Archivo

COMPARTIR HACE HONOR A SU NOMBRE

Queremos que los caleños sepan que la comuna 21, creada el 10 de agosto del año en curso, es diferente al Distrito de Aguablanca, que no la confundan. Aquí trabajamos para que los barrios salgan adelante. Por eso me voy a unir con los comuneros de esta zona de la ciudad , dice Luis Parra, presidente de la Junta de Acción Comunal (Jac) de la urbanización Compartir, que hace parte de la Ciudadela Desepaz. (VER MAPA Y CARACTERISTICAS DEL BARRIO)

15 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Gran parte de las 2.218 familias que viven en Compartir han dado muestras de solidaridad, pero el trabajo para despertar el apoyo y colaboración en favor de la urbanización ha sido arduo.

Una de las demostraciones de que existe unión es observar los arreglos y las decoraciones navideñas. Los habitantes vendieron empanadas y realizaron bingos para comprar los adornos y ganarse los premios prometidos, como comentó Evelio Zúñiga, miembro del comité de una de las cuadras del barrio.

El presidente de la Jac de Compartir, dice que desde el 2 de julio, fecha en la cual él se convirtió en miembro directivo, se ha venido trabajando al interior de las familias ya que encontró que éstas tenían muchos conflictos y había mucha agresión.

Afirma que lo primero que se hizo fue arreglar la casa . Manifestó que el arzobispo de Cali, Isaías Duarte Cancino, ha ayudado mucho con la parte espiritual. Envió misioneros y un diácono, que van de casa en casa, los fines de semana, dando consejos para que el maltrato intrafamiliar y las peleas se terminen.

Agrega que estos misioneros han concientizado a la gente y ahora la comunidad responde a los llamados de la junta comunal y que ya no cierran las puertas cuando se les invita a participar en favor de la urbanización.

También aplicamos las sanciones a los afiliados de la junta comunal que denigren de la comunidad. Se les hace un juicio entre los 1.116 afiliados. No nos oponemos a que cada uno de ellos trabaje por su cuenta con la gente pero no permitimos que hablen mal. Las sanciones consisten en no dejar que realicen ningún tipo de reunión y si reinciden se les despide de la asamblea .

La disciplina y el anhelo de que Compartir sea la mejor se nota en la limpieza de sus calles, zonas verdes y canchas deportivas. Cada uno de los cuatro sectores tiene un cuarto de basuras donde cada familia arroja sus desechos.

Además se cuenta con comités cívicos que tienen que presentar proyectos en favor del barrio. Está el comité de deportes, de aseo, basuras, zonas verdes y ornamentación y seguridad y vigilancia. Está próximo a formarse el de salud.

Cuentan con el apoyo de los bomberos de Cali que prestan un vehículo para atender las emergencias que se presentan después de las 10:00 de la noche.

Parra es un convencido de que la solidaridad se ha ganado en esta urbanización de viviendas de ladrillo y en donde el 80 por ciento de la población son trabajadores de diferentes empresas de la ciudad, el resto, un 20 por ciento, trabaja en forma independiente.

Expresa que aunque la urbanización cuenta con un servicio de transporte público relativamente eficiente, no hay rutas que vayan a la calle 70, a Sameco y que en Compartir existe un buen número de personas que laboran en esa zona.

Espera contar con terrenos para el polideportivo, porque aunque tienen zonas verdes y tres canchas se requiere de espacio amplio para las prácticas deportivas de los niños y jóvenes.

FOTO: Fotos Carlos Ortega.

-El presidente de la Jac de Compartir, Luis Parra, dice que se ha logrado la solidaridad de la comunidad para embellecer este sector que fue creado hace dos años.

-En la urbanización existen canchas pero los jóvenes necesitan de un polideportivo.

Piden centro de salud, sede comunal y más vigilancia En esta urbanización donde antes abundaban las garzas, se requiere de equipamiento comunitario y de mayor vigilancia por parte de la Policía Metropolitana para brindar seguridad a los habitantes.

El presidente de la Junta de Acción Comunal (Jac), Luis Parra, informó que la Fundación Compartir se comprometió a ceder un terreno de 4.000 metros cuadrados para construir el centro comunitario que estará conformado por la iglesia, el centro de salud, la sede de la Jac y guarderías.

Los directivos de la Fundación Compartir, entidad que construyó la urbanización, no ha entregado oficialmente aún los planos del centro comunitario, para que el municipio los apruebe y por eso no se ha podido avanzar en este proyecto. La Fundación dice que tiene que terminar los proyectos de vivienda primero que todo , expresó Parra.

El presidente manifestó que están trabajando fuertemente para que la urbanización tenga un centro de salud ya que solo funciona un puesto, pero los servicios son para los 14 barrios que conforman la comuna 21.

Agregó que aunque cuentan con el servicio de vigilancia, pagado por la misma comunidad, necesitan de más fuerza pública, ahora que fue desmantelada la estación de Policía de la urbanización.

Parra también se refirió a la necesidad de que la Gerencia de Acueducto y Alcantarillado (Acuacali) terminen las obras hidráulicas en la poligonal E y arreglen los sumideros para que las vías no se inunden. Las obras hidráulicas no se hicieron paralelamente a la construcción de las vías .

Respecto a las vías internas de Compartir, varios vecinos se han quejado por lo estrecho de las calles donde no hay espacio sino para un solo vehículo.