Archivo

LAS CUENTAS DEL DOS POR MIL SE QUEDARON CORTAS

La polémica contribución del dos por mil adoptada con la Emergencia económica, que ha originado tanto rechazo, no alcanzaría para conseguir los recursos que se están buscando.

09 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Al menos así lo señala el primer análisis del gobierno, que muestra que los trece meses serán un período insuficiente para obtener los 2,5 billones que necesita el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras, Fogafín.

Este estudio se hizo con base en el comportamiento de los retiros bancarios durante las dos primeras semanas de vigencia la medida, es decir, entre el 17 y el 30 de noviembre.

Durante ese período, se recaudaron 43.000 millones de pesos, lo que significa que de mantenerse un flujo similar de operaciones en un mes, el total de recursos obtenidos en ese período sería de 86.000 millones.

Sin embargo, teniendo en cuenta que las transacciones no son uniformes todos los meses, los expertos hicieron un cálculo diferencial, de acuerdo al comportamiento de las operaciones y los cambios que estas muestran dependiendo de la temporada del año.

Los primeros análisis no son los más halagadores, ya que por el contrario los estimativos apuntan a un recaudo total de 1,9 billones de pesos, es decir, 600 mil millones de pesos menos que lo proyectado.

Se demuestra que el cálculo de la efectividad de la medida para generar ingresos que fortalezcan el sector financiero, se hizo de manera improvisado, a pesar de los anuncios en el sentido de que todo se realizó milimétricamente.

Este pronunciamiento genera también mayor incertidumbre, pues hace tan sólo una semana el viceministro técnico de Hacienda, Sergio Clavijo, había sostenido que sería probable conseguir los recursos antes de tiempo, a través de la contribución del dos por mil, y que de ser así, el gobierno estaría dispuesto a estudiar su desmonte antes de tiempo.

Sin embargo, esta puede ser una buena noticia para los defensores de establecer la medida de manera indefinida, que tendrán ahora un nuevo elemento para mantener su solicitud.

Quienes han hecho esta propuesta sostienen que no es oneroso mantener la contribución en el tiempo, siempre y cuando esta no sea del dos por mil sino del uno por mil.

Pese a esos pronunciamientos, la mayoría de los gremios de la producción y los ponentes de la reforma tributaria, como el senador, Luis Guillermo Vélez y el representante, Rafael Amador, se siguen oponiendo rotundamente a la contribución y aseguran que será un duro golpe al bolsillo de los colombianos y contraproducente para las empresas.

Otros funcionarios y organizaciones que analizan la coyuntura económica se han pronunciado en contra de mantener de manera indefinida la medida, por considerar que el país no se encuentra en una de sus mejores épocas.

Sin culpa Ni el Banco de la República ni los organismos de control de entidades financieras tienen culpa en el deterioro que se presenta en el sector y que llevaron al gobierno a decretar la Emergencia económica.

Es más el resultado de una desaceleración de la economía como resultado de una coyuntura internacional adversa y la incertidumbre que trajo el proceso electoral, situaciones que también dispararon las tasas de interés.

El informe explica, por ejemplo, que los hechos de Rusia en agosto del presente año terminaron por generar presiones adicionales sobre la banda cambiaria y por consiguiente sobre las tasas de interés .

Según el gobierno, con tasas de interés entre 25 y 28 puntos por encima de la inflación, una continua reducción en cancelaciones de los créditos y el deterioro en la confianza de los ahorradores, era necesario una actuación inmediata en el corto plazo, para evitar complicaciones mayores por las vías de la contaminación financiera .