Archivo

CLIMA AMARGA EL MERCADO CAFETERO

En el período comprendido entre 1998 y 1999, la producción de café caerá en casi 30 por ciento en algunos países. Y es que según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, ya se comienzan a sentir los efectos del mal clima.

23 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

El ejemplo más evidente es Guatemala. Doblegada por el arrasador Huracán Mitch, esta nación verá diminuir su producción hasta un 29 por ciento respecto a la pasada temporada. Es decir, que el volumen se situará en 2,8 millones de saco, de 60 kilogramos cada uno.

El informe Productos Tropicales: Mercados y Comercio Mundial , del organismo estadounidense, agrega que el fenómeno climático, que barrió con varias zonas de América Central a principios de noviembre, también menguará la producción hondureña en casi el 24 por ciento, hasta 2,3 millones de sacos. Y es que según el documento, antes de Mitch se anticipaba un descenso del 10 por ciento en la producción esperada de Honduras. Hoy, se estima que tres cuartos de las plantaciones nacionales fueron afectadas por la tormenta .

Nicaragua y Costa Rica también figuran dentro de la lista de damnificadas.

En México, la situación no variará significativamente. Se proyecta una producción de 4,95 millones de sacos, es decir, casi igual a la de la pasada temporada, aunque 11 por ciento menor a los pronósticos que planteó - en junio- el Departamento de Agricultura.

El desplome respecto a las expectativas de junio se le atribuye al considerable daño causado por inundaciones a lo largo y ancho del Estado de Chiapas, que a todas luces es el mayor productor en México. Otras regiones cafeteras también resintieron el infortunado evento , dijo el estudio.

No obstante lo dramático de las repercusiones en algunas cosechas, existen otros países que empujarán hacia arriba la producción de café a una cifra récord de 106,8 millones de sacos en el período 1998-1999. Ello significa un tres por ciento más del nivel alcanzado entre 1997 y 1998, y un seis por ciento por encima de la cota observada entre 1996 y 1997.

Brasil, de lejos el mayor productor global de café, generará 35,6 millones de sacos, un 51 por ciento más de lo alcanzado la pasada cosecha, que a propósito estuvo por debajo de lo normal.

Colombia, que se sitúa en el segundo lugar, sacará al mercado 12,5 millones de sacos, un cinco por ciento más respecto a al período anterior, mientras que Indonesia, hoy en tercera posición, verá una disminución del seis por ciento en su producción, para situarse en 6,8 millones de sacos.

En total, la producción de café arábiga se situará en 73,4 millones de dólares, 15 por ciento más que entre 1997 y 1998. Además se espera que la producción de robusta toque los 33,4 millones de sacos, 1 por ciento menos que en el período anterior.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos estima un consumo mundial café de 102,6 millones de sacos para 1998/1999, un tres por ciento por debajo de la pasada temporada.

Sobreoferta Según el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Jorge Cárdenas, para el año cafetero 1998/1999 la recuperación de Brasil, así como las mayores cosechas de Colombia, Uganda, Etiopía, Vietnam y México, compensarán las menores producciones de Indonesia, Ecuador, India y Centroamérica. Incluso, se aumentará la producción mundial en 16 por ciento.

Ello significa que el mercado tendría un excedente de producción de 4,5 millones de sacos, hecho que preocupa si se tiene en cuenta que en el año cafetero 1997/98 no sólo existía déficit sino que además había una producción mucho menor de la estimada y aún así el precio se mantuvo en un bajo nivel, como consecuencia de los estimativos anticipados de la cosecha brasileña para el próximo año.