Archivo

INFIVALLE PIDE QUE NO LE COBREN EL DOS POR MIL

El Instituto Financiero para el Desarrollo del Valle (Infivalle) le solicitó al Ministerio de Hacienda y a la Superintendencia Bancaria que lo exonere, así como a los institutos similares de todo el país (Infis) del dos por mil que cobra a las transacciones bancarias, pues en la práctica se convierte en una triple tributación.

08 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

El director de Infivalle, Gustavo Góngora, dijo que es consecuente con que el impuesto se aplique al pago de nómina y de proveedores, pero rechaza que se graven los créditos y las inversiones.

Los Infis, como usuarios del sistema financiero destinarán gran porcentaje de sus recursos al pago de la contribución en desmedro del desarrollo económico y social, pues desde hace 25 años sus utilidades tienen esa destinación exclusiva , dijo Góngora precisó que por cuenta del nuevo gravamen la institución no podrá contar con los 2.226 millones de pesos y que los 2.000 millones de pesos que pensaban invertir en el campo el próximo año corren peligro, así como el subsidio que brinda a los estudiantes más sobresalientes de la región.

Por concepto de retiros, el dos por mil le quitará a Infivalle 1.227,5 millones de pesos; por los traslados 473,6 millones; por inversiones 487,4 millones; por préstamos 32,5 millones y por funcionamiento 5,5 millones.

Para efectos de la identificación plena de aquellas transacciones financieras que se realicen para cubrir gastos de funcionamiento, podría reglamentarse la apertura de cuentas especiales en el sistema financiero a través de los cuales haya de disponerse los recursos para cubrir dichos gastos, garantizándose así el recaudo efectivo de la contribución , propone Góngora.

Problema de muchos El problema no es solo de Infivalle. Se estima que el Idea de Antioquia perderá 1.837 millones el próximo año; a Infinorte de Norte de Santander, el dos por mil le quitará 764,5 millones; a Infider de Risaralda 614,4 millones; a Infihuila 468,6 millones; al Idesan de Santander 344,1 millones; al Indequi del Quindío, 339,3 millones y a Infiboy de Boyacá 94 millones por el impuesto del dos por mil.

Otros Infis más pequeños perderán 1.750 millones de pesos. Estos recursos suman en total 8.439 millones de pesos.

El próximo 16 de diciembre los Infis expondrán el problema ante la Superintendencia Bancaria.