Archivo

PODA PRESUPUESTAL A VÍA DEL CUSIANA

Para terminar la carretera entre Sogamoso y Aguazul se necesitan más de 25 mil millones de pesos. Sin embargo, el Gobierno Nacional acaba de anunciar que recortará el presupuesto de $2.000 millones que había sido destinado para continuación de esa carretera durante 1999.

22 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

En la última semana, la Veeduría Ciudadana de la carretera del Cusiana, constituida el pasado 24 de octubre, presentó una evaluación de las obras que en esta vía, que comunica a Sogamoso con Yopal, se vienen adelantando.

El informe señala que el tramo El Crucero-Corinto está ejecutado casi en su totalidad, aunque falta el puente sobre la quebrada La Rocha y el viaducto en el paso de Peña de Gallo, el cual tiene un avance aproximado del 40 por ciento de la meta física y no cuenta con recursos garantizados para su total terminación.

Los dos mil millones de pesos que tenía el Instituto Nacional de Vías, Invías, para 1999 van a ser objeto de un recorte presupuestal ordenado por el actual gobierno , anunció Hugo Chaparro, veedor por Cupiagua.

Faltan 13 kilómetros En cuanto tiene que ver con el tramo entre Corinto y Pajarito, la evaluación de los veedores indica que faltan 13 kilómetros por pavimentar y que en esta obra no se avanzará el próximo año por no haberse presupuestado recursos para la vigencia de 1999 en el Invías.

Para dejar totalmente pavimentada la vía de Sogamoso a Aguazul, incluidos los seis puentes faltantes, se requieren recursos por el orden de los 25 mil millones de pesos aproximadamente. En razón a lo expuesto, los interesados en la ejecución de este proyecto han convocado a los gobernadores de Boyacá y Casanare, así como a los parlamentarios, a los diputados y a la ciudadanía en general de los dos departamentos para exigir del Gobierno Nacional sea incluida esta vía como prioritaria dentro del Plan Nacional de Desarrollo y en el Programa de Carreteras para la Paz y se asignen los recursos necesarios para su terminación.

La carretera del Cusiana es una vía trazada desde hace más de 50 años, pero su terminación ha sido imposible por la falta de voluntad polítca, especialmente de la dirigencia boyacense.

En los tramos correspondientes a Casanare la obra avanzó considerablemente durante los útlimos cinco años, pero para los tramos de Boyacá no se han destinado los recursos suficientes.