Bogotá

La esquina más peligrosa de Egipto ahora es un altar a la Virgen

El mural de tres metros de alto es un lugar sagrado para residentes del barrio. Lo visitan turistas.

Egipto

Flores, estampillas y velas se observan en la parte de abajo del mural. Este es altar de tres metros que han venido construyendo los vecinos y que ha transformado el barrio Egipto.

Foto:

Foto: Natalia Silva

Por: Natalia Silva
27 de octubre 2018 , 11:14 a.m.

“Este altar fue iniciativa de los bandidos del barrio. Nosotros robábamos en el monumento de la Virgen de Guadalupe, vía a Choachí, y una forma que encontramos de arrepentirnos por lo que hacíamos fue haciéndole este altar y encomendando nuestras necesidades a ella”.

El testimonio es de Jaime, alias Calabazo, expandillero y habitante del barrio Egipto.

Él, que ha estado más de tres veces en la cárcel y ha recibido once balazos en sus 40 años de vida, hoy se dedica a ser guía turístico en el sector, una iniciativa del grupo Breaking Borders, del cual es fundador, y que pretende que a través de los graffiti tours se rompan las fronteras invisibles, que crearon las pandillas hace más de 20 años.

El objetivo de esta apuesta es transformar las dinámicas sociales que marcaron la historia del barrio, como la venta de drogas y los atracos.

Egipto es uno de los primeros poblados de Bogotá. Hace 367 años se abrió paso entre los cerros orientales. También ha sido una de las zonas inseguras de la ciudad. Sin embargo, hoy es la casa del mural más grande en honor a la Virgen de Guadalupe que hay en el Distrito, y los habitantes lo convirtieron en altar. Mide, aproximadamente, tres metros de alto y se puede ver desde el parque de los Periodistas, en la carrera 4.ª con av. Jiménez.

En la década de 1990 se colgó por primera vez una imagen religiosa en este lugar, luego de que un grupo de jóvenes muriera en un enfrentamiento con la policía y otras pandillas. Desde ese momento, el muro de una casa esquinera se convirtió en un espacio sagrado y de culto para la comunidad.

En la década de 1990 se colgó por primera vez una imagen religiosa en este lugar, luego de que un grupo de jóvenes muriera en un enfrentamiento con la policía.

Primero, había dos cuadros: uno del Sagrado Corazón y otro de la Virgen de Guadalupe, pero el agua y el sol los deterioraron hasta que un día las imágenes sagradas desaparecieron.

Después, el muro empezó a llenarse de nombres de los caídos –aquellas personas que fallecían en disputas por el territorio–, y fue el momento en el que se declaró un lugar de culto.

A estos muertos, sus amigos y pandillas se los robaban de los centros de velación y los llevaban al altar. Allí, sonaban mariachis en vivo, se hacían tiros al aire en su honor... “Bebíamos incluso hasta tres días para darles su último adiós, como se lo merecían, felices y celebrando”, recuerda Jaime, sonriente.

El altar tiene otra característica, está ubicado en la esquina donde empieza el callejón más peligroso del barrio: San Bruno.

“Aquí –apunta ‘Calabazo’–, se armaban las balaceras y se vendía droga a la lata. Amanecían las personas tiradas en el piso de lo drogadas que estaban y podían pasar incluso cuatro días consumiendo. Era una olla, y la gente subía porque quedaba escondida, pero era central dentro de Bogotá”.

Altar 2

La Santísima recibe todo tipo de peticiones y ofrendas: por ejemplo, un tarro de Choco-Listo acabó convertido en florero, rebosado de cartuchos.

Foto:

Foto: Natalia Silva

En este sitio del centro de la ciudad se movían armas, se vendían, aproximadamente, 600 papeletas de bazuco al día y llegaron a morir hasta 30 personas en un mes.
Ahora, “van 31 meses sin que se vele a ningún caído, hace mucho no tenemos enfrentamientos con las autoridades y ya no se vende droga, ni siquiera para los del barrio”, asegura ‘Calabazo’.

Una de las anécdotas que marcaron a los pandilleros del sector ocurrió hace más de 15 años. Eran épocas de guerra por el territorio y la disputa dejaba víctimas casi todos los días. Una mañana, el monedero del altar se cayó. El estruendo hizo que las personas salieran de la casa. Al salir, “era una redada de una de las bandas que nos querían quitar nuestra parte; la Virgen salvó a varias personas de morir”.

La llegada a este lugar sagrado es un recorrido colorido y único. La avenida Circunvalar con calle 10.ª es la puerta al barrio. La parroquia Nuestra Señora de Egipto es el saludo de bienvenida para los visitantes, seguido de un camino en piedra que, por su inclinación, deja las rodillas cansadas y el cuerpo desalentado. Este callejón es la única entrada y salida del lugar, y es este mismo el que conduce al altar.
Al camino adoquinado lo adornan grafitis pintados en las fachadas que lo bordean.

“Es el más antiguo y más largo de la ciudad, porque llega hasta Choachí”, asegura el guía turístico y expandillero. Añade que es por este motivo que las pandillas se peleaban por controlarlo, para saber quién y qué entraba y salía del barrio.

virgen 2

Por este camino, que asciende a través del barrio Egipto, visitantes y residentes llegan hasta el mural de la Virgen. Allí, se reúnen devotos a encomendar sus peticiones.

Foto:

Foto: Natalia Silva

En la mitad del trayecto y en la parte alta de Egipto, se observa un mural con la imagen de la Virgen pintada en tonos pasteles. De fondo tiene los cerros orientales; un espectáculo para los ojos visitantes, un encuadre que se convierte en una fotografía, una marca de lo popular.

Entre 2011 y 2013 pintaron por primera vez el mural. Allí, plasmaron el rostro del Sagrado Corazón. Pero los vecinos no quedaron satisfechos y se reemplazó por la imagen de la Virgen de Guadalupe. En 2017, la artista argentina conocida como La Wife intervino el mural y esa es la representación que hoy permanece.

Allí, sonaban
mariachis en vivo, se hacían tiros al aire en su honor... bebíamos incluso hasta tres días para darles su último adiós, como se lo merecían, felices y celebrando

La Santísima recibe todo tipo de peticiones y ofrendas: por ejemplo, un tarro de Choco-Listo acabó convertido en florero, rebosado de cartuchos. Niños, jóvenes, señoras e incluso las pandillas que todavía quedan se encomiendan a la patrona del barrio. Allí se ofician misas y se ubica una de las estaciones en Semana Santa.

Con una vista sin igual de la ciudad, en un atardecer entre tonos naranjas y amarillos, se empieza a bajar por el mismo callejón por el que se accede. Entre casas coloridas y tiendas tradicionales, el barrio Egipto acaba su jornada. Los habitantes que suben a sus casas después de un día laboral se detienen a charlar, como excusa para descansar por la tediosa llegada. Las velas en el altar se encienden y los vecinos celebran otro día sin caídos y uno nuevo para transformar su comunidad, gracias a Guadalupe, su patrona.

La apuesta del Distrito para la transformación

La Alcaldía Mayor viene desarrollando proyectos que
buscan la transformación, recuperación social y de la seguridad en el barrio Egipto.
La Secretaría de Integración Social, con apoyo de la alcaldía local de La Candelaria, ha realizado varias jornadas de sensibilización frente al consumo de alucinógenos y sus efectos. Además, es uno de los participantes de la ‘Noche sin miedo’, en la
que se realiza un torneo relámpago de fútbol y presentaciones culturales.


Por su parte, María Teresa Rojas, vocera del circuito Barcú, un recorrido para descubrir La Candelaria desde otras dinámicas sociales, y que se está llevando a cabo del 24 al 29 de octubre, asegura que este proyecto “vincula dos
casas culturales del barrio Egipto e invita a los visitantes a conocerlas, acercando a los ciudadanos a un barrio percibido como prohibido”.

NATALIA SILVA CABRERA
REDACCIÓN BOGOTÁ 
Twitter: @NataliaSilvaCab

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA