Archivo

ALCALDES

En 1998 hubo elecciones para elegir alcaldes en cuatro municipios del Tolima. Un caso insólito, si se tiene en cuenta que apenas en octubre de 1997 habían sido elegidos. Es decir ni siquiera alcanzaron a cumplir su primer año de gobierno, cuando los habitantes de Espinal, San Luis, Fresno y Coyaima, tuvieron que acudir de nuevo a las urnas para elegir a un nuevo mandatario.

16 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Esta es una situación que se volvió recurrente en nuestros municipios, donde los que finalmente pagan los platos rotos son sus habitantes, pues aparte de los costos económicos que significa realizar unas elecciones, el progreso del municipio se frena, toda vez que hay que empezar de cero.

Pero más allá de los costos económicos, políticos y sociales que representa estar haciendo elecciones a cada rato, en lo que se debe llamar la atención es a los candidatos, a quienes les ha faltado responsabilidad a la hora de poner su nombre a consideración de los electores. Muchos de ellos, por no decir que todos, saben cuando están impedidos para ser alcaldes en caso de resultar elegidos. Pero se hacen los de la vista gorda o desconocen por completo el régimen de inhabilidades. A ese aspecto agreguémosle la falta de compromiso con el municipio de algunos de ellos. Que se hacen elegir sin estar debidamente preparados para asumir el cargo. En la actualidad existen rumores de varios alcaldes que quieren seguirle los pasos al ex alcalde Cuéllar del Espinal, quien renunció a los ocho meses de haber sido elegido. Consideramos que es hora de ser más serios con los municipios.