Archivo

CONTROVERSIA

La política de no alabar funcionarios me la enseño la mesa de redacción de este semanario. Su argumento es válido, sus funciones los obligan y no es un favor que hagan las cosas bien, ademas la plata es del estado. Pero en el caso que voy a tratar me apartaré de ese concepto y creo tener suficientes argumentos.

15 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Estamos en épocas de balances y en el campo deportivo se acerca la elección del deportista del año de Acord Meta. En esa designación se premia al dirigente del año y para esa categoría propone al actual Gobernador Alan Jara por las siguientes razones: _En toda la historia del departamento, previas averiguaciones, nunca se había montado toda una estructura en lo referente al trabajo deportivo en las bases y en los competitivos.

_Es el mejor año deportivo en eventos, resultados y vida deportiva de nuestro departamento.

_Nunca el departamento había destinado tal cantidad de recursos para una vigencia como los que quedan aprobados par el año 99.

_Ni siquiera para los juegos nacionales se planificó un trabajo como el que se está haciendo con miras al 2000.

_Muchos de nuestros deportistas no volvieron a los eventos nacionales por física falta de recursos. Más de cien millones se gastó la gobernación en apoyo a los desplazamientos de deportistas.

_Las ligas se atrevieron a pedir varios eventos nacionales por el apoyo que les garantizaban. Casos como el tenis de mesa, el fútsal, el ciclismo y el fútbol son los ejemplos.

Si es cierto que es su obligación como gobernante pero también es cierto que los anteriores brillaron por su ausencia y no había la crisis que se tiene ahora en lo económico.

El convenio cubano despertó ligas y deportistas que se habían perdido en el concierto nacional y le devolvió el entusiasmo a los consagrados en la actividad deportiva.

La creación del Idermeta no es solo mérito suyo, pero la jalonó desde su época de diputado y no lo ubicó como otra burocracia.

Mucho trabajo tendrá su subalterno Neira para ponerlo a funcionar totalmente pero hasta el momento ha cumplido.

La idea de volver a los juegos nacionales a ganar y no a competir solamente no es una carreta, los cuadros de trabajo de los cubanos son una prueba indiscutible de que el trabajo hacia ese objetivo ya comenzó.

Se que causará controversia, pero esta propuesta se consultó con deportistas, dirigentes y colegas.

No puede quedar señalado uno porque tiene un cargo público para no competir en franca lid por una distinción que afortunadamente este año tiene varios candidatos con sobrados méritos.