Archivo

LA UNIÓN DE ASTRA Y ZENECA, EN PELIGRO

Tom McKillop, designado como futuro presidente ejecutivo del nuevo gigante farmacéutico europeo, AstraZeneca PLC, empezó su carrera en los laboratorios de investigación, que es precisamente el punto débil de la nueva empresa.

10 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

La escasez de nuevos fármacos prometedores fue una razón importante para que Zeneca Group PLC anunciara el miércoles un plan de fusión con la farmacéutica sueca Astra AB, valorado en US$35.000 millones.

Como ex director de investigaciones de Zeneca y actual responsable de su división farmacéutica, McKillop está convencido de que el gran volumen de la empresa será la medicina adecuada para curar la carencia de inventiva en los laboratorios de la compañía.

McKillop, escocés de 55 años, prometió en una entrevista que AstraZeneca se trazaría metas científicas ambiciosas, respaldadas por un presupuesto anual de investigación de US$1.900 millones.

Pero algunos inversionistas creen que los directores de Zeneca y McKillop advirtieron que la luna de miel de AstraZeneca podría verse en peligro. Según fuentes cercanas al asunto, el principal accionista de Astra (el holding sueco Investor AB) rechazó el miércoles por la mañana una oferta de compra hostil por parte de una farmacéutica rival, poco después de anunciarse oficialmente las condiciones de la transacción de AstraZeneca.

Este acuerdo une a dos empresas relativamente buenas, pero hay algunas complicaciones , dijo Paul Clifton, gestor de fondos en Londres de Newton Investment Management Ltd.

Ambas tienen la misma debilidad, la falta de productos en proceso de desarrollo. Y se puede ver que tendrán problemas alrededor del año 2002, cuando el medicamento más vendido de cada empresa pierda su protección de patente , agregó.

Si bien los inversionistas citaron a farmacéuticas como Roche Holdings Ltd. y American Home Products Corp. como posibles interesados en Zeneca, los analistas londinenses advirtieron que podría ser políticamente arriesgado que un depredador extranjero ataque a Zeneca, considerada una pieza clave del sector científico británico. Según los analistas, es más probable que intervengan rivales locales como Glaxo Wellcome PLC y SmithKline Beecham PLC.