Archivo

LA OTRA CARA DE LA INFLACIÓN

Detrás de la menor variación en los precios de los productos de la canasta familiar, están, además de la ayudita del clima y el mejor desempeño de los alimentos, factores recesivos que deprimieron la demanda de bienes y servicios.

07 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Los industriales y comerciantes se lamentaron durante el año por las menores ventas, y la baja demanda fue el principal problema que tenían.

La reducción tan significativa en la demanda, impidió que muchos productores pudieran elevar sus precios.

Por ejemplo el vestuario ha subido este año sólo un siete por ciento y el calzado ha variado un seis por ciento.

También los precios de los artículos de hogar, los muebles y elementos de esparcimiento han variado solo entre un siete y un diez por ciento.

La inflación se frenó a partir del segundo semestre del año, ya incluso, puede alcanzarse la meta del 16 por ciento fijada por el Banco de la República.

Los alimentos han contribuido. En lo que va corrido del año han subido un 15,14 por ciento, por debajo de muchos otros rubros, como salud, educación, transporte y otros gastos.

De acuerdo con las cifras del Dane, la inflación en noviembre fue de 0,17 por ciento, en lo que va corrido del año 15,64 por ciento y en el año completo 16,35 por ciento.

Montería, Medellín y Cúcuta fueron las ciudades donde mayor variación tuvieron los precios en noviembre. Por el contrario, Pasto, Neiva y Villavicencio registraron los menores crecimientos en los precios.

Para los bogotanos la inflación de noviembre se situó en 0,27 por ciento y en lo corrido del año en 15,51 por ciento.

Para el ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, son varios los factores que explican el descenso de la inflación. La actividad económica, pero también las cifras muestran un buen comportamiento de los alimentos.

Recordó el ministro que el primer semestre fue muy alto en inflación porque el Fenómeno de El Niño afectó las cosechas semestrales y esto se tradujo en mayores precios de los alimentos. La Junta del Emisor quedó feliz con la cifra de inflación.