Bogotá

Avanzan avalúos para adquirir predios de TransMilenio por la séptima

Se requiere demoler 300 de los 23.000 bienes que hay a lo largo de este corredor vial. 

Carrera Séptima

La plazoleta de comidas de la carrera séptima con calle 51 es requerida, porque ahí iría una estación.

Foto:

Vanessa Perea Bonilla

02 de febrero 2018 , 08:46 p.m.

A finales de diciembre del año pasado, a varios residentes de la carrera séptima les llegó la oferta de compra de su inmueble, por parte de Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), que requiere 300 predios en este corredor vial para realizar una nueva troncal de TransMilenio. 

Catastro Distrital, entidad encargada de hacer los avalúos comerciales de cada uno de los bienes que se verán impactados, afirmó que a la fecha ha realizado 190 avalúos y espera culminar la labor a mediados de este año.

Sin embargo, hay ciudadanos que se han sentido inconformes con los precios que ofrece el IDU por sus predios, y otros a quienes todavía no les han hecho el avalúo comercial tienen incertidumbre por lo que les lleguen a ofrecer por su inmueble.

Por ejemplo, EL TIEMPO ZONA conoció por intermedio de residentes que ya les llegó la oferta de compra de tres edificios ubicados en el sector de la carrera primera entre calles 83 y 84 y cuyos apartamentos son requeridos, aunque no estén sobre la séptima, debido a la necesidad originada por las obras para mejorar la vía a La Calera. Las torres implicadas en la situación son Paseo Bolívar, La Cumbre y Araucaria, donde, además, los dueños de varios apartamentos manifestaron su inconformismo por el valor que fue dispuesto por el avalúo.

Uno de esos casos es el de Julio Enrique Ángel, propietario de un apartamento en el edificio Paseo Bolívar —carrera 1 n.° 83-85—, a quien el 29 de diciembre del año pasado le llegó la oferta de compra de su inmueble por 716’ 781.005 pesos.

En el documento topográfico n.° 47704, dirigido a Ángel y a su esposa, el IDU dice que “la adquisición del bien se realizará mediante el procedimiento de adquisición de inmuebles por enajenación voluntaria y expropiación administrativa, establecido en el capítulo VII y VII de la Ley 388 de 1997”.

En el mismo documento, el IDU argumenta que la oferta que realiza corresponde a 703’113.400 pesos del avalúo comercial del terreno y construcción, y 13’667.605 pesos restantes son por indemnización ante daño emergente.

Para Ángel, el avalúo comercial de su apartamento, realizado por Catastro a finales del año pasado, está por debajo del precio real que él considera merecer, además de estar por debajo del avalúo catastral que tuvo el predio en 2017.

El edificio paseo Bolívar

El edificio paseo Bolívar, ubicado en la carrera primera con calle 83, es requerido para la construcción de la troncal de TransMilenio, a pesar de no estar ubicado sobre la carrera séptima.

Foto:

Vanessa Perea Bonilla

“Cuando el IDU socializó el proyecto nos dijo que el avalúo comercial iba a estar muy por encima del avalúo catastral; por eso nos llevamos una sorpresa cuando nos llegó una oferta de compra menor al avalúo catastral de 2017. Además, el catastral de este año nos bajó considerablemente”, añadió Ángel.

De acuerdo con el impuesto predial unificado de 2017 de este apartamento del edificio Paseo Bolívar, el bien fue avaluado por 738’517.000 pesos; es decir que están recibiendo una oferta de compra por parte del IDU de 21’736.000 pesos por debajo del avalúo catastral.

Además, Ángel reclama que este año, el avalúo catastral le bajó a 550’194.000 pesos, cuando en los años anteriores venía subiendo, puesto que el de 2016 fue de 625’ 767.000 pesos. “Creemos que el avalúo catastral nos bajó este año para que, si hacemos reclamo, nos digan que en realidad la oferta de compra está muy por encima del avalúo del predio”, concluyó Ángel.

Ante esta situación, Claudia Puentes Riaño, directora de Catastro Distrital, afirmó que los avalúos que hace la entidad están bajo la norma y se hacen con base en comparaciones con otros inmuebles de similares características, sobre todo teniendo en cuenta la antigüedad del predio.

“En el caso puntual de los tres edificios, estamos hablando de inmuebles, como en el caso del edificio Paseo Bolívar, que tienen unos 40 años de antigüedad. Estos edificios, así tengan al frente un edificio nuevo, no pueden ser avaluados así”, explicó Claudia Puentes.

Y añadió que entiende que los vecinos que se sienten inconformes quieran encontrar un predio de las mismas características en el sector, por el arraigo que tienen en esta zona, pero caen en el error de comparar los precios con edificios nuevos.

Edificio Casán

La propietaria del edificio Casán se enteró de que su predio es requerido, indagando directamente con el IDU.

Foto:

Vanessa Perea Bonilla

Bienes sin notificación

Miryam Barrera es propietaria del edificio Casán, un predio en el que hay dos apartamentos de 400 metros cuadrados cada uno, ubicado en la carrera 1 n.° 84A–96.

Barrera le afirmó a EL TIEMPO ZONA que se enteró de que su edificio también tiene que ser demolido, indagando directamente con el IDU, tras conocer de un puente que se planea construir en el sector.

“Hace un mes vi en un plano que me mostró el IDU que, efectivamente, en donde está mi edifico va a pasar una vía. Estoy muy preocupada porque en noviembre del año pasado vino Catastro a revisar todo para hacer el avalúo comercial, pero todavía no hemos recibido notificación ni oferta de compra, y las que están llegando son muy bajas”, dijo Barrera.

Otro caso de incertidumbre por la adquisición de predios en la séptima que está realizando el IDU lo protagoniza Carlos Londoño, quien hace tres años le alquiló un parqueadero a la Iglesia anglicana San Pablo, ubicada en la carrera 7.ª con calle 51, para montar una plazoleta de comidas.

Con permiso de la Curaduría n.° 1 de Chapinero, Carlos invirtió junto con dos socios alrededor de 800’000.000 pesos en la adecuación de esta plazoleta de comidas y acordaron con la iglesia un contrato de arrendamiento de mínimo 10 años; pero, tras las socializaciones del IDU, se enteraron de que en el predio iría una estación de TransMilenio.

“Nosotros realizamos la inversión de la adecuación de la plazoleta pensando que empezaríamos a tener ganancias a partir del quinto año, y solo llevamos tres. ¿Quién nos va responder por esa inversión que hicimos? Voy a quedar arruinado si nos hacen derribar todo”, señaló Londoño.

Por su parte, el obispo de la Iglesia anglicana, Francisco Duque, afirmó que no está de acuerdo con la manera como el IDU les comunicó que la iglesia se vería afectada por una estación.

“Solo me llegó una carta a mi despacho en la que se me informaba que necesitaban los documentos y escrituras de la iglesia, porque habíamos entrado en proceso de expropiación. El arriendo del parqueadero es nuestro ingreso, y no hemos enviado esos documentos que nos pidieron porque estamos en contra del proceder del IDU”, dijo el obispo Duque.

VANESSA PEREA BONILLA
EL TIEMPO ZONA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA