la agencia, señaló que hoy, la ciudad, en donde habitan casi 8 millones de habitantes, es uno de los escenarios más atractivos para realizar negocios y, gracias a la fuerza que ha tomado en la última década, compite con capitales latinoamericanas como São Paulo (Brasil), Ciudad de México o Santiago de Chile.

“A favor ha jugado el cambio de imagen que ha tenido Colombia en el extranjero y el tener una inflación controlada. A ello se suma que Bogotá tiene una economía representativa que puede compararse con la de países como Ecuador o Costa Rica”, indicó.

Pero el capital humano con el que cuenta la ciudad también le ha favorecido. “El 46 % de los Ph. D. del país están aquí. Al año hay más de 100.000 graduados de universidades, y un 30 % de la cifra son en posgrados”, señaló Pérez.

¨
Estos resultados han conllevado un esfuerzo significativo. Primero fue necesario alinear la agenda de competitividad con entidades distritales como la Secretaría de Desarrollo Económico, con Invest In Bogotá y las agremiaciones de empresarios, con la ayuda de la Cámara de Comercio de Bogotá.

“Así logramos lanzar más de 20 campañas para atraer inversionistas, en sectores que son estratégicos” señaló Juan Gabriel Pérez, mientras recordó que Bogotá es, principalmente, una ciudad de servicios, pues concentra el 62 % de la oferta total del país.

“Además, tenemos un crecimiento de economía naranja (industria de música, artes gráficas, audiovisuales, entre otros campos) o en manufactura ligera, como sucede con los cosméticos o alimentos procesados”, indicó.

Por otro lado, enfatizó que “el desafío ahora es ver cómo se reconfigura el panorama de inversión extranjera directa en el país, con la pérdida de ritmo del sector extractivo (minería, petróleos) y qué otros cobran protagonismo, una oportunidad grande para Bogotá al ser el epicentro de los proyectos no extractivos, con el 58 %”.

¨
Destino atractivo

Profesionales altamente calificados, un buen nivel de bilingüismo, infraestructura adecuada para desempeñar sus labores y una economía en crecimiento eran algunas de las características que debía cumplir la ciudad en la que aterrizaría la desarrolladora de ‘software’ y soluciones de TI británica Endava.

Tras revisar las condiciones de 17 centros urbanos de siete países latinoamericanos, la firma, que provee servicios a varios países de Europa occidental y Estados Unidos, escogió a Bogotá como su puerta de entrada al Nuevo Continente.

“Conocimos profesionales del sector que ejercen en la ciudad y nos hablaron muy bien de su potencial. Está ubicada en una posición estratégica para interactuar con nuestros clientes en Estados Unidos”, señaló Kumail Jetha, gerente de Endava para Colombia.

Precisamente, el sector de ‘software’ y tecnologías de la información es parte de una de las cinco áreas de especialización inteligente a la que le apuesta la capital del país desde hace unos años.

“Cuando vinimos a la ciudad simplemente nos gustó, lo cual es muy importante. Nos sentimos cómodos, y en julio de 2016 iniciamos operaciones en Bogotá como eje central en nuestro plan de expansión en América Latina”, recordó Jetha.

Esta es una de las empresas que le han apostado a invertir en la capital del país, pese al tímido crecimiento de la economía colombiana el año pasado, que, según el informe preliminar de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), correspondió al 1,8 %. Recientemente la compañía se fusionó con Velocity Partners, desarrolladora de ‘software’ con oficinas en Argentina, Uruguay Venezuela y Medellín.

¨
Articulación con la región

Este panorama no sería posible si el trabajo estuviera desconectado de los municipios que rodean la capital, pues es una de las características que destacan quienes deciden invertir en la ciudad. “En Bogotá-Región hay cerca de seis zonas francas y eso es muy importante, pues les da facilidad a los empresarios de ubicarse según sus necesidades. Hay otros que, por ejemplo, deciden poner centros de servicios como ‘call center’ cerca de centros universitarios”, dijo Pérez.

Lugar de emprendimiento

Otra de las compañías que entraron a la capital el año pasado fue WeWork, “una plataforma para todo tipo de creadores que ofrece espacios, servicios, y comunidades de trabajo físicos y virtuales a más de 180.000 miembros en 207 edificios de 65 ciudades de todo el mundo”, relató Karen Scarpetta, directora para Colombia y México.

A Bogotá llegaron en octubre de 2017 con un edificio en la calle 93 con carrera 19. En enero abrieron el segundo, en la carrera 7.ª con calle 116. “Bogotá es hoy uno de los ‘hubs’ de negocio y emprendimiento más relevantes para América Latina. Con esta segunda apertura demostramos la importancia que tiene este mercado para nosotros”, sostuvo Scarpetta.

En los edificios de WeWork se reúnen grupos de trabajo, empresarios que están emergiendo y semilleros de la industria. Según la compañía, esperan abrir tres edificios más en la capital y luego, expandirse a otras ciudades colombianas.

Alinear la agenda de competitividad, una de las claves

El posicionamiento que ha tenido la capital en los últimos años no ha sido gratuito. Marco Llinás, vicepresidente de Competitividad y Valor de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), sintetizó en dos momentos las claves de este hecho.

El primero, la alineación que hicieron las entidades del Distrito, los clústeres empresariales y diferentes sectores para definir la agenda de desarrollo productivo de la capital.

Esto consistió en identificar cuáles eran las fortalezas de la industria en la ciudad. “De allí salió la estrategia de especialización inteligente, lanzada hace un año y medio. Así se definieron cinco áreas estratégicas”, recordó Llinás.

Entre ellas se destacan Bogotá Región Creativa, que agrupa lo relacionado con la economía naranja. Biopolo, que reúne los clústeres del sector agropecuario, agroindustrial, farmacéutico, de cosméticos, entre otros. El tercero es el de servicios empresariales: ‘call center’, turismo de negocios y lo relacionado con el sector financiero, entre otros.

En el cuarto pilar –Ciudad Región Sostenible– se reúnen los proyectos que buscan enfrentar el cambio climático, promover la economía circular y la eficiencia energética, entre otros. Con el hub de conocimiento avanzado, se trabaja para proporcionar el capital humano calificado que estén necesitando los sectores.

Con este panorama claro, las acciones que se han desarrollado buscan potenciar estas cinco áreas, así como fortalecer la agenda de los clústeres.

El vicepresidente de Competitividad y Valor de la CCB agregó que esto se suma al panorama positivo de competitividad de Bogotá-Región. “Aquí se reúne el 31 % del producto interno bruto del país, del cual Bogotá aporta el 26 % y lo restante, el departamento de Cundinamarca", recalcó.

El papel de los clústeres

Los clústeres son agremiaciones de empresas, por sector económico, que identifican los cuellos de botella que limitan su crecimiento. Según Marco Llinás, vicepresidente de Competitividad y Valor de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), en el país hay 90, y, de estos, 16 funcionan en la capital y están articulados coa las cinco áreas de especialización inteligente a las que les apuesta la ciudad desde hace año y medio.
.
Se destacan, entre otros, los de moda, el de industrias creativas y culturales, el que agrupa los negocios, turismo y eventos, el de software y TI, cosméticos. Además, la CCB trabaja en un proceso de fortalecimiento empresarial que beneficia a dichos sectores.

MICHAEL CRUZ ROA
EL TIEMPO
Miccru@eltiempo.com

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA