Archivo

CIENTÍFICOS MEJORAN ESPEJOS DIELÉCTRICOS

Varios científicos anunciaron haber marcado un hito en la fabricación de espejos que permiten filtrar luz y que podrían usarse en ventanas que ahorran energía o en el escudo térmico de un transbordador espacial.

07 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Solucionando de manera muy simple y un complejo teorema, un grupo de investigadores propuso modificar la forma en que son fabricados los espejos dieléctricos especiales, para que puedan controlar mejor la luz que pasa a través de ellos.

Los cambios, desarrollados por un equipo del Instituto de Tecnología de Massachusetts, permitirían usar espejos de alta tecnología para cualquier cosa, desde mantener frío una nave espacial hasta reducir el consumo de electricidad.

Los espejos dieléctricos reflejan cierto tipo de luz, dejando pasar otro. Hasta ahora, trabajaban sólo si la luz incidía sobre ellos en un ángulo directo.

Sin embargo, al modificar su conformación, dichos espejos pueden ser usados con todo tipo de incidencia de la luz, según un ensayo publicado en la revista Science.

Ello significa que pueden ser empleados en ventanas, de modo que dejen pasar la luz, pero rechacen fuera los rayos más dañinos y las radiaciones solares infrarrojas que causan calor.

La solución era tan simple que los científicos la pasaron por alto, dijo el autor del estudio, Jonathan Dowling, un científico del Laboratorio de Propulsión de la NASA, en el Instituto de Tecnología de California.

La nueva técnica consiste en cubrir el espejo con capas alternas de materiales simples, lo que le permite procesar la luz desde cualquier direccion.

Complejos teoremas, que asumían una cantidad infinita de capas en la construcción de un espejo dieléctrico, bloquearon la via a estas versiones nuevas, más versátiles.

La solución, que utiliza una cantidad finita de ca pas en el espejo, era tan simple que hizo a los científicos darse una palmada de sorpresa en la cabeza, comentó Dowling.

La capacidad de los espejos dieléctricos para discriminar la luz les hace utilizables en muchas aplicaciones, sealo Dowling.

A la NASA le serviría poder cubrir las ventanas de sus transbordadores espaciales con espejos que permitirían pasar la luz, pero que bloquearían el calor de los rayos infrarrojos y la dañina radiación ultravioleta.

A diferencia de los espejos metálicos tradicionales, que lo reflejan todo, los espejos dieléctricos pueden rechazar el calor.

Los nuevos espejos dieléctricos podrían también ser empleados para ahorrar gastos en el consumo de energía mensual.