Archivo

GOBERNADOR Y ASAMBLEA, EN CONTRAVÍA

El Gobernador de Boyacá, Eduardo Vega Lozano, y los diputados a la Asamblea han estado hablando este año, pero en idiomas distintos.

11 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

De otra manera no se entiende la falta de entendimiento en las relaciones entre las dos partes. Durante todo el año Gobernador y Asamblea han ido cada uno por su lado y cada día son menos los temas en que se muestran de acuerdo. Lo irónico de la situación es que la Asamblea tiene mayorías conservadoras y que esa es precisamente la filiación del Mandatario Seccional.

La aprobación durante las sesiones ordinarias que terminaron ayer de una reforma administrativa que no se parece en nada a la propuesta que les había presentado el Gobernador, es apenas el último ejemplo de la falta de entendimiento.

Como si lo anterior fuera poco, el Gobernador ya anunció que no sancionará, por ilegal e inconveniente, un proyecto de ordenanza aprobado por la Asamblea, mediante el cual le revocó las facultades que ya le habían concedido para contratar un crédito por 17 mil millones de pesos a favor del departamento.

Los diputados deciden En la sesión del jueves la Asamblea de Boyacá terminó y dio el tercer debate a proyectos de ordenanza sobre reforma administrativa y presupuesto para la vigencia de 1999.

En primer lugar, fijó el incremento salarial de los trabajadores del Gobierno Departamental para el próximo año. Los diputados decidieron que secretarios, asesores, gerentes y directores no tendrán ningún incremento salarial a partir del primero de enero. Ya hay opiniones según las cuales esta decisión es abiertamente ilegal y podría ser demandable por cualquiera de los interesados.

Los diputados aprobaron incrementos salariales de cinco por ciento para trabajadores del nivel asesor y directivo; 10 por ciento para los del nivel profesional; y 16 por ciento para los del nivel operativo.

Para los funcionarios de la Contraloría Departamental fue aprobado un incremento general del 16.7 por ciento para 1999 y para los de la Asamblea Departamental, del 16 por ciento ponderado.

La Asamblea también aprobó que a partir del primero de enero del próximo año desaparecerán las secretarías Jurídica, Minas y de Aguas. Estas dos últimas venían siendo manejadas por el Partido Liberal.

Sobre esta decisión, el diputado Henry Albarracín se mostró en desacuerdo, tras señalar que el sector minero es el segundo más importante del departamento y que los municipios siguen padeciendo problemas por falta de agua potable.

Asesores y directivos La Asamblea Departamental, de acuerdo al proyecto que recibió los tres debates, aprobó un recorte de 62 cargos directivos en las diferentes entidades del departamento, cuyas indemnizaciones no costarán ni un peso al fisco por tratarse de cargos de libre nombramiento y remoción, y con lo cual el departamento ahorrará 2.500 millones de pesos en 1.999.

Según la ordenanza aprobada, que solo quedará en firme con la sanción del Gobernador, los asesores del despacho del Mandatario Seccional bajarán de 14 a cinco. El Gobernador tendrá ahora un asesor jurídico adscrito a su despacho.

Así mismo, desaparecerán los cargos de 14 subsecretarios y 15 directores de los Módulos de Atención Provincial. En empresa como la Licorera y la Lotería las subgerencias pasan de siete a dos; y entidades como el ICBA, el Itboy, el Infiboy y el Instituto de Recreación y Deporte quedan con un secretario general, un asesor jurídico y un asesor de control interno.

Las Secretarías de Educación, Obras, Salud y Hacienda quedan con dos subsecretarías. Algunas de ellas tenían hasta cuatro. La Asamblea también ordenó la desaparición de las oficinas de prensa de entidades e institutos descentralizados y la liquidación de la Oficina de Protocolo del Palacio de la Torre. Esas funciones, dijo la Asamblea, deben ser realizadas por la Oficina de Prensa del Gobierno Departamental.

El Gobernador en su proyecto de reforma había propuesto que se acabaran con todas las subsecretarías, pero ese recorte no fue aprobado por los diputados.

Así mismo la Asamblea no aceptó la propuesta del Gobernador para crear una nueva Secretaría de la Mujer y la Familia , según el programa de gobierno por el que votaron los boyacenses en las elecciones de octubre del año pasado.

El presidente de la Asamblea, Pedro Alonso Sanabria, dijo sobre esta reforma que por primera vez en mucho tiempo esa corporación ejerció un real control político sobre la administración departamental y que se desprendió de cualquier prebenda burocrática en favor de los intereses de la comunidad.

Por su parte el Gobernador Vega Lozano dijo que su gobierno espera el juicio correcto por parte de los diputados y que la decisión que ha adoptado la Asamblea se traduzca en beneficio real para los boyacenses.

A pesar de las palabras del Mandatario, algunos observadores creen que es muy posible que esta ordenanza tampoco sea sancionada por el Gobernador, de tal manera que la reforma administrativa podría quedar otra vez embolatada .