Archivo

TRES FINALISTAS PARA SUPERPUERTO EN EE.UU.

Dos de las mayores compañías de embarque de contenedores del mundo, Sea-Land Service Inc. y Maersk Inc., dijeron haber seleccionado a tres finalistas en su búsqueda de un sitio para construir un superpuerto en la costa oriental de Estados Unidos, con capacidad para manejar enormes volúmenes de cargamento.

11 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Ambas compañías dijeron que habían reducido la lista de candidatos a Halifax, Nueva Scotia; Nueva York/Nueva Jersey; y Baltimore, y que intentarán reducirla todavía más en el futuro. Sin embargo, reconocieron que el resultado final podría consistir de más de un puerto en la región del nordeste.

Sea-Land, filial de CSX Corp., con sede en Richmond, Virginia., y Maersk, una subsidiaria de A.P. Moller Group, en Copenhague, Dinamarca, llevan meses tratando de persuadir a diversos puertos para que presenten sus mejores propuestas sobre cómo crearían esta gran terminal.

Las compañías de embarque han estado buscando garantías en todo, desde la profundidad del agua y el espacio para el anclaje, hasta infraestructura de deslizamiento, y acceso a carriles para trasladar la carga. Un requisito importante ha sido la profundidad de los canales de embarque y las estaciones de anclaje para abastecer una nueva generación de embarcaciones más grandes que usan rutas de comercio importantes en todo el mundo. Las firmas navieras han intentado usar menos los puertos para reducir los costos, porque el sector está bajo grandes presiones a causa de la depresión de las economías asiáticas y la reducción de los márgenes de ganancia.

Las ganancias están mermando, y tienen que reducir costos , dijo Leo Donovan, vicepresidente de Booz Allen & Hamilton Inc., firma de consultoría en McLean, Virginia. Esto es un gran paso en esa dirección .

Al anunciar los finalistas, las compañías dijeron que eliminaron a Norfolk, Virginia, y a Quonset Point, Rhode Island. Dijeron que Norfolk no estaba dispuesto a permitir que Maersk y Sea-Land operaran su propia instalación y que los costos eran demasiado altos. Las compañías citaron cuestiones de tiempo, costo y medio ambiente para eliminar a Quonset. J. Robert Bray, director ejecutivo de la Autoridad Portuaria de Virginia, dijo que estar decepcionado por la decisión, pero que Norfolk prefiere operar sus propios servicios para obtener ganancias con que apoyar las emisiones de bonos.

No se pudo establecer contacto con representantes de QBD Intermodal, Inc., que presentaron una propuesta a Maersk y a Sea-Land por cuenta de Quonset Point, para que hicieran comentarios.