Archivo

POR DECRETO PROHIBEN LA VENTA DE JUGUETES BÉLICOS

La paz comienza por casa. Este concepto se ha esgrimido siempre que se habla del conflicto armado y el desorden social que vive el país, pero el alcalde de Montería, Francisco Burgos De la Espriella, decidió ponerlo en práctica prohibiendo la exhibición, venta y distribución de juguetes bélicos durante la temporada de Navidad.

02 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

El mandatario dijo que los establecimientos comerciales y negocios informales que vendan juguetes bélicos en el Municipio serán sancionados con la cancelación de la licencia de funcionamiento, el decomiso de los artículos y la imposición de multas que podrían hasta los 200 salarios mínimos mensuales.

La medida fue reglamentada por el Alcalde a través del decreto 000313 del 27 de noviembre, en el cual también se prohibe el uso de este tipo de juguetes, de conformidad con la ley 18 de 1990.

Burgos De la Espriella dijo que con este decreto la Administración Municipal espera contribuir de alguna manera a consolidar el proceso de paz que se adelanta. La intención es que desde la infancia, los niños crezcan con los corazones desarmados. Es una tarea pedagógica que comienza desde la casa , puntualizó el mandatario.

El decreto aclara que se entiende por juguetes bélicos todos aquellos objetos, instrumentos o réplicas que muestren cualquier clase de arma de fuego de corto y largo alcance, artillería, blancas, contundentes, arrojadizas, de puño o de corte de guerra como aviones de combate, tanques o barcos.

En Navidad, ningún establecimiento o negocio informal o ambulante de Montería podrá exhibir y comercializar juguetes que le hagan la apología a la violencia , sostuvo Burgos De la Espriella.