Bogotá

Chorro de Quevedo de Bogotá volvió a funcionar tras 31 años sin agua

Las obras en la pila duraron cinco meses y tuvieron una inversión de 600 millones de pesos. 

Chorro de Quevedo

La plazoleta del Chorro de Quevedo, uno de los sitios más visitados en el centro de Bogotá, estrena imagen.

Foto:

Carlos Ortega / ELTIEMPO

28 de julio 2017 , 10:15 p.m.

El Distrito, a través del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), hizo una inversión de 600 millones de pesos para intervenir el emblemático Chorro de Quevedo, en la localidad de La Candelaria, en el centro de Bogotá.

El alcalde mayor, Enrique Peñalosa, indicó que “la recuperación del Chorro de Quevedo hace parte de la recuperación del centro, que es atracción turística”.
El mandatario también afirmó que los ciudadanos deben tener un sentido de pertenencia con todos los espacios que se están recuperando, para cuidarlos mejor.

Desde los orígenes de la ciudad, la plaza del Chorro de Quevedo ha sido emblemática. En 1538, el conquistador y fundador Gonzalo Jiménez de Quesada estableció un bastión militar allí. Los historiadores han apuntado que también los muiscas usaban este espacio como punto clave para la observación y vigilancia de la Sabana.

Mauricio Uribe, director del IDPC, también se pronunció indicando que en la restauración el Chorro fue sometido a drásticos trabajos en la superficie, ya que tenía serios problemas de accesibilidad, lo que llevó a cambiar por completo el suelo del lugar, para nivelarlo.También se restauró y pintó el muro aledaño y la conocida escultura del malabarista, la cual recibió un tratamiento de protección.

Chorro de Quevedo

Las obras en la pila duraron cinco meses.

Foto:

Carlos Ortega / ELTIEMPO

Desde 1986 no se le hacía una intervención óptima al icónico lugar, en el cual se mejoró la señalización, la iluminación y se sembraron plantas, con apoyo del Jardín Botánico de Bogotá, para incentivar las visitas.

Una de las atracciones que recuperó el Chorro es la reactivación de su fuente de agua, que no funcionaba hace 31 años.

De hecho, este espacio, ubicado en la zona histórica de la ciudad, se consolidó en torno a la fuente de agua, la cual fue instalada en 1832, tras la iniciativa del fraile agustino Francisco Quevedo.

Cabe recordar que el Chorro de Quevedo es un punto de encuentro de universitarios y turistas. De igual forma, es usado por artistas urbanos para sus presentaciones.

“Gracias al esfuerzo de la Administración, convertimos este lugar histórico en un verdadero atractivo turístico”, aseguró ayer el director del Instituto Distrital de Turismo, José Duarte.

Las obras de restauración duraron cinco meses y medio y desde ayer está al servicio de los ciudadanos. Vecinos y dueños de negocios ubicados en el sector se mostraron complacidos con el nuevo aspecto.

BOGOTÁ

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA