Archivo

SIN TIEMPO PARA JUGAR AL PALITO EN BOCA

!Estatua!, era la palabra que se escuchaba hace unas dos décadas en tiempo de Navidad, cuando se jugaba a los aguinaldos y el desafío para ganarle al amigo, era una gran diversión. Hoy, en la época de los cibernautas, gran parte de los niños y jóvenes no los conocen o si en alguna oportunidad se divirtieron con ellos ya no hay tiempo para esta tradición decembrina.

21 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Las apuestas de palito en boca , hablar y no contestar , zapatico robado , dar y no recibir , el tumbis , al sí y al no , no forman parte de las entretenciones de los muchachos en diciembre. Y es que la gente ya no tiene tiempo para los aguinaldos, ahora se recrean con otros juegos el amigo secreto y a endulzar (regalar dulces), que se lleva a cabo principalmente en las oficinas y empresas antes de la Navidad.

Gisela Alejandra Valencia y Marcela Lemos, estudiantes de primer semestre de Ingeniería Industrial, del Icesi, dicen que cuando estaban en bachillerato, en el salón de clase se recochaba con los aguinaldos, cuando les quedaba tiempo. En la Universidad ya no se practica ahora la costumbre es jugar al amigo secreto , expresaron.

En eso coincide Mónica Jiménez, de 26 años, quien trabaja en una Corporación de Ahorro. Ahora es difícil. Cómo apostar a hablar y no contestar. Cómo no se le va a responder a un compañero que solicita un dato .

Es bueno regalar chocolates. Yo jugaba con mi familia cuando era niño , manifestó Andrés Felipe Satizábal, de 24 años, mientras observa la rapidez de su compañero en una sala de maquinitas de un centro comercial de Cali.

Omaira Mesa, una sardina que vive en Terrón Colorado, dijo que desconocía esas apuestas y que en su familia nunca han jugado.

Margarita Trejos de Meza, directora de Proartes, afirmó que los aguinaldos se iniciaban durante las reuniones de las familias.

La gente se mantiene ocupada. Antes se presentaban más oportunidades para jugar, cuando las familias se reunían en las novenas bailables. También era común en los colegios. Los novios competían a hablar y no contestar , era tenaz. Todo ha cambiado, ahora hay otros intereses. Hace poco mi nieta de nueve años me dijo que en el colegio les habían contado sobre esta tradición y le expliqué en qué consistía En el barrio San Antonio, Francisco Arboleda, de 77 años, columnista de la revista El Despertar Vallecaucano, manifestó que la tradición se perdió. Y comienza a recordar. Jugábamos al toque , que consistía en buscar cualquier descuido de la persona con la cual uno ha apostado y darle una palmada en la espalda y cobrar los aguinaldos. En mi época era con todas las de la ley. Se enganchaban los dedos meñiques y se casaban. Era un juramento que hacía uno y tenía que cumplir .

Agregó que los aguinaldos se pagaban con una bandeja de brevas y manjarblanco. También se obsequiaban imágenes del Niño Jesús y de los Reyes Magos, cortes de etamina, una camisa o una corbata. Eran los años 30.

Arboleda dice que sus nietos ya no participan de esta tradición, nunca los ha visto jugar. Las navidades ya no son como antes. Mi mamá siempre me enviaba donde las familias Carvajal, Llano y Gamboa, con platos de brevas, arroz con leche, torta de pastores y una copa vino. Era una costumbre muy bonita, había más amistad y hasta se sabía cómo se llamaba el vecino .

Vía radial.

Y en vísperas del nuevo milenio hay muchos que quieren revivir esta tradición. En Algunos colegios, por ejemplo, desean que la costumbre no se pierda. y los medios de comunicación empiezan a apropiarse de estos juegos.

Los radioescuchas de la emisora de la Policía Metropolitana juegan a los aguinaldos. Retomar la tradición de jugar al sí y al no ha sido todo un éxito dice El teniente Jesús Alberto Díaz, director de la emisora.

La gente está respondiendo y se hace la comunicación con toda una familia, entre las 5:00 de la tarde y las 9:00 de la noche. El público se gana discos compactos y camisetas. Comenzamos con una clave, por ejemplo, que no queremos que en esta Navidad regalemos pólvora. Y luego conversamos con el participante que tiene un minuto para contestar y no dejar que lo enreden para poder ganar los regalos.

Una costumbre que muchos quieren que sobreviva, a pesar del internet, de la llegada del año 2000 y del amigo secreto el juego que despierta expectativas y curiosidad por conocer qué le regalarán. !Palito en boca .

Una tradición pagana La tradición navideña de los aguinaldos es una costumbre pagana que se inició desde los tiempos de San Agustín, cuando se daban regalos entre las familias y los amigos. Luego San Agustín le dio un sentido cristiano mediante la donación de dádivas a las personas más necesitadas.

Posteriormente se extendió a la edad media. Los conquistadores españoles daban ofrendas de oro a las comunidades religiosas para los altares de su país. En Colombia esta costumbre se afianzó desde la época de la colonia.

El sacerdote Jorge Soto, párroco de El Templete, afirma que dar aguinaldo no es una costumbre que nació en la Iglesia Católica sino entre los laicos.

El padre Soto manifestó que aunque no es una tradición religiosa sí tiene nexos con el nacimiento del Niño Dios, el cual está asociado con ofrendas y regalos. Los aguinaldos obligan a ser solidario , dijo el sacerdote.