Archivo

CANAL DEL DIQUE SERÁ DESCONTAMINADO

El ministro de Transporte, Mauricio Cárdenas, confirmó que el Gobierno Nacional está comprometido con la recuperación del ecosistema del río Magdalena y en especial del Canal del Dique, la Ciénaga de la Virgen y Bocas de Ceniza, sin que se afecte la navegabilidad, porque los dos factores tienen que coincidir con las políticas de desarrollo.

31 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Los recursos más importantes del Ministerio de Transporte serán destinados a la recuperación de la Ciénaga de la Virgen, del Canal del Dique y de los cuerpos de agua cercanos; y de Bocas de Cenizas , explicó.

El ministro Cárdenas; el ministro de Desarrollo, Fernando Araújo y autoridades locales asistieron ayer a una reunión en la Sociedad Portuaria de Cartagena convocada por Canalimpio y a la cual asistieron los principales representantes de las empresas cuya actividad se ve afectada por la contaminación del Canal.

El jefe de la cartera de transporte dijo que para los trabajos de recuperación de este complejo ecosistema su ministerio tiene 10.000 millones de pesos. Insistió en que no puede considerarse como una solución al problema algo que contemple la eliminación de la navegabilidad. Aclaró lo anterior luego de que Canalimpio expusiera una alternativa de descontaminación contemplando la eliminación de la navegación.

Es impensable que las soluciones al problema ambiental de estas importantes arterias supongan el tener que prescindir de la navegación, porque ello implicaría una enorme pérdida para la industria que se mueve alrededor del transporte fluvial por el río Magdalena y el Canal del Dique , sostuvo.

Por su parte, el gerente de Canalimpio, Antonio Pretelt, expuso en la reunión la dimensión del problema de contaminación del Canal que causa sobre la bahía de Cartagena.

Desde la pasada administración del presidente Ernesto Samper, el Gobierno ha anunciado que la solución de este fenómeno es una de sus prioridades, pero al cabo de varias reuniones y anuncios no se ha hecho la primera inversión en firme, toda vez que existen estudios y proyectos de recuperación.

El gerente de Canalimpio dio a conocer ayer cuatro alternativas, de las cuales una contempla la eliminación de la navegabilidad, ya que incluye unas esclusas al inicio del Canal, en Calamar, que impediría el acceso de buques de gran calado. Esta propuesta fue rechazada por el Ministro y demás asistentes, pues no ven con buenos ojos la eliminación de la navegabilidad.

Pretelt dijo que se requiere una inversión de 3.000 millones de pesos, de los que ya las entidades comprometidas con el proceso, a través de Corpomagdalena y Canalimpio han conseguido 2.500 millones de pesos.