Archivo

ARMANDO, POCAS OBRAS Y MUCHAS FIESTAS

Aunque los miembros de la alcaldía consideran que el Concejo ha hecho una buena labor y que ha apoyado la mayoría de proyectos de acuerdo presentados por la administración, los concejales piensan que el alcalde es un genio para la organización de festividades y eventos feriales, pero que le hace falta que haga más gestión en lo que a obras se refiere.

29 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Una parte de los concejales del municipio de Chiquinquirá están seguros que el factor que ha afectado la gestión del alcalde, Armando Burgos Avila, es la falta de presupuesto ya que la ciudad cuenta con un déficit de 2.000 millones de pesos. Tiene un presupuesto de 9.000 millones de pesos en egresos y 7.000 millones de ingresos.

El grupo de concejales que conforman la oposición manifiestan que al alcalde no se le han visto resultados, que le ha faltado tacto para manejar el presupuesto y que es poca la inversión que ha hecho en vías, acueducto, alcantarillado o en combatir el desempleo, problemas más graves que presenta esta municipalidad.

Evalúa el Consejo El alcalde de nuestra ciudad no se preocupa por hacer obras para satisfacer las necesidades básicas de la comunidad, es así como a pesar de que pasadas administraciones consiguieron dineros para efectuar la construcción del puesto de salud del barrio Sucre, aún no se ha concretado la realización de esta obra y tampoco se han ejecutado unos recursos que aportaron el DRI y la CAR, para tratar la problemática de contaminación que representa el río Quindión , dijo Néstor Enrique Rodríguez concejal de Chiquinquirá.

Indicó también que la administración municipal debe reducir el gasto, la burocracia, además de dejar un poco la organización y programación de fiestas y dedicarse más a trabajar por la comunidad que lo eligió.

El concejal Rodríguez aseveró que las pocas obras que ha efectuado esta administración son el Complejo Cultural Rómulo Rozo y el Colegio Agropecuario Marco Fidel Suárez y que en este último hay una problemática de falta de docentes, ya que el municipio no posee recursos económicos para contratarlos y que tendrá que proceder a hacer una reubicación de profesores. Finalmente al momento de darle una calificación a la administración, de uno a diez, le colocó 4.5.

La concejal Rosalba Burgos Castellanos dijo que ha visto que la alcaldía ha promocionado muchos eventos culturales, pero que hace mucha falta que se haga mantenimiento de vías, inversión en el sector salud, en educación y en la solución de los problemas de falta de agua y mala calidad en el servicio de acueducto y alcantarillado.

Agregó que no hay suficiente colaboración y coordinación entre las secretarías de la administración y que el diálogo entre el Consejo y la alcaldía es insuficiente.

Edilberto Quiroga Martínez, presidente del Concejo de Chiquinquirá manifestó que el alcalde se ha interesado por presentar a la corporación un buen número de proyectos encaminados a fortalecer la parte cultural y destacó específicamente el proyecto cultural, deportivo y recreativo Rómulo Rozo.

Quiroga Martínez dijo que el alcalde está muy interesado en que los chiquinquireños recuperen el civismo y la identidad. Anotó que la administración ha trabajado por darle realce y un buen nombre a la ciudad, efectuando eventos como La Feria de Ferias en el mes de Octubre y el Aguinaldo Chiquinquireño que recientemente finalizó.

El presidente del Concejo Municipal expresó que la falta de recursos económicos y el déficit presupuestal que posee la ciudad son los factores que detienen la gestión del alcalde y que le han impedido liderar proyectos de gran envergadura. La calificación que dio el concejal Edilberto Quiroga a la administración fue 8.0.

Héctor Zamir Cabanzo, también concejal, resaltó el hecho de que la alcaldía haya creado el grado sexto en el Liceo Nacional y en el Colegio Mayor, para dar más oportunidad a los alumnos, dijo igualmente que el fuerte del señor alcalde es el sector educativo y le dio una calificación de 9.0.

El líder de la oposición del Concejo de Chiquinquirá, Edgar López Sánchez, dijo que aunque el alcalde de Chiquinquirá, Armando Burgos Avila, tenga muy buenas intenciones, los resultados no se ven por ningún lado.

Indicó además que el alcalde se ha colocado ante la opinión pública como un despilfarrador del presupuesto municipal, ya que ha hecho gastos en cosas que no conllevan a solucionar problemas de la comunidad, y que se ha dedicado a pagar favores políticos, elevando el déficit del municipio en 7 meses, de 1.050 millones de pesos a 2.000 millones. Le dio como calificación un menos cero.

Por su parte el alcalde de la ciudad, Armando Burgos vila, dijo que la alcaldía se siente por el trabajo cumplido hasta la fecha por el Concejo municipal ya que los concejales han entendido que la administración municipal necesita herraminetas trabajar para el desarrollo de la comunidad chiquinquireña.

Indicó que los 70 proyectos de acuerdo que ha radicado la administración en el Concejo, 50 de ellos han sido aprobados, lo que muestra la colaboración de la corporación. Finalmente el lacalde calificó al Concejo Municipal con 8.5.