Archivo

VALVERDE ESTÁ FÉLIX

Un nariñense, Félix Valverde Quiñónez, es el responsable de que el Deportivo Pasto esté hoy a las puertas de la Primera A.

08 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Valverde, un tumaqueño de 42 años, que aparenta mayor edad por su contextura física, tiene una amplia hoja de vida: dirigió la Selección Colombia juvenil que fue al suramericano de Chile en 1997 en compañía de Jorge Cruz, con quien también hizo pareja en la Selección Valle. El año pasado ya había estado en la B a cargo del Atlético Buenaventura, de donde llegó a Pasto hace un año.

También fue futbolista. Aprendió al lado de su padre, quien además de jugar al fútbol le enseñó el oficio de la zapatería y a reparar balones. Después llegó a la selección de su pueblo, luego a la de Nariño y finalmente al Deportivo Cali.

Como jugador nunca utilizó el apellido Valverde. Era conocido por Félix Quiñónez, por dos razones: una, como homenaje a su madre, a quien no conoció, y para no confundirse con César Freddy Arce Valverde, que también estaba en el equipo. Después pasó por América, Cúcuta, Quindío y Caldas.

En 1984 se retiró del fútbol y tras una conversación con el médico Gabriel Ochoa Uribe comenzó a formar su carrera de entrenador. Empezó en la escuela de fútbol de su paisano Willington Ortiz, que después formó parte de las inferiores del América. De ahí pasó a la Escuela Nacional del Deporte y a las selecciones vallecaucanas. Valverde dice ser el único técnico que ha ganado todos los títulos nacionales con la selección Valle y con la Primera C.

Casado con Elizabeth Benítez y con dos hijos, Félix Andrés y Paula Andrea, Valverde Quiñónez se define como un hombre serio, creyente, perfeccionista a morir. Tiene una superstición: no le da la mano a nadie antes de un partido.

Se irrita fácilmente y cuando se concentra en el juego se olvida de todo. La única vez que se desconcentró fue en el partido contra Rionegro en la semifinal, cuando se quedó mirando la ola que los hinchas pastusos hacían en las tribunas. Ese día perdió el juego.

Su contrato con Pasto termina el 13 de diciembre, día en el que termina el torneo de la B. En enero viajará a Europa a observar varios equipos en la pretemporada. Aún no se ha sentado a renovar contrato. Incluso dijo que alguien lo llamó para hacerse cargo del Independiente Santa Fe.

Vengo a ser campeón , dijo Valverde antes de hacerse cargo del Deportivo Pasto. Ahora está a 90 minutos de lograrlo.