Bogotá

La clínica Palermo cumple 70 años como referente en el norte

En 1948, meses después del Bogotazo, la institución abrió sus puertas.

palermo

La institución está ubicada en la calle 45C con carrera 22 (barrio Palermo). Fue el primer centro de salud construido en el norte de la calle 26.

Foto:

Claudia Rubio

Por: Bogotá
08 de noviembre 2018 , 11:53 p.m.

Tras la gran quemazón que supuso para el centro de la capital de la república el Bogotazo (9 de abril de 1948), la ciudad empezaría a desarrollarse hacia el norte y el occidente.

Dos meses después de aquel gran incendio social y urbano, la clínica Palermo abriría sus puertas (21 de junio) para ayudar a aliviar las cuitas de la salud bogotana. Inauguró sus instalaciones con un edificio que en aquel entonces contaba con dos pisos, allí donde las coordenadas hoy señalan la calle 45C con carrera 22 (barrio Palermo).

La construcción se había iniciado en 1944, bajo la mentoría de la madre Mére Saint Martin, directora de las Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación de la Santísima Virgen. 35 hermanas de esa congregación serían las primeras administradoras del centro médico y de unidades tan fundamentales como la de enfermería.


No había en ese entonces ninguna clínica en el norte de la ciudad, es decir, después de la calle 26; tras la construcción de esta, luego llegarían a la zona norte otras como la Marly (década de 1960)”, cuenta el médico Daniel Charria, asesor científico de la institución. “Los hospitales San José y San Juan de Dios (centro) eran los principales lugares de atención, donde también las hermanas habían colaborado con sus servicios”.

El inmueble, que en siete décadas pasó de tener dos niveles a contar con cinco, se construyó con un diseño de arquitectura neoclásica francesa (siguiendo el origen de la congregación –Francia–), con mampostería de carga en ladrillo macizo, compuesta por patios centrales y construcciones a su alrededor que comunicaban todos los servicios, por medio de pasadizos en los pisos y con escaleras de servicio estratégicamente distribuidas, se puede leer en la reseña histórica.

La relevancia de esta decana de la salud en el norte es tal que en el 2001, durante la alcaldía de Antanas Mockus, el Decreto 606 del 26 de julio la declaró bien de interés cultural del orden distrital, en la categoría de conservación integral. En otras palabras, se oficializó como patrimonio.

No había en ese entonces ninguna clínica en el norte de la ciudad, es decir, después de la calle 26

Mientras se camina por los múltiples pasillos del edificio, que desde afuera luce el típico color ladrillo conjugado con el beis que predomina en los marcos de portones, ventanas y ventanales, se aprecia que en cada cuarto, pegado en la puerta, hay un mensaje pastoral de motivación: ‘Den gracias al Señor porque él es bueno’, ‘Estén preparados’, ‘Guíame, Señor, por la senda de tus mandatos’, ‘El Señor es justo en todos sus caminos’... Y adentro, pacientes, convalecientes y cientos de seres humanos que luchan por sanarse son atendidos por el equipo profesional.

“La pastoral en salud es nuestro núcleo. Ha sido herencia la atención segura, humana y tecnocientífica”, expone la hermana Victoria Pico, responsable de la estrategia de higiene de manos (lea recuadro) y quien ajusta 25 años ligada a la clínica.

Palermo

El inmueble se edificó con arquitectura neoclásica francesa, con mampostería de carga en ladrillo macizo.

Foto:

Claudia Rubio

Y aunque en sus inicios la institución apareció para atender sobretodo a la clase trabajadora cachaca, la religiosa advierte: “No tenemos distingos de religión ni de estratos con nuestros pacientes”. Unas 190 camas hay disponibles en diferentes unidades, como obstetricia, cuidados intensivos, cuidados especiales, entre otras, y con equipos de vanguardia tecnológica.

Pero los bogotanos no solo recuerdan este lugar por su importancia arquitectónica, sino también porque miles de personas nacieron allí adentro.

“Diría que por lo menos la mitad de los capitalinos nacidos antes de 1990 vieron la luz en la clínica Palermo, ya que desde 1957 se abrió la unidad de obstetricia para atender maternas, y en todos estos años hemos tenido un crecimiento constante, gracias a la aceptación de la ciudadanía”, finaliza el doctor Charria, consciente de que esta decana de la salud debe seguir operando y sorteando el porvenir para nunca dejar de sanar a los capitalinos.

Hablarán sobre higiene y el riesgo de sepsis

Para celebrar sus 70 años de fundación, la clínica Palermo desarrollará hoy el ‘Primer simposio interdisciplinar abordaje integral del paciente séptico’.

Los interesados que no están inscritos pueden seguir la transmisión en vivo a través de la página web www.clinicapalermo.com.co y la fan page oficial de la institución, desde las 9 a. m.

“La sepsis es una infección muy grave que se adquiere dentro o fuera de un centro hospitalario y que puede llevar a la muerte”, indicó la clínica.

Redacción Bogotá
Felipe Motoa Franco ​@felipemotoa

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA