Archivo

TRABAJADORES DE SALUD SE TOMARON ARZOBISPADO

A las 8:00 de la mañana del pasado jueves 10 de diciembre, más de 50 trabajadores del sector salud en Boyacá, se tomaron las instalaciones del Arzobispado de Tunja, con el fin de protestar por el incumplimiento del Gobierno Nacional respecto a la nivelación salarial de los últimos diez meses.

11 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

María del Carmen Sánchez, directiva de Anthoc, dijo que la toma pretende presionar para que se dé cumplimiento al decreto 980 reglamentario del 439, que salió el 29 de mayo pasado y que se cumplió en algunos departamentos donde los hospitales y departamentos y Ministerio aportaron para que los trabajadores pudieran nivelarse entre dos y seis meses de salario. El decreto indicaba que la nivelación salarial de los trabajadores de la salud se efectuaría con recursos del departamento y del situado fiscal.

2.560 millones Para solucionar el problema y nivelar a los 6.300 trabajadores de todo el departamento, se requieren 2.560 millones de pesos, cancelando desde junio a diciembre de este año. Esto incluye a miembros de 26 hospitales, la Secretaría de Salud de Boyacá y los puestos y centros de salud municipales.

Con la secretaría de Salud hemos estado tocando puertas, pero ha sido falta de voluntad política del Ministerio de Salud , dijo Carmen Sánchez.

Agregó, hoy estamos aquí en el arzobispado, pero mañana, si no llegamos a un acuerdo las cosas serían diferentes. Sin embargo, confiamos en la buena voluntad de Monseñor Augusto Castro para salir de este problema , advirtió Sánchez.

Al cierre de esta edición Monseñor Castro, una comisión de los trabajadores y el secretario de salud departamental, Armando Velazco Ulloa, se comunicaban con el, Ministro de Salud, Desarrollo Institucional y el Ministerio de Hacienda, con el fin de acordar una disposición presupuestal para llegar a un acuerdo con la comisión.

Entre tanto el secretario de salud Armando Velazco Ulloa, dijo que durante la toma el servicio de atención en los 16 hospitales no tuvo ningún tropiezo