Archivo

ATLÁNTICO, DORMIDO EN DERECHOS HUMANOS

En el Atlántico hay violación de los derechos fundamentales y por lo tanto deben preocuparse . La advertencia la hizo ayer el defensor del pueblo, Alfredo Enrique Palencia Molina, luego de suscribir con los alcaldes del Departamento el pacto para que 1999 sea el año de los Derechos Humanos y la Convivencia Pacífica. El acto hizo parte de la celebración de los 50 años de la proclamación de los Derechos Humanos.

11 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

El Defensor dijo que la idea generalizada de que el Atlántico es una zona de paz, porque no hay conflicto armado en su jurisdicción, ha hecho que las autoridades estén dormidas en los laureles en materia de Derechos Humanos.

Explicó que la violación de los Derechos no se hace solo en las confrontaciones armadas, y mostró las cifras de casos del presente año. Con respecto a los grupos más vulnerables destacó a la mujer (108 casos); los que prestan el servicio militar (13); los reclusos (6); tercera edad, estudiantes, desplazados (3); pensionados (2), menores (1); dentro de los grupos vulnerables.

Y en cuanto a los derechos más violados señaló la inobservancia en los procedimientos previstos por la ley (48 casos); torturas (40); trato cruel e inhumano (30); no responder a los términos señalados por la ley (26); irregular cobro de tarifas (23); deficiente prestación de servicios públicos (19); deficiente e inoportuno atención médico-asistencial (16); discriminación (14); y negación de prestación de salud (13 casos).

En cuanto a los funcionarios que con más frecuencia violan derechos fundamnetales, la Defensoría asegura que son los particulares que prestan servicios público (104 casos); autoridades administrativas del orden nacional (71); Policía Nacional (59); Ejército (45); particulares que actúan con la colaboración del Estado (16); Inpec (18); autoridades administrativas del orden municipal (13); y autoridades administrativas del Distrito (10).

La intención Palencia dijo que con el pacto por lo menos se enrumba a los municipios del Atlántico, cosa que no es tan fácil porque a la gente no le gustan las cosas frívolas, sino las cosas violentas, agresivas y que de pronto puedan vender .

Entre las razones del convenio es que cada municipio cree su Comité de Derechos Humanos. Ayer el alcalde de Malambo, Manlio Tejeda, confirmó que ya se había adelantado a ese requerimiento.

Ojalá que los compromisos suscritos no vayan a quedar en el papel , precisó el Defensor.

Con respecto a la poca asistencia al acto convocado por la Defensoría señaló que si de pronto hubiese sido para hablar de recursos económicos, o el tema político, la presencia habría sido masiva. Sin embargo, se mostró confiado en que habrá respuesta positiva en corto tiempo, mediante el trabajo coordinado con los personeros municipales.

Vamos a hacer de los Derechos Humanos una cultura permanente. La idea es que estemos hablando permanentemente de Derechos Humanos para que quede en la conciencia del hombre y en el futuro se convierta en una coraza, que evite cualquier fácil vulneración , anotó.

Por último, el Defensor aseguró que como los municipios son las células primarias de la edificación política de un país, por ende, cualquier edificación de la paz hay que construirla a través de ellos; sobre todo de los alcaldes, como factores determinantes.