Archivo

LAS COOPERATIVAS DEL VALLE PIDEN EL DOS POR MIL

Los cooperativistas del Valle le proponen al Gobierno Nacional que los alcances de la emergencia económica se extiendan hasta el sector solidario. Ellos aspiran también al recaudo del dos por mil.

04 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

La idea es constituir un fondo de capitalización con estos recursos. Así se ayudaría a las cooperativas que presenten problemas de liquidez o requieran capitalización. Los socios del fondo serían los mismos aportantes.

El decreto de la emergencia económica desvinculó totalmente al sector solidario, el cual atraviesa por una crisis sistemática aún peor que la del sector financiero tradicional , dice el director de la Asociación de Cooperativas del Valle (Acovalle), Fabio Orejuela.

Así mismo, se espera que a través de un decreto reglamentario las cooperativas asociados al Banco Cooperativo (Bancoop) también sean receptoras del crédito que se desembolsará de los recursos provenientes del dos por mil; a tasas y plazos iguales al de los bancos.

Una parte importante del endeudamiento de las cooperativas con Bancoop se debe a los créditos que se contabilizaron con el propósito de incrementar los aportes de éstas en el Banco. Hoy parte de ese endeudamiento lo constituyen los créditos por la línea Capitalización de Aportes que figuran a su cargo. Estos recursos nunca ingresaron a las cuentas de caja de las cooperativas; sin embargo, las cooperativas sí han tenido que afectar negativamente sus flujos de caja con las cuotas de abono que han cancelado al Bancoop , explica Barberi.

A los cooperativistas de la región les preocupa lo que pueda pasar con esos aportes ahora que el Bancoop se liquidará para entrar a ser parte de un megabanco junto con Coopdesarrollo, Cupocrédito y Coopsibaté.

Acovalle plantea que a lo hora de la liquidación del Bancoop se ajusten las cifras. Barberi señala que se debe cuantificar, por cada cooperativa socia, los créditos por la línea de capitalización que estén tanto vencidos como vigentes y el monto de estos pagarés cruzarlos contablemente con las cuentas de patrimonio.

En el momento del desembolso de estos créditos no hubo movimiento de recursos, simplemente se produjo una transacción contable de notas débito y crédito. En este sentido no es justo que frente a una situación de liquidación del Bancoop, las cooperativas tengan que pagar unos pagarés cuyos recursos en dinero nunca recibieron , señala Barberi.

Con el cruce de cuentas las cooperativas disminuyen sus pasivos, el saldo de la obligación por pagar con el Bancoop y en sus activos el saldo de la inversión en el Banco Cooperativo.

El monto por capitalización de las cooperativas en Bancoop asciende a 85.000 millones de pesos.