Archivo

LOS BOMBEROS DE CALI ESTÁN FELICES

Al cerrarse las sesiones extras del Concejo los Bomberos salieron contentos. Cuando recién comenzó a debatirse la posibilidad de crear el impuesto al teléfono para financiar la institución, la Administración Municipal planteó entregarles solo el 35 por ciento de lo recaudado.

19 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Después vino el primer debate del proyecto y el porcentaje se modificó, en la Comisión de Presupuesto se acordó entregarles el 50 por ciento. Pero en el debate final los concejales determinaron elevar ese porcentaje al 60 por ciento.

Esta fecha quedará grabada en la memoria. Esta vez las sirenas de nuestras máquinas no retumbaron para acudir a una emergencia, sino en señal de agradecimiento a una Administración consciente y comprometida con nuestra problemática , dijo el comandante del Cuerpo de Bomberos, Fernando Alvarez.

Con este impuesto que grava también los celulares, los PBX y el servicio de telefax, se espera recoger 5.153 millones de pesos; significa que a los Bomberos les llegará 3.092 millones.

El monto que se recaude por este gravamen nos permite cubrir el 65 por ciento de nuestros gastos de funcionamiento , dijo la directora administrativa de la institución, Patricia Rivera.

Los concejales se mostraron de acuerdo con el impuesto. Ricardo Delima de Acción Cívica Ciudadana también lo apoyó, excepto para el caso de los servicios especiales donde planteó bajar la tarifa de 3.000 a 1.500 pesos, propuesta que no tuvo eco.

El impuesto al teléfono hace parte de los 13 tributos con que la Administración Municipal aspira a recaudar 91.543 millones de pesos para equilibrar el desfase que presenta el presupuesto del próximo año y que se acerca a los 115.000 millones de pesos.

El ponente del proyecto fue el concejal liberal Juan Manuel Rodríguez.