Archivo

SANTA MARTA SE QUEDÓ SIN CUERPO DE BOMBEROS

Con la inmovilización de sus vehículos, el sellamiento de la puerta principal del cuartel y repique de sirenas cada tres minutos, el personal administrativo y operativo del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santa Marta, se fue a un cese de actividades indefinidos por el no pago de salarios y demás prestaciones.

02 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

La medida asumida en conjunto por directivos y personal operativo será revocada, en la eventualidad que las entidades comprometidas con el sostenimiento de la institución giren los 220 millones de pesos que se requieren a corto plazo para sanear las deudas que se tienen hasta noviembre de este año.

Estamos ante un hecho insólito, que por la indolencia de algunas entidades del orden oficial hoy nos veamos abocados al cierre de la institución por falta de recursos para el pago de salarios atrasados y combustible para el parque automotor que presta un invaluable servicio a la comunidad samaria , sostuvo el cabo Freddy Mendivil, jefe de Cuartel, quien advirtió que por concepto de salario este año se deben 10 meses, primas, vacaciones e intereses de las cesantías desde 1996.

Además de esta deuda con el personal, se debe más de 150 millones de pesos por concepto de los servicios de luz, teléfonos, Seguro Social, a proveedores y otras como la liquidación a 13 ex bomberos que en vista de la difícil situación económica prefirieron abandonar la Estación.

A criterio del encargado de la parte operativa de la entidad, no se justifica que se reciba un promedio de 1.5 millones de pesos mensuales por concepto de la contribución que se recauda en el impuesto de Industria y Comercio, cantidad que no es suficiente para atender los gastos de sostenimiento y pago de salarios.

El Gobierno Nacional expidió la ley 322 de 1996 o ley del Sistema Nacional de Bomberos, donde se establecen la procedencia de unos recursos para el sostenimiento de estas instituciones en todo el país, pero en lo referente a Santa Marta se dispuso del uno por ciento en el impuesto de Industria y Comercio, que no es suficiente para que la institución sobreviva , subrayó Mendivil.

A su turno Ricardo Chahín Nohra, Comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santa Marta, le reiteró al alcalde encargado Ignacio Arroyave Arango, que la situación de la entidad a su cargo fue puesta en conocimiento del Alcalde titular Jaime Solano Jimeno, en reunión que sostuvieron el pasado 19 de noviembre en la cual participó todo el personal que trabaja por la ciudad.